Hoy es 12 de julio

the natural fruit company

La murciana Bollo (TNFC) confía en el cliente asiático para crecer mientras explora nuevos mercados

6/02/2024 - 

MURCIA. Bollo Natural Fruit, el holding murciano anteriormente conocido como The Natural Fruit Company, prevé seguir en tendencia ascendente durante 2024 y reforzar su presencia en Asia, así como expandirse hacia nuevos mercados como India, Indonesia, Brasil Canadá, Estados Unidos y Oriente Medio.

Tal y como ya confirmó a Murcia Plaza, Bollo Natural Fruit elevó su facturación durante el 2022 hasta los 500 millones de euros en total, una cifra que se alcanza al sumar las ventas de sus ocho compañías integrantes. La última incorporación y la más destacada es la de Bollo, la empresa valenciana que ahora da nombre a todo el holding.

En estos momentos cuenta con producciones en 15 países de origen y a comercializar en más de 50 destinos comerciales, incluyendo Asia y Oriente Medio. En total, suma alrededor de 10.000 hectáreas propias y controladas, de las cuales 1.800 son de cultivo propio repartidas principalmente entre la Comunidad Valencia, Región de Murcia y Andalucía. 

Con un volumen de comercialización aproximado de 500.000 toneladas, esta firma con sede principal en la Comunidad murciana ha alcanzado el top 3 de las mayores empresas de España en producción agrícola. Con el objetivo de seguir ampliando esta cifra, Bollo estará presente en la próxima Fruit Logistica, la feria internacional de referencia del mercado de productos frescos, que tiene lugar en el pabellón de conferencias Messe Berlin, donde presentará su Memoria de Sostenibilidad 2023.

Primeras frutas comercializadas neutras en carbono

La compañía ha conseguido comercializar las primeras frutas del mercado neutras en CO2, siendo capaz de absorber el 99% de sus emisiones de carbono en todas sus operaciones, gracias al incremento en el consumo de energías con Garantía de Origen Renovable y el autoconsumo eléctrico -ampliado el consumo de energías limpias hasta el 50%-, la agricultura regenerativa y bioinclusiva, el cultivo ecológico y medidas concretas que impactan en la eficiencia energética de las plantas de envasado. 

Esta distinción certifica, por tanto, que la huella de carbono emitida, además de haberse reducido en un 90% respecto a la medición anterior, se compensa con el apoyo económico a proyectos de regeneración en áreas desprotegidas del hemisferio sur, necesarios para el planeta.  

La empresa hortofrutícola tiene un compromiso firme para llegar a 2030 con una reducción total de las emisiones Gas de Efecto Invernadero (GEI) y convertir en Net Zero los cítricos que cultiva y comercializa.

“Ofrecer al cliente un producto fresco, sano y seguro es nuestro principal objetivo y si, además, con ello podemos contribuir a la mejora de nuestro planeta, conseguimos muy satisfactoriamente nuestro objetivo final”, asegura Antonio Alarcón, CEO de Bollo Natural Fruit.

Bollo Natural Fruit ha adoptado un modelo de agricultura pionera que respeta, protege y fomenta la biodiversidad. La agricultura bioinclusiva ha visto la luz en Sevilla, en su Finca ‘El Cerro’, en Carmona, donde se cultivan 250 hectáreas de naranjos y mandarinos. El desarrollo de este modelo de cultivo significa otro de los ejes de trabajo más importantes para la compañía, además de un punto inflexión hacia una agricultura respetuosa con el hábitat y las especies autóctonas, donde las técnicas agronómicas van de la mano del cuidado, la regeneración y la conservación de la fauna y flora, así como de la reducción del consumo de recursos hídricos, energéticos y fitosanitarios.

Bollo Natural Fruit ha expandido este método a gran parte de sus cultivos y con ellos hará crecer el actual marco de 26 fincas propias y controladas, que suponen más de 1.000 hectáreas bioinclusivas. Este plan de conversión impulsará durante los próximos años la recuperación de los ecosistemas autóctonos.
Gracias a ello, la empresa ha ayudado a conservar un total de 130 especies de animales identificadas por el equipo técnico, a reducir hasta en un 70% el número de tratamientos, gracias al equilibrio generado por la fauna que convive con los cultivos, y se han creado un total de 13.000 m2 de corredores verdes, debido a la recuperación de lindes y riberas. Además, cabe mencionar la distinción propia que ha diseñado Bollo Natural Fruit, PROOF (por sus siglas en inglés, Protection and Recovery of Originl Fauna) que certifica la correcta implementación de las técnicas de agricultura regenerativa.

“Nuestra finca ‘El Cerro’ de Sevilla supone un paso al frente, con respecto a las prácticas agronómicas usuales en el sector, siendo referentes en agricultura regenerativa y en el respeto a la diversidad, ya que todo lo que trabajamos ahí va supeditado a las necesidades del ecosistema que rodea a nuestros cultivos”, añade Teresa González, directora de Sostenibilidad de Bollo Natural Fruit.

Reducción de recursos hídricos

La compañía hortofrutícola ha desplegado un Plan de Eficiencia Hídrica para trabajar a través de él y a partir de la medición y optimización de la Huella Hídrica, un indicador que mide el uso y la contaminación directa e indirecta del agua, según los metros cúbicos consumidos por cada unidad de cultivo. Con estas prácticas, Bollo Natural Fruit busca satisfacer las necesidades nutritivas de los cultivos y mantener las propiedades de las frutas, incrementando a la vez en un 5% la eficiencia hídrica de cara a 2028. En otras palabras: “Aprovechar cada gota es un reto que hemos afrontado desde siempre, pero, en especial, ahora ante la crítica situación de sequía que vive nuestro país. Desde Bollo Natural Fruit, aplicamos medidas para intentar no desperdiciar ni una gota, como la implantación de sistemas de recogida de agua de lluvia y tanques de tormentas”, explica González.

En este segundo año de medición del 100% de fincas propias en España, la empresa hortofrutícola ha conseguido reducir hasta en un 15% el consumo de agua por tonelada de fruta producida en un año. Además, la empresa cuenta con más de 1.400 hectáreas certificadas en SPRING (por sus siglas en inglés, Programa Sostenible de Riego y Uso de Aguas Subterráneas, que avala a productores y comerciantes en la gestión legal, eficiente y responsable del agua que usan para el riego) y más de 20 sondas capacitivas instaladas (que permiten medir la humedad del subsuelo y las raíces y aplicar precisión en los sistemas de riego).

Noticias relacionadas

next