iberdrola, la única que aumenta su capitalización

El 'impuestazo' del Gobierno a las eléctricas se lleva por delante casi 1.500 millones del sector en bolsa

23/09/2022 - 

VALÈNCIA. El sector energético en general y el eléctrico en particular está en pie de guerra contra el Gobierno tras la decisión de aplicarle un 'impuestazo', tal y como anunció el presidente Pedro Sánchez durante el último debate sobre el Estado de la Nación el pasado 12 de julio. Desde aquel día hasta ayer a media sesión, las cinco cotizadas españolas (Enagás, Endesa, Iberdrola, Naturgy y Redeia) se han dejado en el parqué 1.471 millones de euros. O lo que es lo mismo: un 1,2% frente al 2,1% de la caída del Ibex 35 en idéntico periodo de tiempo.

Bien es cierto que solo la presidida por Ignacio Sánchez-Galán ha salido indemne, dado que ha visto como su capitalización no solo bajaba sino se elevaba. Concretamente en 2.068 millones de euros, lo que ha elevado su valor hasta la frontera de los 66.500 millones para convertirse en la segunda más grande de todo el Ibex 35 por detrás de Inditex con algo más de 68.000 millones. Una Iberdrola que avanza este año casi un 5%, con una rentabilidad por dividendo del 4,3%.

El pasado martes el Congreso de los Diputados avaló la tramitación de dicho impuesto, que afecta a eléctricas, petroleras y gasísticas -en el mismo pack que el del del sector bancario- con los votos en contra del Ciudadanos, Partido Popular y Vox. Sin embargo, el Gobierno está a la espera de lo que determine la Comisión Europea (CE) sobre la propuesta de crear un nuevo gravamen a los supuestos beneficios extraordinarios de las empresas petroleras, gasistas y de carbón. 

Hace una semana, la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, manifestaba que estaba pendiente de ello para ver si es necesario "afinar" el impuesto a los ingresos de las energéticas (eléctricas, petroleras y gasistas), que se está tramitando en el Parlamento español.

Pendiente de Bruselas

"Primero hay que ver cómo van las cosas en Bruselas, que también entiende que se necesita adecuar (el nuevo gravamen) a la realidad fiscal de cada uno de los Estados miembros", señalaba Ribera. Asimismo, y sobre los planteamientos de la CE, advertía que apuntan en una dirección similar a la que defiende el Gobierno español "desde hace tiempo", que aboga por "reducir los beneficios extraordinarios que están teniendo" las grandes compañías energéticas y "facilitar una contribución solidaria" para que empresas y familias puedan "tener menores precios" en la factura eléctrica.

Conviene recordar que el impuesto a las eléctricas afecta a las que facturen más de 1.000 millones de euros al año.  El mismo que se aplicará durante dos años sobre los beneficios registrados en 2022 y 2023, con el objetivo de recaudar 2.000 millones cada ejercicio. Las utilities españolas han pedido al Ejecutivo que se aplique sobre los beneficios y no sobre los ingresos. 


Mientras tanto, y desde el pasado 12 de julio cuando se anunció el 'impuestazo' hasta ayer a media jornada, Naturgy es la peor parada en términos absolutos. La cotizada dirigida por Francisco Reynés ha visto esfumarse 1.772 millones de euros del parqué, al pasar de los 26.982 millones a los 25.210 millones, un 6,6% menos, lo que la ha llevado a entrar en 'números rojos' en el año (-6,4%). Pero eso sí con una rentabilidad por dividendo del 4,6%.

En términos porcentuales la más castigada es Enagás (-10,4%), que ha visto como su valor bursátil partía de los 5.030 millones hasta los 4.506 millones; mientras que es la más penalizada en lo que va de ejercicio (-11,7%). Aunque en el otro lado de la balanza está su rentabilidad por dividendo de casi un 10%.

Redeia encadena la octava bajada consecutiva

Números descendentes también de Redeia -anteriormente conocida Redesa, Red Elécrica Corporación y REE-, que desde el 'decretazo' pierde en bolsa un 5,8% o 576 millones de euros. La empresa presidida por la exministra Beatriz Corredor, que cede un 4,4% este 2022 en el parqué, ha disminuido su valor bursátil hasta los 9.307 millones. Y ayer encadenaba la octava bajada consecutiva aunque ofrece una rentabilidad por dividendo de cerca de un 6%.

Por su parte, a Endesa el nuevo decreto le ha costado 667 millones en minusvalías latentes en bolsa, dado que ha retrocedido desde los 19.195 millones a los 18.528 millones. La eléctrica dirigida por José Bogas se deja desde entonces un 3,5%, lo que ha acentuado su descenso anual hasta el 9,2%; mientras que su rentabilidad por dividendo es del 8,3%.

Noticias relacionadas

next