Hoy es 14 de julio

aumentará la producción un 50%

Así será la nueva planta de Eversia: 85.000 m2, 50 millones de inversión y estará lista en 2025

11/07/2023 - 

MURCIA. Eversia ha puesto toda la carne en el asador para poder mantener -y elevar- el crecimiento experimentado en los últimos años. Y es que la empresa con sede en Molina de Segura ya trabaja con el objetivo de modernizar los flujos productivos dotándolos de mayor eficiencia, ergonomía y sostenibilidad, lo que realizará a través de la construcción de una nueva planta en el municipio de Lorquí.

Estas instalaciones tendrán una superficie total de 85.000 metros cuadrados y supondrán una inversión inicial de 30 millones de euros, aunque el plan completo se irá encareciendo conforme se añadan la maquinaria, los equipos de última tecnología y las mejoras de procesos internos, con lo que se espera que el desembolso total alcance los 50 millones de euros. De esta forma, se espera que la capacidad productiva aumente un 50%, según indican fuentes de Eversia a Murcia Plaza.

Las obras, que está previsto que den comienzo este mismo mes de julio, tendrán una duración aproximada de unos 20 meses, de forma que si los plazos se cumplen la compañía podría comenzar su actividad en el primer semestre del 2025. 

Para su realización, la empresa molinense ha escogido un modo de trabajo por licitación de diferentes lotes constructivos, por lo que participaran diversas compañías en las distintas partes que conformarán las obras. En las primeras fases se ha contratado a la murciana Urdecon y a la caravaqueña Aljema Relosa, que serán las encargadas de comenzar el proyecto.

Una vez construida la nueva fábrica, esta aglutinará toda la actividad industrial y comercial de Eversia, de forma que la actual sede de Molina verá muy atenuada su actividad con algunos procesos productivos residuales que se trasladarán en una segunda fase para su total integración.

En cuanto a las contrataciones asociadas a este nuevo espacio, estas serán más bien modestas en un primer momento, durante el traslado de la actividad. Sin embargo, este complejo industrial estará preparado para duplicar la plantilla actual -cerró el 2021 con 450 trabajadores-, por lo que se espera que el número de empleados vaya aumentando progresivamente conforme vaya creciendo el negocio.

Mediante este proyecto, Eversia trasladará su actividad de Molina de Segura a la vecina Lorquí. Esta operación se debe a que la nueva ubicación era la que mejor cumplía con todas las exigencias de la compañía, es decir, que tuviera un tamaño suficiente para reunir toda la necesidad productiva, que fuera seductora para la actual plantilla y que estuviera situada en un emplazamiento con las ventajas logísticas que tienen en la actualidad.

Eversia ha contado con la confianza de distintas entidades financieras, para la financiación de este plan estratégico, con las que la pasada semana formalizó una operación sindicada liderada por CaixaBank y que ha contado con la participación de BBVA, Banco Santander, Banco Sabadell y Cajamar lo que le permitirá disponer de los recursos necesarios para garantizar la ejecución de sus planes. GB Consultores ha sido el asesor de la empresa en este proceso y el coordinador de la operación financiera con las distintas entidades.

125 millones de facturación

La empresa opera industrialmente, en un ámbito nacional e internacional, desde sus instalaciones centrales y desde su delegación de Telde (Gran Canaria). Los activos totales de la Eversia ascienden a más de 80 millones de euros, habiendo generado un volumen de ingresos en el año 2022 cercano a los 125 millones de euros. 

De esta forma, se eleva en casi 20 millones el resultado del 2021, cuando obtuvo una cifra de negocios de 106 millones, lo que supone un incremento del 18%. Este aumento resulta aún más llamativo si se tiene en cuenta la facturación del 2020, que se situaba en los 81 millones de euros, lo que significa que la compañía molinense ha incrementado su volumen de negocio en un 50% en tan solo dos años.

Según la propias compañía, este incremento viene motivado por "la apuesta continua en innovación, el conocimiento de nuevos materiales y la inversión acometida en instalaciones técnicas y maquinaria".

La compañía familiar perteneciente al sector del packaging flexible tiene su sede principal en Molina de Segura. Desde su nacimiento en el año 1979 -entonces operaba bajo el nombre de Plásticos Romero- ha dedicado su actividad a la fabricación y venta de envases para la conservación y transporte de todo tipo de productos de consumo.

Noticias relacionadas

next