LA VENTANA DE COLABORA MUJER RM / OPINIÓN

Hambre de conocimiento, aprender está de moda

14/06/2020 - 

Aprender ha movido al ser humano para mejorar en todos los ámbitos. La curiosidad y la capacidad de inventiva han sido los motores para nuestra evolución. Durante este periodo de confinamiento, el aprendizaje ha servido, entre otras cosas, para acercarnos a herramientas que quizás nos causaban respeto.

De hecho, las nuevas tecnologías que ya llevan mucho tiempo entre nosotros, se han convertido en una herramienta imprescindible en nuestro día a día para quienes eran alérgicos.

En el ámbito de la educación para no perder el contacto con los profesores, en el caso de las personas mayores, para estar más cerca de sus seres queridos, e incluso ahí se requiere un aprendizaje, lo cual resulta maravilloso.

Las nuevas tecnologías han sido el mejor vehículo para aprender, enseñar y mantenernos en contacto

Si de todas las situaciones complicadas somos capaces de sacar lo mejor de nosotros mismos, el aprendizaje ha sido uno de ellos. Quienes recelaban de las redes sociales o para poder comunicarnos, han comprobado que son una excelente vía para acercar el conocimiento.

En la empresa, ahora el teletrabajo es el rey. Aún queda mucho por mejorar pero la realidad es que con una buena organización y aprendiendo de los errores, ante esta experiencia nueva estoy convencida de que muchas organizaciones le darán prioridad respecto al presentismo.

Una vez más, hemos aprendido que la confianza en la plantilla ha de ser máxima, si ésta te demuestra con resultados, que en el contexto más complicado, pueden sacar adelante el trabajo. Y hablo de una plantilla que de la noche a la mañana ha tenido que adaptarse a trabajar en casa junto a la familia, o en soledad sin saber muy bien cómo medir los tiempos de trabajo/descanso.

Aprender, aprender y aprender, nuestra salvación en tiempos de incertidumbre

Esta crisis está sirviendo para recordar que nunca debemos dejar a un lado el aprendizaje. Ha sido una prueba más de que los expertos necesitan reciclarse, que cuando pensamos que todo está bajo control, nuestro proyecto de vida o profesional se puede derrumbar y hay que estar preparados para volver a empezar.

Y esa nueva normalidad de la que todos hablamos, va de la mano de ampliar conocimientos de todo tipo.

Es nuestra manera de afrontar los cambios y de ser capaces de admitir sin pudor, que desconocemos ciertas cosas y estamos listos para que otros nos echen una mano, más que nunca hay hambre de conocimiento.

Resumiría esta revolución del aprendizaje en: “o aprendes o caducas”, y todo con una sonrisa porque cuando todo cambia en tu entorno, si sigues haciendo lo mismo es poco probable que alcances el éxito, y ahora el éxito es volver a la normalidad.

Emprender, volver a emprender, retomar proyectos con más ilusión y con la mentalidad más abierta es nuestra obligación. Si anhelamos aquella normalidad de hace dos meses, ahora tenemos un motivo más para trabajar unidos y con humildad.

Aprender los unos de los otros, es la fórmula. Sólo hay que ver cómo muchos pequeños negocios han salido adelante y lo harán durante este año, gracias a la búsqueda de respuestas, de nuevas respuestas.

¿Y tú, tienes sed de conocimientos?


Ana Conesa – Consultora de Recursos Humanos y Responsabilidad Social

www.anaconesa.com



 

next