Hoy es 17 de abril y se habla de FÚTBOL SALA PRIMERA DIVISIÓN LNFS JIMBEE CARTAGENA DUDA

economía

La Región pierde más de 160 oficinas bancarias en apenas cinco años

9/11/2020 - 

MURCIA. La progresiva concentración del sector bancario en España ha traído consigo una considerable reducción de las oficinas existentes en la Región de Murcia, que en apenas cinco años ha perdido 162 oficinas, casi un 24% de las existentes a 31 de marzo de 2015, según datos del Banco de España. Todo ello en un periodo de profunda transformación del sector con desapariciones de entidades, como el Banco Mare Nostrum, que englobó a varias cajas de ahorro, entre ellas Caja Murcia. Se espera además que ese número descienda todavía más en 2021 con la fusión prevista entre CaixaBank y Bankia.

Unos datos que se hacen todavía más llamativos si se amplía el foco. Atendiendo al conjunto de España, el número de oficinas bancarias se situó en 23.340 al cierre de junio de este 2020, lo que supone una reducción del 49% frente las 45.662 oficinas que había a finales de 2008, según la última actualización del Banco de España. El ajuste en dicho periodo ha sido mayor en Cataluña (-61%), la Comunidad Valenciana (-55%) y en la Comunidad de Madrid (-52%).

En los seis primeros meses de 2020, el total de oficinas se redujo en 485. Es un ritmo menor que en años anteriores, pues a lo largo de todo 2019 desaparecieron 1986 oficinas (603 en el primer semestre. En cualquier caso, cabe esperar una próxima aceleración en la reducción de oficinas, teniendo en cuenta que la pandemia del coronavirus ha impulsado el uso de canales digitales y que, según datos del tercer trimestre ofrecidos la semana pasada por los mayores bancos del país, solo Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell han suprimido 769 oficinas en España entre enero y septiembre. La progresiva disminución de oficinas responde a la necesidad de la banca tradicional de ajustar su modelo de negocio como consecuencia de la digitalización y la utilización de los canales online para prestar servicios financieros.

Asimismo, desde 2008 han tenido lugar numerosas fusiones entre entidades, lo que genera duplicidades de sucursales y motiva el ajuste de sus redes. En esta línea, los datos del Banco de España muestran que el número de entidades de depósito que operan en España ha descendido desde las 285 entidades que había a finales de 2008 a las 192 contabilizadas al cierre de junio.

El Banco de España destaca que, pese a este importante recorte de la red española de oficinas, España todavía se encuentra muy por encima de la media de la zona euro (y de países del entorno como Italia, Portugal, Francia, Grecia y Alemania) si se compara el número de oficinas por cada 100.000 adultos. Así, al cierre de 2019 esta tasa era de aproximadamente 50 oficinas por cada 100.000 adultos, frente a 22 oficinas en la zona euro.

En su última publicación del Portal del Cliente Bancario, el supervisor bancario valora que la digitalización de la banca permite a las entidades acceder a más población sin necesidad de tener una red amplia de oficinas, establecer relaciones de negocio de forma fácil con personas que no estaban previamente bancarizadas y tener presencia en aquellos lugares donde no hay oficinas ni agentes comerciales. Sin embargo, el Banco de España reconoce que la sociedad debe evitar la exclusión financiera de aquellas personas con dificultades para acceder a los canales digitales y establecer los mecanismos adecuados para reducir al máximo los posibles riesgos tecnológicos derivados de la transformación digital.


Noticias relacionadas

next