Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Estrella de Levante reutiliza 30.000 toneladas de sobrante de malta y arroz para alimentación animal

2/10/2020 - 

MURCIA. Estrella de Levante destinó el año pasado una cantidad cercana a las 30.000 toneladas de bagazo para destinarla a alimentación animal. El bagazo es la sustancia sobrante del proceso de cocción de la malta y el arroz, con el que se obtiene el mosto que posteriormente se fermentará para convertirse en cerveza. La economía circular ha estado siempre presente en la cervecera murciana. 

La sostenibilidad no es un área de trabajo, sino una marca de identidad junto con la innovación, que forman parte de la estrategia y estructura de la compañía. Juan Antonio López Abadía, director técnico de Estrella de Levante, destaca que “uno de los pilares en los que Estrella de Levante viene sustentando su compromiso con ella es la ecoeficiencia, que consiste en producir lo mismo, pero consumiendo menos recursos naturales y generando menos emisiones, y también, menos residuos”. 

Desde el año 2015 la marca está inmersa en varios proyectos de I+D+I con el objetivo de reducir el impacto medio ambiental en todos los procesos y generar un modelo de negocio más responsable y comprometido con la economía circular. Los más importantes son los proyectos Beersoil, Valoragrin, Beer Thermostock, el proyecto Pipeces y el proyecto Protiveg.

En el Proyecto Beersoil, el objetivo, en colaboración con el CEBAS-CSIC, es desarrollar productos fertilizantes orgánicos a partir de residuos procedentes la empresa cervecera. Actualmente se está trabajando en el análisis de los subproductos de la cerveza para potenciar su aplicación en la agricultura. Por ejemplo, la incorporación de
bagazo a los terrenos de cultivo de cebada mediante un proceso de compostaje, de esta forma se consigue cerrar el ciclo de los residuos que se incorporan en el suelo y regresan a fábrica en forma de cebada.

La participación de Estrella Levante en proyecto Valoragrin, en colaboración con la UCAM y otras empresas agroindustriales de la Región de Murcia, es aportar los residuos y subproductos agroalimentarios para la producción de harina de insecto, que se usará para hacer pruebas en acuicultura o fertilizantes orgánicos.

La cervecera murciana trabaja en el proyecto Beer Thermostock para diseñar una pila de almacenamiento de energía mediante material de cambio de fase. Con este avance se conseguirá almacenar la energía sobrante de varios procesos de la fabricación de cerveza para usarla en otros. Esto evitará tener que comprar energía y reutilizar la que se genera. Actualmente, la Universidad de Birmingham, está seleccionando y estudiando los posibles materiales para crear esta pila de almacenamiento. En el Proyecto Pipeces se está estudiando abrir una nueva línea de aprovechamiento para incorporar subproductos de la cervecera en la dietas de peces. 

Por último, el proyecto Protiveg analiza nuevas fuentes sostenibles de proteína para su aplicación en matrices alimentarias. Estrella de Levante aporta bagazo y raicilla de malta (un subproducto procedente de la fabricación de la cerveza) aprovechable para elaborar, por ejemplo, embutidos y bebidas con proteína de origen vegetal. 

Juan Antonio López Abadía, responsable de optimización de energía en el departamento de Medio Ambiente, explica que “de esta forma, Estrella de Levante continúa apostando por la economía circular desarrollando varios proyectos y abriendo otras líneas de innovación y negocio con distintos subproductos. La marca sigue trabajando en el terreno de la ecoeficiencia y sostenibilidad convertidos ya en símbolos de identidad”.

Noticias relacionadas

next