Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

24 millones de euros

La Región se come la mitad del presupuesto para obras de emergencia por la DANA

4/11/2019 - 

MURCIA. La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) se ha gastado 46,6 millones de euros en las obras de emergencia para restaurar los cauces y reparar infraestructuras tras la gota fría que afectó a la cuenca del Segura el pasado mes de septiembre y que se prevé que estén acabadas a finales de año o a principios de 2020. Más de la mitad de ese dinero se ha invertido en la Región de Murcia, a la que la CHS ha dedicado 24 millones de euros. 17 millones han ido para Alicante, 3,3 para la zona de Almería y 1,4 para Albacete.

Los trabajos consistirán en la estabilización de las motas del río Segura y la adecuación del cauce a su estado previo, la recuperación de la capacidad hidráulica de las ramblas, actuaciones en los canales del postrasvase Tajo-Segura que se vieron seriamente dañados por las lluvias torrenciales y la reparación en las presas de Santomera, Ojós, La Cierva y La Pedrera, según han informado fuentes del organismo de cuenca.

El presidente de la CHS, Mario Urrea, visitó los trabajos de una de las obras en marcha, la reparación del canal del postrasvase Tajo-Segura en Los Valientes y Campotéjar (Molina de Segura), dañado durante el episodio de lluvias torrenciales.

La intervención, iniciada al finalizar las lluvias, ya ha permitido restaurar de forma provisional la circulación de las aguas mediante un baipás, y ahora se trabaja en la recuperación definitiva de la infraestructura.

Además de estas obras, el organismo de cuenca está estudiando la viabilidad social y económica de una serie de actuaciones contempladas en el Plan de Defensa contra Avenidas y aún no ejecutadas en Murcia y Alicante.

El objetivo es evitar que la puesta en marcha futura de estas mejoras "no sirva sólo como solución para una zona concreta y traslade el problema aguas abajo", han informado las mismas fuentes.

Estudios de la politécnicas para mitigar los efectos

Finalmente, la CHS está trabajando en dos estudios con las universidades politécnicas de Valencia y de Cartagena para analizar el comportamiento del río Segura en el tramo final, comprendido entre Murcia y la desembocadura en Guardamar, y de los cauces en el Campo de Cartagena, por otro, y cómo se podrían mitigar los efectos de las lluvias torrenciales y de los aumentos de caudal que éstas llevan asociadas.

"Los resultados de estos estudios permitirán mejorar el funcionamiento de las actuales obras de defensa o proponer nuevas intervenciones", señalan desde el organismo de cuenca.

Noticias relacionadas

next