Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

caso de éxito

La cartagenera Drónica da el salto internacional a Centroamérica, Japón y Reino Unido

23/02/2020 - 

MURCIA. Las nuevas tecnologías han permitido avances hasta ahora inimaginables. Y los drones son un ejemplo de ello. Pedro García, director de la empresa cartagenera Drónica, empezó a ver la importancia de los drones y explorar con ellos lugares a los que una persona físicamente no tiene acceso. “Trabajamos la digitalización con drones desde todos los puntos de vista, tanto desde el aire como de la tierra”, señala, “y los resultados pueden plasmarse tanto en 2D como en 3D, dependiendo del proyecto”, explica el cofundador de la firma en el foro ‘Emprender con éxito en el sector agroalimentario’, celebrado en Murcia.

La empresa con sede en Cartagena ha dado su salto internacional y ha participado en proyectos tanto en Centroamérica como Japón y Reino Unido.

Uno de los proyectos más importantes para Drónica ha sido el 'gemelo digital', también conocido como modelo BIM (ingeniería de proyectos industriales), iniciado en 2017 con Idea Ingeniería. El objetivo era digitalizar varias plantas de la empresa ILBOC en Cartagena, que produce el 50% de los lubricantes que se consumen en Europa, con el fin de conseguir la réplica en 3D. Comenzaron con la planta de almacenamiento en una primera fase y en la segunda, la más importante y la más ambiciosa, quedará digitalizada la planta de producción.

Pedro García, cofundador de DrónicaEn 2019 consiguieron una conexión entre digitalización y modelado la cual irá desde la planta de almacenamiento a los muelles de carga de puerto de Escombreras. Por tanto, este proyecto de gemelo digital permite plasmar en 3D cualquier estructura. “Todavía se siguen desarrollando nuevas aplicaciones de este modelo BIM o gemelo digital”.

Drónica utiliza una tecnología que permite conocer el estado de las instalaciones en lugares inaccesibles, lo que permite diversas mejoras, entre ellas el mantenimiento, la necesidad de obras nuevas y la gestión documental de la información extraída.

Esta empresa empezó utilizando drones en 2016, sobre todo para realizar inspecciones y levantamientos topográficos. El dron, que vuela a una altura máxima de 120 metros, captura imágenes y, posteriormente, a través de un software específico consiguen generar una nube de puntos. Cada punto indica una coordenada GPS y se puede complementar con los pixeles de las fotografías tomadas, así “obtienen más datos y por lo tanto esa información es mucho más valiosa y más rápida”, destaca García.

Además, en el caso del interior de un edificio o una planta industrial utilizan el láser escáner. Con este aparato se consigue una mayor precisión en la captura de coordenadas, y permite capturar los datos por milímetros mientras que en el dron es por centímetros.

Fruto de sus resultados han sido los premios que han ido ganando a lo largo de su trayectoria. Entre ellos destacan el Premio Emprendedor del Año 2017, del Info, y otro de la Asociación de Empresas de Sociedades Laborales, Amusal, además de otros galardones por la innovación que “al final es lo que te motiva también, el reconocimiento en tu trabajo”.
 

Noticias relacionadas

next