EL RINCÓN DEL PACIENTE / OPINIÓN

La artrosis

8/04/2021 - 

MURCIA. La artrosis es una afección muy común en personas de edad avanzada. Es la condición mas frecuente en reumatología y es quizá el origen de mayor porcentaje de consultas en atención primaria. Afecta hasta a un 16% de la población y tiene fuerte impacto sobre la calidad de vida, la autonomía de una persona y su independencia.

En la artrosis se produce un sumatorio de lesiones que actúan y aparecen de forma lenta, degenerativa, progresiva, de articulaciones sobre todo y con gran diferencia rodillas, caderas, articulaciones de las manos, columna cervical y columna lumbar.

Las lesiones producen dolor, aumento de sensibilidad, limitación articular, rigidez, crepitación, derrame articular...

"a las mujeres les afecta antes (a partir de 45 años), con la caída de estrógenos en la menopausia"

 Inicialmente insidioso, es lento, como cierto dolor al caminar o haciendo movimientos según la articulación afectada. Va progresando con el tiempo a llegar en muchos casos a la desestructuración, destrucción articular y pérdida de funcionalidad de ésta.

Patogenia (origen)

Es el resultado de alteraciones moleculares como defectos o anomalías en reparación ósea, alteraciones del metabolismo del cartílago y efecto del sobreuso o mal uso de las articulaciones, la edad, el peso... Se va produciendo una remodelación ósea a los huesos le salen excrecencias o "picos", se produce pérdida asimétrica del espacio interarticular, pinzamientos, pérdida de cartílago a veces tanto, que los huesos friccionan entre sí, esclerosis del hueso subcondral (el hueso bajo el cartílago intenta reforzar la articulación y pierde su estructura trabecular normal dando un hueso rígido, "apelmazado", no funcional y más fácil de romperse).

Algunas veces las excrecencias óseas producto de la remodelación adquieren tamaño mayor, se rompen y se quedan dentro de la articulación "ratón articular". Esto producirá obviamente "bloqueos" en el movimiento articular. Importante limitación.

En estos esquemas observamos cómo se remodela el hueso, el gran pinzamiento con total pérdida del espacio interarticular, la pérdida de cartílago primero en islotes ("geodas") y finamente completa...

Existen factores no modificables como la heredabilidad , que aquí es muy grande. Hay más de veinte genes implicados en el desarrollo de la artrosis. Hay una predisposición genética a la producción de daño, teniendo en cuenta remodelación y alteración metabólica del cartílago.

La presencia de ciertos defectos de alineación como el "varo" y el "valgo" (piernas en "0" o, en "X"), excesivo uso de una articulación o mal uso, ciertas "malas" actitudes posturales o del caminar, el sobrepeso (cuadruplica el riesgo de artrosis y complicaciones derivadas), ciertas enfermedades como la hiperlaxitud articular del Sd de Marfan o Ehlers Danlos influirán también y mucho en el desarrollo de la artrosis.

Afecta igual a mujeres y hombres, pero a ellas les afecta antes (a partir de 45 años), con la caída de estrógenos en la menopausia. La media de inicio en hombres es 55-60 años.

En las mujeres, afecta más a rodillas y manos ("la rizartrosis" o artrosis del pulgar, del primer metacarpiano con el carpo), o las pequeñas articulaciones de los dedos (interfalángicas proximales y distales). En hombres, afecta más a la cadera.

Clínica (sintomatología)

Ya se ha comentado antes. De forma lenta e insidiosa dolor, inicialmente con determinadas acciones que involucran a la articulación afecta. Desaparece con el reposo. Junto con la limitación funcional, va progresando con el tiempo. Cada vez se reduce más la movilidad articular. Se observa deformación, puede haber derrame. La artrosis de rodilla y cadera producen dolor y dificultan el caminar. En la cadera, puede estar en ingle o irradiarse a cara interna de rodilla por compresión del nervio obturador. 

En la artrosis de columna (espondiloartrosis), cuando está muy avanzada, puede darse destrucción del disco cartilaginoso intervertebral. Puede ocurrir que el núcleo del disco se extruya, se mueva y comprima las raíces nerviosas a su salida de la médula (hernia discal). Directamente la médula también se puede ver afectada por la gran deformación y desestructuración vertebral. Mielopatía.

Los síntomas neurológicos pueden ser dolor radicular irradiado (afectación raíces nerviosas) o pérdida de fuerza, reflejos aumentados, disminución de la sensibilidad... (si hay afectación de médula)

Diagnóstico

Como siempre, clínico primero. Las radiografías siempre ayudan y nos permiten ver a grandes rasgos todos los cambios comentados y el grado de daño articular.
Frecuentemente precisamos de pruebas mayores como la resonancia magnética de cara a estudiar complicaciones (por ejemplo, neurológicas en caso de columna), para planificar cirugía...

Tratamiento

Como siempre, las medidas generales. Corrección precoz de defectos de alineamiento, de actitudes incorrectas posturales y de la marcha... Una buena alimentación. Descanso. Evitar sobrepeso.

Analgésicos desde paracetamol, Nolotil, asociados o no a antiiflamatorios como ibuprofeno, etoricoxib,... Cada médico indicará qué tratamiento según la edad, riesgo de hipertensión, función renal, gastro protección, cardiopatía...

Los condroprotectores o protectores del cartílago como glucosaminoglicanos o el condroitin sulfato. Parece que frenan, enlentecen la progresión de la enfermedad. Hay estudios a favor y en contra y es motivo de controversia siempre el uso de estos productos. Los estudios más recientes no obstante revelan que el Condroitín Sulfato podría ser útil.

Rehabilitación. Osteopatía.

Infiltraciones. De corticoides o de ácido hialurónico.

Y finalmente cirugía. Colocación de prótesis.


next