Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

aledo y ojós, sin positivos en una semana

Confinados de rebote: el curioso caso de los pueblos cerrados… a pesar de no tener contagios

2/11/2020 - 

MURCIA. El doble cierre perimetral de la Región de Murcia también se cobra 'daños' colaterales: no todos los municipios soportan un número elevado de contagios. Al contrario: tres localidades, Aledo, Ojós y Ulea, apenas han sumado cinco positivos en dos semanas. Mientras las grandes ciudades de la Comunidad sufren el avance imparable del virus, con su capital, Murcia, inmersa en una tasa de 435 casos por cada 100.000 murcianos al sumar casi 2.000 positivos en sólo una semana, otros municipios, en cambio, resisten a la covid-19: Ojós y Aledo no han detectado ningún caso de coronavirus en los últimos siete días, según reflejan los informes del Servicio de Epidemiología.

Aledo, un pueblo del Bajo Guadalentín enclavado a los pies de Sierra Espuña, tiene una población de 1.022 habitantes. El último positivo se conoció hace catorce días, por lo que su tasa de contagios es muy pequeña: 97 por cada 100.000 habitantes. El virus no ha afectado en los últimos seis meses, pues solamente se han infectado 16 vecinos en esta localidad que padece los efectos de la despoblación, hasta el punto de que lanzaba recientemente una ayuda de hasta 1.000 euros por hijo nacido o adoptado para los progenitores empadronados.

Ojós. Foto: AYUNTAMIENTO.

Ojós es el municipio menos habitado de la Región: 500 vecinos viven en esta localidad del Valle de Ricote, según el censo. Únicamente se registró un positivo en los últimos catorce días, lo cual, dada la pequeña población, disparó la tasa acumulada de incidencia: 200 casos por cada 100.000 habitantes. Pero el contagio se controló y no hubo más casos. Se trata del quinto infectado desde mayo, otra muestra de la poca incidencia que ha tenido el coronavirus en el pueblo.

Ulea se convertía en mayo en el único de los 45 municipios sin casos de covid-19. "No es un trofeo que nos guste tener en nuestras vitrinas, pero es un premio que recompensa el comportamiento ejemplar de todos los vecinos", reconocía a Murcia Plaza Víctor Manuel López, el alcalde de este pueblo del Valle de Ricote, poblado por 874 habitantes. La alegría duró casi siete meses, hasta que a finales de septiembre se infectó un matrimonio y Ulea dejaba así de ser la 'aldea gala' del coronavirus en la Región. Desde aquel primer caso hasta ahora se han registrado siete positivos.

En Ricote, otro pequeño pueblo de 1.264 habitantes, también ha pasado de puntillas la pandemia, con solamente dos positivos, que se suman a los seis de la anterior semana. La tasa de incidencia, no obstante, se encuentra en 158 casos por cada 100.000 habitantes. Solamente 14 vecinos se han contagiado desde mayo hasta ahora.

¿Y por qué están todos estos municipios están cerrados a pesar de su escasa incidencia de contagios? El consejero de Salud, Manuel Villegas, explicaba en rueda de prensa que el confinamiento perimetral se tomaba en los 45 municipios por "coherencia". No tenía sentido, argumentaba, confinar a toda la Región y dejar fuera a "dos o tres localidades". Además, el objetivo es que no entren ni salgan de ninguna población para evitar más contagios, con independencia de su situación epidemiológica.

Noticias relacionadas

next