Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ha pasado de cotizar por encima del 10.000 a perder el 9.300

Sangría en bolsa: el Ibex 35 pierde 833 puntos en las últimas cuatro sesiones

26/02/2020 - 

VALÈNCIA. Miércoles 19 de febrero de 2020. El Ibex 35 despide la sesión subiendo un 0,78% en los 10.083,60 puntos, es decir, en máximos de la primavera de 2018. Cuatro sesiones después (ayer) acababa el día en los 9.250,80 puntos tras sufrir otro 'leñazo' al perder un 2,45%. Resumiendo: el barómetro de la renta variable española se ha dejado en las última cuatro jornadas un 8,26% u 833 puntos, tal y como se aprecia en el gráfico inferior de Investing.com. 

Y el por qué no es otro que el pánico que se ha instalado en el parqué bursátil -como en el resto de buena parte del planeta- ante la propagación del coronavirus. Aunque de fondo subyace una lógica (e importante) recogida de beneficios para oxigenar la fortísima subida acumulada por más de un índice. Ayer se confirmó el tercer caso en España del también llamado Covid-19. Concretamente un médico italiano y su mujer que están de turismo por Tenerife. Y el día anterior el Gobierno transalpino informó de la muerte de seis personas por el virus chino. Fue en un auténtico 'lunes negro' en las bolsas europeas, obviamente lideradas por la italiana.

Todo ello mientras el VIX Index -llamado 'índice del miedo'- va camino de duplicarse, dado que ha pasado de cotizar en 15 puntos hasta los 28 puntos en la tarde de ayer. "Solo en los momentos más duros de la 'guerra comercial', los ánimos de los inversores europeos estuvieron tan crispados como lo están en la actualidad, ya que, durante este periodo, el VIX se mantuvo como norma general por debajo del nivel de los 20 puntos", apuntaba ayer Aitor Méndez, analista de IG. Pero eso sí recordando que el índice todavía "se mantiene lejos por el momento de los niveles marcados cuando la ciudadanía del Reino Unido decidió abandonar la Unión Europea, cuando rondaba los 38 puntos".

Este diario recordaba ayer que el dólar y el oro, dos auténticos valores refugio cuando la cosa se complica, venían subiendo a la par que las bolsas y eso carecía de toda lógica. Y en esa línea se pronunciaban también antes de ayer Gonzalo Rodríguez-Sahagún y Beatriz Gutiérrez, presidente y subdirectora general de Gescooperativo, en la jornada organizada por IVEFA. "Las bolsas llevan meses subiendo y el oro y el dólar, dos activos refigio, también lo venían haciendo, por lo queno era normal que la renta variable siguiera al alza; no tenía mucho sentido la verdad y cualquier excusa es buena para corregir en bolsa. No se si las bolsas van a caer un 5% o un 10% pero estos recortes son oportunidades de compra", manifestaba el presidente de la gestora de las cajas rurales del grupo Banco Cooperativo Español.


Por su parte, Beatriz Gutiérrez destacó "la importancia que tiene la paciencia, no perder los nervios, mantener la calma y mirar hacia un horizonte a medio/largo plazo porque el año pasado muchos inversores se perdieron el que fue uno de los mejores ejercicios de la historia en bolsa".

Pero lo que es un hecho es que ayer solo Mediaset (+2,31%), Cellnex Telecom (+0,96%) y MásMóvil (+0,47%) aguantaron el tipo dentro del Ibex 35. Todo lo contrario que ACS, Indra, Banco Sabadell, CIE Automotive, Ence y Amadeus, que experimentaron caídas superiores al 4% dentro del barómetro de la renta variable española.

Menor crecimiento

"El gran miedo de los inversores es que las medidas de contención del virus que están llevando a cabo diferentes países puedan generar un menor crecimiento", advertía Joaquín Robles, analista de XTB. "Los inversores tratan de descontar lo que ocurrirá en el futuro y, en estos momentos, se están poniendo en el peor de los casos. Todavía se desconocen datos macro y resultados empresariales donde se muestre el impacto que está teniendo la crisis del coronavirus, por lo que todavía es complicado hacer una valoración", añadía.

Pero en una coyuntura de 'tipos cero' y con los bancos centrales inyectando liquidez en cantidades industriales, la renta variable sigue siendo el activo mejor posicionado -y más tras las fuertes caídas de estos últimos días- pero eso sí asumiendo riesgo para tratar de lograr batir a la inflación. Eso o seguir con los depósitos bancarios y/o Letras del Tesoro recibiendo simbólicos intereses en el primer caso y pagando en el segundo. Claro que siempre está la posibilidad de entrar en los mercados a través de los fondos de inversión. Pero en todo caso yendo de la mano de un buen asesor financiero.

Noticias relacionadas

next