Hoy es 18 de julio

opinión

El BCE depende realmente de los datos macroeconómicos

La próxima encuesta sobre préstamos bancarios y la evolución de la inflación subyacente marcarán la pauta de las futuras decisiones

4/05/2023 - 

MADRID. Prevemos una subida de 25 puntos básicos en mayo y junio para situar los tipos terminales en el 3,5%. Dicho esto, la próxima encuesta sobre préstamos bancarios del Banco Central Europeo (BCE) y la evolución de la inflación subyacente marcarán la pauta de las futuras decisiones. Pensamos que habrá un mayor endurecimiento de las condiciones financieras, que ya se encuentran en el nivel más restrictivo desde 2011, y una ligera mejora de la inflación subyacente en los próximos 3-6 meses. 

En caso de que estos datos sorprendan en direcciones diferentes y el panorama de crecimiento parezca más optimista de lo previsto actualmente, revisaríamos nuestra petición de futuras medidas políticas en consecuencia. Tenemos la firme convicción de que el BCE depende realmente de los datos, ahora que se acerca al final de su ciclo de endurecimiento y el impacto de las medidas políticas anteriores debe transmitirse plenamente a la economía real.

Actualmente, los mercados valoran los tipos de interés finales entre el 3,75% y el 4%, y se espera que los tipos de interés oficiales se mantengan prácticamente estables hasta principios de 2024. Por lo tanto, es poco probable que la decisión política de esta semana provoque grandes caídas, a menos que el BCE vuelva a comprometerse a subidas de 50 puntos básicos (o más) en un futuro próximo. 

Christine Lagarde, presidenta del BCE. Foto: Boris Roessler / dpa
Somos prudentes a la hora de iniciar nuevas operaciones alcistas en las curvas del euro subyacente, ya que el mercado esperará hasta que haya señales de moderación en la inflación subyacente antes de empezar a valorar los recortes de tipos por parte del BCE. Dicho esto, una postura de duración más neutral tiene sentido dado lo que el mercado ya está valorando.

El BCE también podría anunciar el endurecimiento cuantitativo en la reunión de esta semana. Dado el mínimo impacto de la reducción de la reinversión de los ingresos del Programa de Compra de Activos (APP) sobre los rendimientos y los diferenciales, el Consejo de Gobierno podría comprometerse a adoptar nuevas medidas en la dirección de la retirada de liquidez en el sistema, es decir, detener las reinversiones del APP en la segunda mitad del año. 

Los 'halcones', ojo avizor

Una decisión de este tipo alegraría a los 'halcones', ya que la orientación general de la política se haría más restrictiva, sin afectar demasiado a los tipos de interés oficiales, que siguen siendo la primera herramienta de maniobra de la política monetaria en la fase actual. Dicho esto, parece que existe un amplio acuerdo para mantener la reinversión del PEPP que ofrece flexibilidad al BCE para evitar una fragmentación innecesaria y una mayor distorsión en el mecanismo de transmisión que actualmente es un pilar fundamental en su decisión política. 

El mes de junio será crucial, con la expiración de las TLTRO, que podría ejercer una mayor presión sobre las condiciones de préstamo. En este sentido, el BCE debe ser extremadamente prudente con el calendario de sus decisiones políticas -no sólo en el frente de los tipos-, ya que podría dar lugar a círculos negativos injustificados.

Annalisa Piazza es analista de renta fija de MFS Investment Management

Noticias relacionadas

next