Hoy es 17 de julio

ATLETISMO 

Katir, plata y rozando el oro en los 5.000, encadena cuatro citas con España subiendo al podio

27/08/2023 - 

MURCIA. El atleta muleño Mohamed Katir El Haouzi, subcampeón del mundo de 5.000 metros en la cita celebrada en Budapest, se quitó la espina de su fiasco en los 1.500 metros, en cuyas semifinales quedó eliminado cuando era uno de los favoritos al título, y encadenó su cuarta cita internacional con España subiendo al podio.

En la capital de Hungría se quedó sólo unos metros de colgarse el oro en esta prueba de fondo en la que sólo le superó el noruego Jakob Inrebrigtsen en el esprint final y por escasísimo margen. Completó el trazado en 13 minutos, 11 segundos y 44 centésimas, a sólo 14 centésimas del ganador.

Con este puesto de podio Katir, nacido en la localidad marroquí de Alcazarquivir el 17 de febrero de 1998 -tiene 25 años- y afincado desde que apenas tenía cuatro en Mula, se convierte en primer español que logra una medalla mundialista en la prueba de 5.000 metros.

Además, con este resultado el pupilo de Gabi Lorente acumula ya cuatro preseas en citas internacionales con España desde que obtuvo dicha nacionalidad en octubre de 1999.

Previamente se hizo con el oro en los Juegos Europeos celebrados este año en la ciudad polaca de Chorzow, con la plata en el Campeonato de Europa disputado en 2022 en la localidad alemana de Múnich y con el bronce en el Mundial que tuvo lugar también el pasado año en Estados Unidos, concretamente en Eugene.

A nivel universal la plata obtenida en Budapest es su resultado más destacado en representación de España y encadena cuatro citas consecutivas subiendo al podio.

Cabe recordar que en 2021, en la ciudad polaca de Torun, fue cuarto en los 3.000 metros del Europeo en pista cubierta y ese mismo año participó en los Juegos Olímpicos de Tokio, en los que logró diploma al ocupar el octavo puesto en los 5.000

En cuanto al subcampeonato logrado en tierras húngaras, Katir, apenas una semana del duro revés que supuso quedar eliminado en la ronda de clasificación de los 1.500 metros, se sobrepuso en el Centro Nacional de Atletismo de Budapest en la final de los 5.000, a los que llegó, esta vez sí, tras superar con una victoria su serie de semifinales.

El atleta murciano, que pasó las últimas semanas de preparación antes del Mundial en altura, entrenando en la estación de Sierra Nevada, se resarció.

Los primeros minutos de la carrera, y las primeras vueltas, estuvieron marcadas por el salto que dio del grupo el keniano Ishmael Rokitto Kipkurui, que ejerció de liebre hasta que se dejó alcanzar por el grupo a falta de siete vueltas.

Katir saltó a la pista muy confiado y su determinación se vio desde el principio jugando muy bien sus cartas yendo bien colocado siempre, primero a rebufo de los atletas africanos, después marcando su sitio en carrera y, a falta de dos vueltas, avisando de sus intenciones acelerando el ritmo antes del cambio definitivo en los últimos 400 metros.

Los etíopes Berihu Aregawi, Yomif Kejelcha y Hagos Gebrhiwet fueron los que marcaron el ritmo durante gran parte de la carrera tras coger a la liebre, con Katir e Ingebrigtsen bien agazapados detrás hasta el duelo definitivo en la última vuelta y, sobre todo, en la última curva. Tras ella el español apretó los dientes y levantó la cabeza para coger más ritmo, pero el noruego hizo lo mismo y, con el explosivo final que tiene, llegó a cogerle casi en línea de meta para entrar primero por medio cuerpo.

Katir paró el crono en 13:11.44, sólo por detrás de Ingebrigtsen, quien lo hizo en 13:11.30, revalidando la corona de campeón del mundo que también logró en 2022 en Eugene.

El de Sandnes, con su oro, amplía un palmarés envidiable a sus 23 años. Es doble campeón del mundo de 5.000, campeón olímpico de 1.500, dos veces campeón de Europa en 1.500 y otras dos en 5.000 y posee cinco oros continentales en pista cubierta.

El bronce fue para el keniano Jacob Krop y el cuarto puesto para el guatemalteco Luis Grivalja.

El noruego Narve Gilje Nordås, entrenado por Gjert Ingebrigtsen, padre de Jakob, con el que no no se habla, acabó decimocuarto mientras que el último fue el otro español en la final, el joven malagueño Ouassim Oumaiz, debutante en un Mundial absoluto, que registró 13:31.99. 

Noticias relacionadas

next