Hoy es 12 de julio

el eucrirstiano tibio / OPINIÓN

El lío de Sumar en 25 tesis

Foto: EDUARDO SANZ (EP)
16/06/2024 - 

CARTAGENA. -1. La renuncia de Yolanda Díaz al puesto de coordinadora de Sumar ha sumido en el desconcierto a sus colegas. El origen del lío reside en la genealogía de Sumar.

-2. Todo empezó con el Partido Comunista de España (PCE), que nació como un partido revolucionario y antidemocrático. Para los primeros comunistas las democracias burguesas eran más bien dictaduras capitalistas. Y, además, unas dictaduras particularmente peligrosas porque podían dar la impresión de que no lo eran. El objetivo de aquel PCE era tomar el poder por medios revolucionarios para implantar una dictadura del proletariado. La libertad de prensa, de opinión, de asociación, etc., eran tipificadas como engañosas libertades formales.

-3. Tras perder la guerra civil, el PCE mantuvo guerrillas durante algunos años. Después Carrillo comprendió que no iba a derrotar militarmente al régimen franquista, que ya había establecido unos pactos con Estados Unidos en el marco de la llamada guerra fría. Entonces impulsó la política de Reconciliación Nacional y del Pacto por la Libertad. Para dejarlo claro, Carrillo emitió una famosa frase "¿Dictadura? Ni la del proletariado". El PCE estaba empezando a convertirse una formación socialdemócrata, aunque prefería titularse eurocomunista.

-4. El PCE eurocomunista realizó una importante contribución a la transición a la democracia y ayudó a configurar el régimen constitucional.

-5. Conseguida la democracia, los dirigentes del PCE descubrieron asombrados que sus resultados electorales se situaban claramente por debajo del PSOE, que se había movido bastante menos contra el franquismo.

"En su línea chulísima, Yolanda cometió otro error: dejó a Podemos sin ministros"

-6. La crisis electoral del PCE llegó a tal grado que se vio forzado a fundar Izquierda Unida (IU). Se rodeó así de una orla de pequeños partiditos que le conferían una aureola democrática. Dado que el PCE era mucho más potente que sus coaligados, no se producían broncas entre sus partidos componentes. Bajo la dirección de Anguita, IU llegó a tener dos decenas de diputados y se hizo con varias alcaldías.

-7. En 2008 se desató una fortísima crisis económica, origen del movimiento de los indignados. En mayo de 2011 la madrileña Puerta del Sol se llenó de jóvenes que pedían un drástico incremento del gasto público e instaurar una separación de poderes real. Su lema: ¡Psoé, Pepé, la misma mierda es! El ministro del Interior, el socialista Rubalcaba, contemporizó. Pero ellos, que no cedían en hablar del PPSOE, gritaban: "No nos representan". 

-8. En ese contexto, un joven profesor, Pablo Iglesias, salió diciendo que lo suyo era la dictadura del proletariado, pero que hablaba de democracia porque era lo que le gustaba a la gente. Recuperó la tesis de que la democracia burguesa era una farfolla y que lo bonito era la revolución: el cielo se tomaba al asalto. Renegando de la transición, empezó a hablar del candado del 78 (léase, la Constitución).

-9. También empezó a difundirse la idea de que España no era una nación, sino un conjunto de nacioncitas enlazadas en mismo Estado. Era la llamada teoría de la plurinacionalidad.

-10. Entonces el aleteo de una mariposa política desató una tormenta electoral: los dirigentes de IU se negaron a incluir a Iglesias en la lista de las elecciones europeas. Junto con Jorge Moruno y Miguel Urbán, decidió crear un partido para presentarse a las europeas. Acababa de nacer Podemos.

-11. Y venció a IU, que obtuvo un eurodiputado, Manu Pineda, por cinco de Podemos.

-12. Haciendo virtud de la necesidad, IU llegó a un acuerdo con Podemos. La etiqueta Unidos Podemos se puso de moda. Empezaba el declive de IU, la marca electoral del PCE.

-13. Uno de los cerebritos de Podemos, Íñigo Errejón, chocó con su amigo Iglesias. A la larga eso condujo a la aparición de un tercer partido: Más País, que obtuvo bastante éxito en Madrid.

-14. Entre tanto, al amparo de la teoría plurinacional, en las distintas regiones se consolidaban otros partidos de ultraizquierda. En la comunidad Valenciana se llamaba Compromiso; en Cataluña, los Comunes, y así sucesivamente.

Foto: NACHO FRADE (EP)

-15. Con esos mimbres, Yolanda Díaz se propuso crear Sumar. Se trataba de una coalición de partidos de ámbito nacional, como Podemos, IU y Más País, y otros de ámbito regional, como Compromiso o Comunes.

-16. Inevitablemente, los partidos nacionales competían con los regionales en sus propias zonas de influencia.

-17. Para colmo, Yolanda tuvo la genial idea de fundar su propio partido, al que también llamó Sumar. Su idea era colaborar a tope con el PSOE para ser transversal. En suma, justo lo contrario de lo que defendían los indignados.

-18. Organizativamente, el lío se había tornado irresoluble. Ahora en el seno de Sumar (coalición), estaban IU, Más País, Podemos, Compromiso, Comunes y, tachán, Sumar (partido).

-19. En su línea chulísima, Yolanda cometió otro error: dejó a Podemos sin ministros. Resultado: Podemos se escindió de Sumar.

-20. Enrachada, Yolanda puso en la lista de las europeas a su amiga Estrella, a Jaume de Comunes y a Vincent de Compromiso. En un alarde, relegó a IU al cuarto lugar. Esta vez Manu Pineda se quedó fuera del parlamento europeo. En cambio, Podemos sacó dos eurodiputados

-21. Cabreo supino de IU, que había actuado de ultraizquierda pagafantas: la organización con más arraigo e historia se quedaba fuera. Sus votos solo habían servido para hacer diputados a una independiente y dos confederalistas.

-22. En mi opinión, arreglarlo es casi imposible. Y no ya por los celos entre los dirigentes de Sumar, sino por un factor estructural: es muy difícil conciliar los intereses de los partidos regionales (en su argot nacionales) con los intereses de los partidos nacionales (en su argot, estatales). De hecho, Compromiso ha anunciado que no se integrará en ninguna organización española (léase Sumar).

-23. Lo coherente con la teoría de la plurinacionalidad sería que se disolviesen los partidos estatales y se formase una confederación de partidos regionales, que no competirían entre ellos. Pero ni Podemos, ni IU, ni Más País están dispuestos a disolverse.

-24. Renunciando al Frente Amplio ¿no le iría mejor a IU concurrir por su cuenta a las elecciones? ¿No sería ahora Manu eurodiputado? ¿Realmente va a dimitir Estrella para que lo sea? El actual jefe de IU, el profesor Maíllo, un tipo fiable, debería evaluar si le conviene seguir aportando sus votos a favor de otros o recuperar la IU original. En Lorca, Sosa se alegraría.

-25. El armazón de IU sigue siendo el PCE, una formación seria y con amplia experiencia. Solo que, en el camino, se han escindido Podemos y Más País. Ahora son tres a repartir la tarta electoral ultraizquierdista.


Noticias relacionadas

next