Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La relación entre PSOE y Podemos en el Gobierno se resiente aún más por la campaña catalana

12/02/2021 - 

MADRID (EP). La contienda de la campaña catalana ha elevado aún más la tensión entre los socios del Gobierno de coalición, sobre todo después de que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, cuestionara la "plena normalidad democrática" en España. Desde entonces, PSOE y Unidas Podemos llevan días enfrascados en una nueva disputa, con los 'morados' volcados en diferenciarse de sus socios, y los ministros socialistas saliendo en tromba a defender la calidad democrática y corregir al vicepresidente.

Esta nueva polémica saltó el lunes, cuando Iglesias criticó en una entrevista la situación de "excepcionalidad" que supone, a su juicio, la condena de prisión que cumple el líder de ERC, Oriol Junqueras, por su participación en el procés, o el hecho de que el líder de Junts, Carles Puigdemont, se encuentre huido de la justicia en Bruselas --"exiliado", según mantiene el vicepresidente--.

"No hay una situación de plena normalidad política y democrática en España cuando los líderes de los dos partidos que gobiernan Cataluña, el uno está en la cárcel y el otro en Bruselas", afirmó Iglesias, abriendo así un nuevo debate en el seno de la coalición, en este caso, sobre la calidad democrática.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, trató sin éxito el martes de zanjar la polémica y desvincularla de la labor del Ejecutivo, argumentando que las de Iglesias son declaraciones que hay que enmarcar dentro de la campaña electoral de las elecciones catalanas, en las que PSOE y Unidas Podemos compiten entre sí con diferentes candidatos.

Sin embargo, lejos de ir remitiendo la tensión, la polémica se ha ido enquistando a lo largo de la semana, y las diferencias entre unos y otros, visibilizándose una vez más.

De hecho, a medida que se va acercando la cita del domingo, los 'morados' han ido elevando el tono cada vez más para defender su argumento de que no existe "plena normalidad democrática en España", con declaraciones y diversas campañas en las redes sociales denunciado, por ejemplo, la excepcionalidad que, a su parecer, la marcha del Juan Carlos I, la supuesta 'caja B' del PP, o el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasel.

Según ha reafirmado Iglesias este viernes en una entrevista a Huffington Post, recogida por Europa Press, las reacciones "tan agresivas" que se han sucedido por parte de "poderes mediáticos, de la derecha" e incluso de su socio de Gobierno, el PSOE, revela que señalan la verdad.

Por su parte, los miembros socialistas del Gobierno, empezando por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, se han afanado en defender la "grandísima democracia" que rige en España. "Es un momento brillante de la historia de España", zanjó este jueves la 'número dos' del Gobierno.

Como ella, lo han puesto de manifiesto con énfasis, por ejemplo, la ministra de Defensa, Margarita Robles, o el de Justicia, Juan Carlos Campo, quienes también se han visto envueltos en nuevas polémicas con Unidas Podemos, en el primer caso, por los reproches de los 'morados' por la venta de armas a Arabia Saudí, y en el segundo, por las discrepancias con la reforma del Código Penal para despenalizar la libertad de expresión.

En concreto, las palabras de Robles respondiendo a Iglesias, defendiendo que España es una "democracia plena" ejemplo en todo el mundo, cuyas instituciones "funcionan", llevaron a la secretaria de Estado de Agenda 2030 y dirigente de Podemos, Ione Belarra, a volver a la carga contra la ministra de Defensa.

"Una democracia plena habría dejado de vender armas a Arabia Saudí para ser usadas en la guerra de Yemen", rebatió en un mensaje en Twitter Belarra, quien ya ha lanzado duras críticas contra Robles en anteriores disputas entre PSOE y Unidas Podemos.

En cuanto a la reforma de la libertad de expresión, la polémica se desató cuando Moncloa anunció a última hora lunes que el Ministerio de Justicia va a estudiar una revisión de los delitos relacionados con excesos en el ejercicio de la libertad de expresión, horas antes de que Unidas Podemos presentara en el Congreso una proposición de ley en este sentido, aunque más ambiciosa en lo que se refiere a la despenalización.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha hecho ninguna declaración sobre el asunto, pero sí quiso dejar claro este jueves durante un acto en Moncloa la "enorme suerte" que supone nacer y vivir en un "gran país" como España.

Estas nuevas disputas en torno a calidad democrática del sistema político español o la reforma del Código Penal se suman a las discrepancias en las que PSOE y Unidas Podemos ya llevan semanas enfrascados en torno al alcance de la futura ley de vivienda que preparara el ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, Jose Luis Ábalos, y de la ley Trans en la que trabaja la titular de Igualdad y 'número dos' de Podemos, Irene Montero.

Todo ello, a pesar de que los socios celebraron el pasado 27 de enero una reunión con el objetivo de revisar el funcionamiento de sus coalición durante el primer año de legislatura, y "coordinar su acción conjunta" en el nuevo periodo de sesiones que está a punto de arrancar.

Noticias relacionadas

next