Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El Gobierno sale en defensa ante el calvario que están viviendo en bolsa

Pedro Sánchez desempolva la 'acción de oro' para evitar OPAs sobre las cotizadas españolas

18/03/2020 - 

VALÈNCIA. Encaraba el Ibex 35 la recta final de la jornada de ayer, mientras Pedro Sánchez hablaba a la ciudadanía para informar de las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno para tratar de parar los pies al coronavirus. El selectivo español avanzaba en torno al 3% entonces en lo que era un rebote tras el duro castigo del día anterior, cuando de pronto en la mente de analistas, gestores, operadores e inversores más veteranos se les apareció la 'golden share' o 'acción de oro'.

"Hemos reformado la normativa sobre inversiones exteriores para impedir que empresas de países de fuera de la Unión Europea (UE) puedan hacerse con el control de entidades españolas en sectores estratégicos", anunciaba el presidente del Ejecutivo ante el descalabro que se viene viviendo en la bolsa en las últimas semanas por el coronavirus. De entrada no se podrá adquirir más de un 10% del capital social de las compañías españolas.

Un desplome en toda regla, tal y como se observa en el gráfico de Investing, que ha dejado a la vista ya no solo una treintena de 'penny stocks' -valores que cotizan por debajo del euro- sino compañías punteras del Ibex 35 a precios de OPA. Algo que preocupa, y mucho, al Gobierno sobre todo en el caso de compañías estratégicas para los intereses del país.


'Santanderes' a 2,2 euros por acción o 'telefónicas' a menos de 4 euros lanzan estos días cantos de sirena a muchos inversores que se piensan si invertir parte de lo que aún queda en ellas. Lo único cierto estos días es que el mercado es un cuchillo que cae de punta, y el que trate de cogerlo antes de que pare se está jugando la mano", escribía el pasado lunes en este diario Javier Urones, analista de XTB

El anuncio de Pedro Sánchez insufló de optimismo -y de compras- a las cotizadas españolas, lo que provocó un cierre alcista con el Ibex 35 disparándose un 6,4% en lo que fue la mayor subida durante la crisis pandémica. El barómetro de la renta variable española se quedó a las puertas de cerrar en los 6.500 puntos, cuando en la víspera llegó a tocar durante la sesión los 5.814 puntos, es decir, mínimos de 2003. Casi nada.

¿Qué es la 'golden share' o 'acción de oro'?

Pero, ¿por qué lo de la 'golden share' o 'acción de oro'? Se trata de mecanismo que concede ciertos derechos para poder controlar algunas decisiones de la sociedad vendida. Un dispositivo utilizado por los Estados para evitar que empresas estratégicas de un país pierdan la soberanía a manos de otras foáneas; y que estuvo muy de moda durante la primera época de José María Aznar al frente del Gobierno donde se privatizaron un buen número de empresas públicas. 

Un derecho de voto que nunca estuvo bien visto por la Comisión Europea y de hecho fue derogada por exigencia de Bruselas, amparándose en el principio de reciprocidad. Pero el Estado español utilizó la 'acción de oro' en cotizadas como Endesa, Iberia, Repsol, Tabacalera y Telefónica, por citar algunas. Y precisamente la operadora presidida por José María Álvarez-Pallete se disparó en una histórica sesión, al catapultarse un 17,8% y solo superada en el Ibex 35 por Mapfre (+19,9%). Eso sí conviene recordar que Telefónica (TEF) pesa en el índice en torno al 6,7% y la aseguradora menos del 1%.

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica
Las perspectivas económicas de TEF auguran que el sector de las telecomunicaciones podría ser uno de los menos afectados por el impacto derivado de la situación generada a nivel mundial por la pandemia del coronavirus. En concreto, se estima que la acción de Telefónica, con un precio objetivo estimado por el consenso de los analistas del mercado en 7,75 euros y una rentabilidad por dividendo superior al 10%, podría beneficiarse de una revalorización de casi el 110% en cuanto los mercados se estabilicen.

Tampoco hay que olvidar que las antaño conocidas como 'matildes' el pasado lunes marcaban mínimos históricos en los 3,682 euros; mientras que desde el 19 de febrero -cuando el Ibex 35 cerró en los 10.083 puntos, máximos de la primavera de 2018-, TEF ha perdido un tercio de su capitalización que al cierre de ayer era de 22.521 millones de euros, cuando lo habitual era verla por encima de la barrera de los 50.000 millones.

Durísimo varapalo al 'Ibex 5'

El resto del conocido como 'Ibex 5', el formado por las cotizadas con más peso del principal índice bursátil español, también se han visto afectadas -y mucho- por el descalabro bursátil, lo que les ha dejado capitalizaciones a tiro de OPA. Ahí está el caso de Inditex, que ha visto como se esfumaba un 34,3% de su capital para presentar un valor de 65.637 millones de euros, cuando hace bien poco que se situaba por encima de los 100.000 millones de euros. 

Por no hablar de Iberdrola, que hace un mes marcaba máximos históricos y ha perdido un 19,2% de su valor en bolsa para descender hasta los 58.482 millones de euros. O Banco Santander, que el año pasado llegó a superar a Inditex capitalizando más de 100.000 millones y ayer valía 36.144 millones, un 44,6% menos que el pasado 19 de febrero. O BBVA, que ha sufrido un durísimo varapalo del 45,4% viendo como su capitalización se reducía hasta los 18.803 millones de euros. Y en todos los casos tomando el cierre alcista de ayer...

Noticias relacionadas

next