Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

TRIBUNA / OPINIÓN

Inmigración, pandemia y despropósitos 

19/09/2020 - 

MURCIA. Hay quien dice que la valía de un hombre se mide en la talla de sus enemigos. De la misma forma, la valía de unos gobernantes se puede medir en la dureza de los retos a los que se enfrenten. No cabe duda de que los actuales gobiernos se enfrentan a un desafío enorme con la pandemia mundial que estamos sufriendo, y de cómo la gestionen va a depender el éxito o el fracaso de su periplo político.

"ES UN DESPROPÓSITO El enfrentamiento y la falta de entendimiento entre el delegado del Gobierno y las autoridades locales y regionales"

Solo aquellos que estén al nivel de capacidad necesario para enfrentarse a este colosal reto que les ha tocado lidiar, saldrán victoriosos. Y con ellos, también podremos cantar victoria los demás. Por el contrario, los que no estén a la altura, anteponiendo sus conveniencias a las decisiones correctas exhibirán sus debilidades y nos conducirán a un fracaso tras otro.

El enfrentamiento y la falta de entendimiento entre el delegado del Gobierno central en nuestra región y las autoridades locales y regionales en el tema de la inmigración ilegal es un despropósito que pone de manifiesto la falta de rigor a la hora de nombrar personas para determinados cargos. Cualquiera puede elegir a alguien y los resultados de su trabajo demostrar que la elección fue un error, pero lo que no tiene sentido es persistir en el error. Hasta un sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo un necio permanece sentado en él.

La inmigración ilegal es un drama humano que en tiempos de pandemia alcanza el calificativo de tragedia. Tragedia para los que huyen del hambre, la miseria o la guerra y además con la espada de Damocles sobre sus cabezas de poder ser portadores de un virus letal en ocasiones. Y tragedia también para los ciudadanos de los países que los reciben, que deben atenderles de manera adecuada, proporcionándoles medios de subsistencia y atención sanitaria. Lo último que necesitamos en un momento así es la ineficacia y la descoordinación entre nuestras autoridades. Es necesario atajar este problema de raíz, las autoridades están para solucionar problemas y no para crearlos. El que no esté preparado, a su casa y que venga otro más preparado. Ni un minuto más de descoordinación, ni un minuto más de dejadez en la custodia de esos inmigrantes que en su mayoría deben guardar cuarentena, ni una fuga más de personas infectadas o que han estado en contacto con infectados, ni una discusión más sobre quién tiene o no tiene competencias, porque si a estas alturas hay alguien que desconoce sus competencias, no sé a qué está esperando para coger su petate y las de Villa Diego. A alguno ha tenido que venir un juez a explicarle sus obligaciones. Como dijo aquel, ‘manda huevos’.

Nos estamos jugando la vida de todos, en nuestra región ya la han perdido 189 paisanos, casi 16.000 ya se han contagiado y 59 se debaten mientras escribo esto entre la vida y la muerte en una UCI ¿De verdad creen que con este panorama necesitamos a alguien que se supone que cobra un sueldo para tomar decisiones creándonos más problemas? Con las cosas de comer no se juega y con las de vivir, con esas, ya ni les cuento.

Juan José Molina.

Portavoz del Grupo Parlamentario de Ciudadanos.

 

Noticias relacionadas

next