Hoy es 22 de julio

hasta el jueves

El robo de tuberías de cobre de la caldera obliga a suspender las clases en dos colegios de Orihuela

20/05/2024 - 

ORIHUELA. El robo de las tuberias de cobre de la caldera del CEIP Fernando de Loaces ha obligado al alcalde de Orihuela, Pepe Vegara, a decretar la suspensión de las clases de educación infantil de los CEIPs Fernando de Loazes y Josefina Manresa.

A consecuencia del vandalismo, sufrido durante el fin de semana del 18 al 19 de mayo en los citados centros, se ha producido una fuga de gasoil del depósito al forjado sanitario de uno de los módulos de educación infantil. El Ayuntamiento de Orihuela está gestionando el incidente de manera urgente mediante las vías que le permite la legislación. Desde la Concejalía de Emergencias, que dirige Víctor Valverde, se ha solicitado a una empresa especializada la absorción y retirada del gasoil del módulo vertido. Una vez concluyan estos trabajos se procederá a la limpieza del forjado sanitario con el objeto de retirar la totalidad de los restos de olor y gases.

Para la realización de estos trabajos es necesario la ausencia de personas en esa área, tanto personal del centro como usuarios, "no podemos exponerlos a los riesgos derivados de fugas de gasoil intoxicación por inhalación de gases". Es por lo anterior que deben permanecer sin uso y cerradas al personal no especializado en retirada de fugas de gasoil, las aulas de 2, 3 y 4 años del CEIP Josefina Manresa así como las aulas de 3 y 4 años del CEIP Fernando de loazes durante los días 21 y 22 de mayo tiempo estimado en la rehabilitación de otros espacios sin exposición al riesgo mencionado en aras de retomar las clases el día 23 de mayo.

El alcalde de Orihuela, Pepe Vegara, junto a los concejales de Educación y Emergencias, Vicente Pina y Víctor Valverde respectivamente, se ha personado, nada más ser informado de los hechos, en los centros educativos, para conocer de primera mano lo sucedido, interesarse por los alumnos y profesorado, y actuar de manera inmediata. "Afortunadamente no tenemos que lamentar daños personales pero por culpa de estos vándalos nos vemos obligados a suspender las clases durante 48 horas y reubicar a los alumnos. Hemos actuado inmediatamente y adoptado con carácter de emergencia todas las medidas que sean y vayan a ser necesarias para devolver la normalidad en ambos centros", ha señalado Vegara.

Por su parte, el edil de Emergencias ha explicado que "hemos comenzado a retirar los 2.000 litros de gasoil derramados en el forjado sanitario del edificio de infantil. Una vez retirado este carburante procederemos a la limpieza de toda la limpieza de la zona afectada. Para ello hemos contactado con empresas especializadas para actuar de inmediato con el procedimiento más adecuado. Este derrame no tiene peligro de combustión pero si desprende gases tóxicos", comentaba Valverde. Los operarios municipales están trasladando el mobiliario y material de las aulas afectadas a otras zonas de los centros donde reubicarán a los alumnos.

En este sentido, el concejal de Educación ha lamentado los actos vandálicos que no solo pueden causar daño a "los alumnos y profesorado sino que ocasionan trastornos a las familias. El Ayuntamiento de Orihuela está en contacto con los directores de los dos centros ubicados en el Palmeral y nos hemos puesto a su disposición para todo lo que necesiten. Estamos trabajando para devolver la normalidad lo antes posible".

Se sospecha que los vándalos saltaron la valla y arrancaron las tuberías de cobre ubicadas en la fachada, si bien debieron de verse sorprendidos porque dejaron restos de las mismas en el patio.

Hasta el lugar se han personado, además de Protección Civil y Emergencias, especialistas del cuerpo de Bomberos, Policía Local y Policía Nacional que están investigando los hechos e intentando localizar a los autores.


Noticias relacionadas

next