plazo de ejecución de 12 meses

El Puerto invertirá 3,5 millones de euros en la remodelación del edificio de la Autoridad Portuaria

8/07/2021 - 

CARTAGENA. El Puerto de Cartagena ha iniciado la licitación de la remodelación del edificio de la Autoridad Portuaria, una obra en la que prevé invertir cerca de 3,5 millones de euros, con cargo a los presupuestos de la APC de este año, 2022 y 2023 y cuyo plazo de ejecución será de 12 meses. El objetivo es llevar a cabo una reforma parcial y la ampliación del edificio central de la sede, adaptando el edificio a la normativa actual y recuperando los valores arquitectónicos originales.

En la propuesta, tal y como indican las prescripciones técnicas de la licitación, se prevé "la supresión o eliminación de aquellos elementos que, no presentado valores arquitectónicos especiales propios de la época en la que han sido ejecutados, distorsionan elementos o espacios de la edificación original, observando en esta eliminación el máximo respeto al principio de respeto a la historicidad que regirá cualquier intervención que sea proyectada". 

Este tipo de elementos distorsionantes, añade el pliego, se localizan en dos de los espacios fundamentales de la edificación como son a) el vestíbulo principal de la edificación y b) el patio central.  

- Vestíbulo principal de la edificación: se identifican distintos elementos superpuestos a la edificación original cuya función responde fundamentalmente al control de accesos y a la adaptación parcial a personas con movilidad reducida. 

Con el objeto de recuperar los valores espaciales originales, se propone una intervención en este espacio basada en la supresión de los elementos no pertenecientes a la edificación original en base a los siguientes conceptos:  

1.- Supresión de elementos que facilitan la accesibilidad a personas con movilidad reducida mediante la consecución de un recorrido accesible conectado con el espacio público a través de la habilitación de un nuevo acceso en el ala Oeste de la edificación y modificación de la cota del suelo del espacio destinado a registro para situarlo en la misma cota del vestíbulo y evitar de ese modo la necesidad de escaleras de acceso desde el vestíbulo principal.  

2.- Supresión de elementos de control de accesos mediante  el desplazamiento del punto de vigilantes de acceso desde el espacio del propio vestíbulo al espacio de uso administrativo adyacente y sustitución del sistema de control de accesos mediante tornos por un sistema de menor impacto visual consistente en una puerta automática de vidrio anti reflejos con activación mediante huella dactilar o tarjeta con posibilidad de activación remota.  

3.- Sustitución del actual sistema de cortavientos consistente en una puerta giratoria por un sistema de menor impacto visual.  

- Patio Central, que representa uno de los espacios singulares de la edificación. Las múltiples intervenciones realizadas sobre la edificación lo han transformado en un espacio de carácter residual en el que se han dispuesto un gran número de elementos distorsionantes como son cuartos de instalaciones, escaleras de emergencia, ampliaciones de la edificación original, salón de actos…  

Si bien la propuesta inicial realizada por el equipo redactor de este informe "propuso la recuperación total de este espacio y su puesta en valor como el espacio de mayor relevancia espacial", la delimitación de la intervención realizada por el promotor de las obras limitó esta posibilidad al descartar el desplazamiento del salón de actos construido en el año 1992 y que ocupa en planta baja casi un 50% de la superficie del patio. En el proyecto básico de construcción se prevé la conservación del salón de actos, sí se prevé la eliminación de los restantes elementos distorsionantes de este espacio y el ajardinamiento de la superficie del patio liberado.


En la búsqueda por la funcionalidad del edificio se incorporará la superficie actualmente ocupada por la antigua vivienda del Director de la Autoridad Portuaria situada en la planta primera de la esquina Noroeste a la superficie de  usos administrativos. Dado que dicho espacio se encuentra actualmente sin uso y segregado del conjunto del edificio, se prevé su incorporación para ampliar el actual  programa de usos administrativos. Para ello, se propone dar continuidad al sistema de  circulaciones horizontales en torno al patio central. Esta integración de espacios y continuidad en las comunicaciones horizontales permitirá mejorar sustancialmente el esquema funcional del edificio y las condiciones de evacuación en caso de emergencia, tal y como se expondrá en puntos posteriores de la presente memoria.  

