LA VENTANA DE COLABORA MUJER RM / OPINIÓN

Inteligencia artificial & inteligencia emocional: nuevo entorno laboral

28/05/2020 - 

Ya venían produciéndose cambios en el entorno laboral, tanto en términos de nuevas tecnologías aplicables al trabajo como nuevos perfiles buscados por las empresas. Ha sido a raíz de esta pandemia que estos cambios, han sido un detonante en la situación en la que nos encontramos, el teletrabajo ha sido una de las herramientas que ha permitido a las empresas continuar con su actividad, y no sólo a empresas, a organizaciones públicas y privadas; la administración pública también ha tenido que establecer el teletrabajo y las consultas telefónicas, como herramientas para continuar dando servicio.

Las videollamadas y videoconferencias están siendo el recurso más utilizado, para mantener el contacto con clientes, proveedores, amigos y familia. ¿cuántas videollamadas podemos estar haciendo cada semana?, te lo has parado a pensar, si antes nos quejábamos del número de llamadas de teléfono que recibíamos, ¿qué me dicen ustedes de las videollamadas que recibimos ahora?

Ejemplos claros de cómo la tecnología irrumpe con fuerza en nuestras vidas, y no creamos que es un hecho pasajero, ha venido para quedarse, y me atrevo a decir, no sólo para quedarse, sino para hacerse cada vez más patente y fuerte.

No nos queda otra que ponernos las pilas en las nuevas tecnologías que se están instalando en el entorno laboral y en nuestras vidas, ir acostumbrándonos a la inteligencia artificial, y a preguntarnos ¿estoy preparado para este cambio tecnológico? ¿cómo me puedo preparar para este nuevo entorno laboral? La situación laboral además de estar en pleno cambio y adaptación a un nuevo terreno de juego, hasta ahora desconocido, está en plena reestructuración, lo que nos plantea un entorno de desempleo en crecimiento y de inestabilidad, hasta que podamos lograr un equilibrio en esta nueva situación de distanciamiento social y actividades a medio gas.

Si la inteligencia artificial está irrumpiendo en nuestras vidas, la inteligencia emocional también ha llegado para quedarse, hasta hace nada era la teoría de unos pocos, pasando a ser la palabra de moda, y ahora es una realidad, las empresas buscan personas con capacidades y habilidades como, la creatividad, la iniciativa, el espíritu colaborativo, la resiliencia, la tolerancia al estrés, la proactividad, la humanidad y cercanía en el trato a los demás,…, en definitiva, todas aquellas habilidades sociales y emocionales, que contribuyen a las buenas relaciones, al trabajo en equipo y un mejor clima laboral.

La inteligencia emocional va a convivir con la inteligencia artificial, y habrá puesto de trabajo que estén realizados por máquinas e incluso por robot, ello no significa que las máquinas van a quitar puesto de trabajo, lo que está ocurriendo ya, es que hay puestos mecánicos y repetitivos, que son y serán hechos por máquinas, y se crearan nuevos puestos donde las habilidades y competencias transversales tendrán mucho peso. El perfil del nuevo empleado ya no será tanto los estudios que tenga, sino las capacidades y competencias que posea. Las empresas se han dado cuenta en este momento que le es más beneficioso tener personas proactivas y creativas, que ante una situación como la que estamos viviendo, estén en búsqueda de soluciones y en la adaptación a la situación, y no quieren a esas personas que están en la queja constante, en la negación al cambio y adaptación al nuevo entorno, esas personas que no aportan y que simplemente ejecutan. Las empresas van a postar por los empleados con inteligencia emocional (positivos, proactivos, creativos, colaborativos, con iniciativa) y van a dejar ir a aquellos que están instalados en su zona confortable o de miedo (negativos, reactivos, individualista, que están en la queja y en la búsqueda de culpables para no hacerse responsable de sus actos). En el siglo XVIII con la Revolución Industrial se buscaba un perfil de personas que no pensarán simplemente ejecutarán, con el movimiento obrero finales del XIX principios del XX, trajo otro gran cambio en condiciones laborales, y también se comenzó a buscar un perfil con formación y estudios, tener una carrera y un máster era tener más oportunidades para encontrar trabajo, y como se dice en Murcia, tener un buen trabajico.

Pues en el siglo XXI la revolución llega de la mano de la inteligencia emocional y la inteligencia artificial, las empresas y trabajadores, que comience a ser conscientes de este cambio, y lo pongan en práctica, serán las empresas y trabajadores que más oportunidades tenga en este nuevo entorno laboral que se está creando.  

¿Qué vas hacer para salir de esta situación? ¿Qué estás haciendo para adaptarte al nuevo entorno? ¿Qué estás dispuesto hacer para alcanzar lo que quieres? No esperes que nadie te saque, comienza a crear la escalera para salir y triunfar.


                                                                                        Magda Fernández Abril. CEO Magfera (Consultoría de Gestión de Personas y Proyectos). Dinamizadora de Personas y Equipos.


next