CCOO acusa al sector agrícola de "mirar para otro lado" ante abusos laborales y sexuales a trabajadoras del campo

El sindicato se personará como acusación particular contra el detenido de la operación "Yawari" por varias agresiones sexuales

29/09/2020 - 

MURCIA. El sindicato CCOO en la Región de Murcia ha acusado este martes al sector agrícola de contratar personas que extorsionan a mujeres aprovechándose de su situación de debilidad y hacer la vista gorda ante presuntos delitos, los que los convierte en "cómplices de esta violación de los derechos laborales y humanos".

Así lo han señalado en una rueda de prensa en la que han anunciado que CCOO-RM y su Federación de Industria se personarán como acusación particular contra el detenido en el marco de la llamada operación ‘Yawari’ por presuntamente agredir sexualmente a varias trabajadoras agrícolas. De momento, hay siete acusaciones pero las afectadas podrían superar la veintena.

Los presuntos delitos de explotación laboral y sexual, llegaron a conocimiento del sindicato de las propias víctimas. CCOO lo comunicó al Equipo de Atención al Inmigrante de la Guardia Civil (EDATI) que dio traslado a la Policía Judicial, que ha sido la encargada de investigar los delitos hasta la detención de un hombre el pasado sábado.

No obstante, la Federación de Industria de CCOO RM ha señalado después de entrevistarse con algunas trabajadoras de que no se trata de un hecho aislado. De hecho, por lo que ha podido saber el sindicato, es de un "modus operandi" muy extendido en el campo. 

"No son hechos puntuales ni es la primera vez que hemos tenido conocimiento de estos abusos", asegura Santiago Navarro, secretario general de CCOO-RM. "A lo largo de los años lo hemos detectado pero el tema es muy complicado porque las afectadas están en una situación de gran vulnerabilidad y no quieren denunciar".

En concreto algunas ETTs en el sector agrícola contratan los servicios de este tipo de "intermediarios" que explotan a mujeres migrantes en situación de extrema vulnerabilidad en la Región de Murcia. En este caso en concreto la extorsión trascendía del plano laboral al sexual donde las mujeres eran, presuntamente, obligadas a mantener relaciones sexuales con el detenido, llegando a forzarlas físicamente si se resistían.

Así, denuncian que la mala praxis de determinadas ETTs lleva a estas trabajadoras a "situaciones impensables" dentro de la legalidad laboral española. Trabajar sin contrato, suplantación de su identidad para evitar que sean localizadas en caso de que haya una inspección de trabajo y sueldos miserables pagados en mano y muy por debajo del convenio colectivo son el día a día de un sector donde las mujeres, en ocasiones, son víctimas de abusos sexuales.

El perfil de las víctimas es semejante. Se trata, en su mayoría, de mujeres marroquíes que no hablan español. Algunas de ellas se encuentran además en situación irregular provenientes de la recogida de la fresa de Huelva, otras, en situación regular, pero a las que el desconocimiento del idioma las convierte en vulnerables.

Responsabilidad de las empresas e intervención del Gobierno regional

La Federación de Industria de CCOO RM ha exigido a las empresas agrarias "que se hagan cargo de su parte de responsabilidad en la situación", ya que deberían "ser vigilantes en cuanto a las relaciones laborales que se establecen dentro de su actividad económica".

"Las empresas deben poner de su parte y lo que normalmente han hecho ha sido negar la evidencia", subraya Navarro. "Dudo que en general no sean conocedoras. Esperamos que a partir de ahora muestren su colaboración y entre todos somos capaces de ponerle fin".

Además, consideran que la Inspección de Trabajo debe redoblar esfuerzos y dotarse de medios para detectar y atajar este tipo de delitos en un estado de derecho donde estos atropellos no deberían darse.

"Lo hemos trasladado a la Inspección de Trabajo, que también conoce la situación. Todo lo que pueda haber de abusos debe conocerse y sancionarse", señala Navarro.

También demanda al Gobierno regional que intervenga como uno de los principales actores "para que esto pueda acabar de una vez por todas. Hay que cambiar la cultura de dejar hacer y de la impunidad y generar otra que dignifique el trabajo en el sector en le que hay mucha precariedad", asegura.

La Federación de Industria de CCOO-RM exige a la Administraciones Regional y Nacional que muestren “tolerancia cero” con estas situaciones que se están produciendo en la Comunidad murciana en un sector, del que precisamente la Región de Murcia hace alarde, y cuyas condiciones laborales e incumplimientos legales CCOO ha denunciado en numerosas ocasiones.

CCOO RM, se personará como acusación particular en las actuaciones que se van a llevar a cabo contra el presunto agresor, ya que los hechos tienen origen en un delito contra los derechos de los trabajadores.

CCOO RM quiere agradecer a la Guardia Civil su alta implicación y su rápida reacción en este caso.

Noticias relacionadas

next