Por otro lado se habilitará espacios administrativos en el ala Oeste de la edificación, que se encuentra actualmente infrautilizada, acogiendo en ella usos de almacenes, espacios sin  uso o archivos. Cabe señalar que la reducida dimensión de la crujía actual de esa ala dificulta en gran medida la incorporación de espacios administrativos independizados entre sí. Es por ello que en la propuesta se prevé la adición de un pasillo que, por un lado permita completar una circulación horizontal en torno al patio central y, por otro,  permita la disposición de espacios de uso administrativo en el ala Oeste. Esta intervención lleva implícita la construcción de un nuevo volumen adyacente a la  fachada Este del patio interior. 

Es por ello que su concepción respetará los principios básicos de intervención en edificaciones históricas como son respeto a la historicidad, tratando de integrar este nuevo elemento sin distorsión  de la evolución de las fases de construcción de la edificación; no falsificación de elementos, tratando con ello de hacer reconocible e identificable  esta nueva intervención en la evolución histórica de la edificación. Para ello, su construcción se realizará con materiales y técnicas constructivas actuales, tratando  en cualquier caso de integrar este nuevo elemento de forma armónica en el conjunto; reversibilidad, mediante el empleo de aquellas técnicas, instrumentos y materiales  que permitan la fácil anulación de sus efectos, para recuperar el estado del edificio  previo a la intervención, si con una nueva aportación de datos, enfoques o criterios,  ésta se juzgase inadecuada o nociva al conjunto del edificio. Para ello, el nuevo elemento a construir será proyectado con materiales y técnicas propias  de la época en la que es proyectado y presentará una total autonomía estructural que permita su clara delimitación histórica y constructiva y su posible eliminación en épocas  futuras.  

Consecución de espacios de servicio: la consecución de los objetivos antes descritos de a) un mayor número de espacios de uso administrativo que permita acoger el actual programa de necesidades y b) la recuperación espacial del patio central de la edificación obligan a la habilitación de espacios de servicios que permitan acoger los usos de almacenaje y  alojamiento de instalaciones de los que actualmente dispone la edificación en dichos  espacios. 

Para ello, se propone la construcción de una entreplanta en el ala oeste que permita un mayor aprovechamiento de la altura libre de la que actualmente dispone la  planta primera y que permita el alojamiento de espacios de instalaciones que actualmente  ocupan espacios principales de la edificación.  Al igual que en la construcción descrita en el apartado anterior, esta nueva construcción se  ejecutará con total respeto a los principios de respeto a la historicidad, no falsificación y  reversibilidad mediante la ejecución de un sistema constructivo autónomo con materiales y técnicas actuales que permitan su identificación y fácil eliminación.

El edificio fue inaugurado en 1927

La construcción del actual edificio de la Autoridad Portuaria de Cartagena fue autorizada con fecha 23 abril de 1909, para servicios de la Comandancia de Marina, Sanidad Marítima y de la Junta de Obras del Puerto. 

El edificio inicialmente proyectado por el arquitecto Oliver Rolandi constaba de tres plantas, con una ornamentación interior y exterior suntuosa. Posteriormente en 1923 se redactaba proyecto reformado por el Ingeniero Director Vicente Maese y Veloso, el cual ideó una solución tendente a la mejor distribución del mismo, planteando un edificio de dos plantas de gran altura de techo para conseguir proporciones más nobles y armónicas, empleando materiales nobles, sillería en toda la fachada y ornamentación interior riquísima, con pisos de mármol y de madera fina, artesonados y otros detalles. 

El edificio fue inaugurado en 1927. Tras medio siglo de servicio, en 1989, se acometieron las obras de remodelación interior del edificio, al objeto de acomodar el mismo a las funciones y organización actuales así como adaptar sus instalaciones a la reglamentación vigente. En la actualidad el edificio se encuentra catalogado, además de estar incluido dentro del recinto de interés histórico-artístico de Cartagena.

next