Hoy es 18 de julio

aumente el optimismo pese a la geopolítica y los tipos de interés

La economía regional demuestra su resiliencia y resiste mejor de lo esperado ante las amenazas

30/01/2024 - 

MURCIA. Pese a las tensiones vividas por la economía mundial, la Región de Murcia ha sido capaz de capear la tormenta y seguir a flote con un impacto más moderado. Esta es la principal conclusión que se extrae del Barómetro número 34 realizado por el Colegio de Economistas, donde se registra la situación actual de la Comunidad y se muestran las expectativas de los colegiados para el año 2024.

 Pese al buen desempeño de la empresa murciana, lo cierto es que las perspectivas más recientes de la economía española siguen marcadas por una enorme incertidumbre, que se materializa en importantes tensiones geopolíticas, importantes subidas en los precios de las materias primas, en el mantenimiento de las condiciones monetarias restrictivas y en la previsible retirada de los estímulos fiscales. Todos estos factores justifican la desaceleración prevista en 2024 tras los intensos crecimientos del bienio posterior a la pandemia.

Así, lo cierto es que la mitad de los economistas encuestados consideran que la situación económica de la Región empeorará, frente a un 40% que considera que se mantendrá estable y un 10% que se muestra más optimista. Así, muestra una puntuación de 2,55 sobre 5 en relación a los próximos seis meses, superando así al 2,37 de España pero por debajo del 2,75 de la Unión Europea.

"Tenemos que hablar de que estamos mal porque la situación no es buena y el balance es desfavorable. No obstante, hay que reconocer que se han encontrado pequeñas mejoras, aunque son aumentos en márgenes muy estrechos", explicaba el decano del Colegio de Economistas, Ramón Madrid, durante la presentación del Barómetro.

El descenso en el consumo lastra la economía

Cabe resaltar que son las familias las que más están sufriendo las inclemencias de los mercados, pues se sigue registrando un notorio descenso en el consumo que actúa como lastre de la economía regional. Así, el 54% de los encuestados consideran que este disminuirá frente al 4,4% que apuesta por su repunte, mientras que el 41,6% restante espera que se mantenga sin cambios.

En cualquier caso, la situación económico-financiera actual de las empresas frena la caída iniciada en 2022, aunque más de la mitad de los encuestados espera que el consumo de las familias caiga en el primer semestre de 2024. También se observa una nueva subida en la confianza del economista, recuperando los valores positivos y consolidando su recuperación en el último año.

"Nos movemos en un escenario muy complejo porque cada día nos levantamos con una noticia que enturbia la situación de la economía regional. La caída en las expectativas que se había iniciado por la inflación, los tipos de interés y la inestabilidad geopolítica no ha tenido unos efectos tan dañinos como se preveía", añadía José Carlos Sánchez, director del Barómetro.

Noticias relacionadas

next