Hoy es 15 de julio

informe de robeco

Cambio significativo a la vista en el panorama económico mundial

24/11/2023 - 

MADRID. Las perspectivas a un año de Robeco prevén un cambio significativo en el panorama económico mundial en 2024. El escenario Goldilocks toca a su fin. La disminución del gasto de los consumidores y la reducción de la inversión empresarial probablemente son un reflejo de la profunda ralentización del ciclo económico del G7. La persistencia de tipos elevados puede provocar un aumento del desempleo hasta el 1-2 % hacia 2025. Los balances corporativos y de los hogares siguen siendo sólidos, lo que hasta ahora ha evitado una recesión clásica. China, en cambio, se enfrenta a un riesgo de deflación en toda regla. La continuación de la tendencia a la baja de las ventas y los precios de la vivienda en China podría dificultar una recuperación sostenida del consumo interno.

Para Peter van der Welle, estratega de Multiactivos de Robeco, "al contrario de lo que esperaba el mercado, la economía estadounidense ha mostrado una sorprendente resiliencia en 2023, que se caracteriza por el bajo desempleo y la desinflación. Dicho fenómeno, denominado 'desinflación inmaculada', se extendió también a la zona euro. Sin embargo, el último tramo para los bancos centrales será el más difícil. La continuación de los esfuerzos desinflacionistas tendrá un coste más elevado, ya que la compensación entre desempleo e inflación se acentúa a niveles de inflación más bajos. Se prevé que la inmunización efectiva de los Estados, las empresas y los hogares frente a un régimen de tipos de interés reales elevados se desvanezca. La actual narrativa de consenso sugiere un aterrizaje suave, donde se controle la inflación sin que aumente significativamente el desempleo. Pero creemos que es excesivamente optimista".

El panorama geopolítico en 2024 es complejo, con elecciones importantes en los países del G7. El auge de los partidos de extrema derecha, los conflictos actuales y una relación díscola con China agravan la fragmentación del orden mundial y aumentan la incertidumbre en materia de política económica. La adopción de la inteligencia artificial se considera una posible solución para mejorar la productividad y reducir los costes laborales unitarios. Sin embargo, hasta ahora el potencial de la oferta derivado de la incorporación de la inteligencia artificial no se ha plasmado en una mejora de las cifras de productividad.

 Marcha de los militantes de la Yihad Islámica en Gaza. Foto: EFE
En 2024, los mercados financieros registrarán un endurecimiento de las condiciones financieras. Los rendimientos de los bonos podrían no haber tocado techo, lo cual afectaría inicialmente a su uso como cobertura. Las curvas de tipos podrían inclinarse más debido a las preocupaciones fiscales, aunque las correlaciones entre bonos y acciones posiblemente se volverán negativas cuando la inflación subyacente caiga por debajo del 3 %. La renta variable se enfrenta a desafíos como la disminución de la liquidez, las cuestiones geopolíticas y los elevados tipos de interés. 

Las previsiones actuales de crecimiento de los beneficios de dos dígitos, según el consenso parecen más bien optimistas, lo cual podría provocar una compresión de los múltiplos. Aunque el consenso sobre las previsiones de beneficios conlleva riesgos a la baja, Europa y Japón podrían salir mejor parados. En el mercado de divisas, la alta valoración del dólar estadounidense puede haber tocado techo a medida que la Fed se aproxima a la fase de recorte del ciclo. El par dólar-yen resulta interesante por el potencial alcista del yen.

Valores de inversión ecológicos

Teniendo en cuenta el considerable riesgo de que los precios del petróleo se mantengan elevados durante más tiempo en 2024 a pesar del debilitamiento del crecimiento, es probable que el punto de inflexión en la rentabilidad de los fondos sostenibles todavía no se produzca en 2024. A largo plazo, probablemente prospere la inversión sostenible, estimulada por regulaciones, valores de inversión ecológicos y el continuo interés de la sociedad y los inversores. En la actualidad, Europa, EE UU y otras regiones están promulgando más de 40 leyes que abarcan diversas cuestiones sociales y medioambientales. Dichas normativas pretenden obtener resultados deseables a largo plazo, pero pueden suponer un aumento de los gastos de capital o de los costes de funcionamiento para las empresas a corto plazo. Ante la creciente importancia de la sostenibilidad tanto en la legislación como en la sociedad, los accionistas se han vuelto más activos en el uso de sus derechos como accionistas. A su vez, el debate está cada vez más polarizado.

Para Masja Zandbergen, responsable de Integración de ASG en Robeco, "las resoluciones de los accionistas suelen ser un buen indicador de lo que piensan los inversores institucionales. El cambio climático ha acaparado mucha atención en los últimos años y continuará siendo un tema central en 2024. Vemos que la transparencia fiscal y la inteligencia artificial -cuestiones que desde hace tiempo forman parte del programa de compromiso de Robeco- también están empezando a suscitar el interés de los inversores, junto a la igualdad de oportunidades, la diversidad y las políticas de fijación de precios".

Noticias relacionadas

next