Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Los cámpines, abocados a iniciar despidos al quedar excluidos de los ERTE

4/10/2020 - 

MURCIA (EFE). Los cámpines se ven abocados a iniciar un proceso de despidos, después de que se hayan quedado fuera de la nueva prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) de fuerza mayor por la covid-19 hasta el 31 de enero de 2021, aprobada por el Gobierno.

Esta exclusión, que consideran "injusta y discriminatoria", se está traduciendo ya en despidos y "va a haber muchos en los próximos quince días".

"No podemos hacer otra cosa" ante un parón total de la actividad, ha lamentado la presidenta de la Federación Española de Cámpings (FEEC), Ana Beriain, en declaraciones a Efe.

Tras haber permanecido cerrados durante el estado de alarma, en julio y agosto abrieron todas las instalaciones, con resultados "medianamente buenos", gracias al turismo nacional, alcanzando entre un 70 % y 75 % del nivel de actividad de hace un año, pero, desde la segunda quincena de septiembre, de nuevo todo está parado, y las perspectivas para los próximos meses vuelven a ser de "cero turistas e ingresos", ha señalado.

Recuperación de hasta un 80 % de la plantilla en verano

En julio y agosto, los cámpines rescataron de los ERTE entre un 75 % y un 80 % de la plantilla, lo que ahora se ha vuelto en su contra, ya que, pese a que el alojamiento turístico es uno de los sectores específicos incluidos en la prórroga, se pueden acoger a ella aquellas empresas que desde el principio de la crisis sanitaria hasta la fecha no han llegado a recuperar a los trabajadores regulados en porcentajes significativos (menos del 65 %).

"Creo que a partir del lunes podemos tener conversaciones con el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, y nos lo va a comunicar", ha dicho Beriain.

España cuenta con 1.400 cámpines (que generan 20.000 puestos de trabajo directos), de los cuales una parte cierra en diciembre, algunos trabajan en invierno con las pistas de esquí y otros permanecen abiertos todo el año.

Estos últimos, principalmente en la Comunidad Valenciana, Andalucía, parte de Cataluña y Murcia, trabajan con clientes internacionales, sobre todo centroeuropeos, que vienen a pasar el invierno a España, pero en estos momentos no hay turismo extranjero.

El turista nacional, además de que fuera de la temporada de verano, viaja solo en fines de semana, tampoco se mueve debido a la situación de la pandemia en España, ha agregado.

Importantes inversiones anuales

Además, los cámpines invierten anualmente en la mejora de sus instalaciones y cuando esperaban empezar a recuperar las inversiones realizadas en invierno, llegó el covid-19 y ahora se encuentran "muy asfixiados".

Los cámpines españoles, que son de los mejores de Europa, suponen la segunda oferta de alojamiento turístico en España, tras los hoteles, y la primera en cuanto a vacaciones al aire libre, con 40 millones de pernoctaciones en 2019.

"Somos el destino de campin muy potente a nivel europeo y nos han dejado fuera de los ERTE", mientras que, en los países competidores, hay planes específicos de rescate del turismo, en los que, por supuesto, está incluido su sector.

"No me lo explico" dice Beriain, que ha recordado que cuando salieron en primavera las líneas de financiación ICO para la circulante de la empresa, tampoco estaban incluidos y tuvieron que hablar "con la secretaria de Estado de Turismo de entonces y la ministra porque no se habían dado cuenta" de dicha omisión.

Aparte de que se pueda mandar a los trabajadores al ERTE, el sector pide al Gobierno que "arregle con la banca lo que sea necesario para poder tener un año más de carencia" en la devolución de los ICO, así como aplazamientos o exoneraciones en los pagos de las hipotecas.

Noticias relacionadas

next