Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

análisis

Grifols, una apuesta frente a la covid-19

19/06/2020 - 

MADRID. Grifols sufrió -como el resto de compañías- eel fuerte impacto de la covid-19 en el pasado mes de marzo. En el caso de la compañía catalana, la caída le sirvió para pasar de cotizar desde la parte alta del canal alcista que mantiene desde el pasado año 2012 a la parte baja del mismo. 

La compañía ha sido capaz de evaluar el impacto que tendrá el coronavirus en sus cuentas, que será de 200 millones de euros, además de implementar un plan de reducción de costes que ha cifrado en 100 millones de euros para su cuenta de pérdidas y ganancias consolidadas en el ejercicio 2020. 

Tras la fuerte oleada de ventas de marzo, el valor ha sido capaz de recuperar posiciones, además de haber anunciado que ha iniciado la producción de su inmunoglobulina hiperinmune con anticuerpos específicos contra el SARS-Cov-2 a partir del plasma de personas que han conseguido superar la enfermedad. Grifols comunicaba que espera obtener las primeras dosis a partir del mes de julio.


El movimiento de marzo ha servido al valor para consolidar el canal alcista de largo plazo, por lo que debemos suponer que el precio se mantendrá fiel a él y, en la actualidad, queda limitado en la parte baja en los 25€, mientras que su parte alta pasa ahora por niveles superiores a los 35€.

Si pasamos a observar a Grifols en un gráfico diario podemos apreciar cómo, excluyendo la fuerte volatilidad que sufrió el valor en marzo, las caídas posteriores que ha venido sufriendo en los meses de mayo y junio han sido frenadas en el nivel de los 26.40€, soporte que tomamos como referencia principal considerando que la cotización de la acción se ha estabilizado. Los 26.40€ sirvieron de freno al precio en el pasado año 2018 y actuaron como soporte en 2019. 

Doble techo

Por otro lado, desde el doble techo marcado en el entorno de los 34€, Grifols cae desde el mes de abril en lo que puede ser una cuña convergente (marcada en rojo) con implicaciones alcistas tras haber marcado un mínimo en los 26.40€ comentados. En el corto plazo, para activar el potencial al alza de dicha figura es condición necesaria que el precio sea capaz de superar al alza la parte alta de la cuña y que el precio sea capaz de experimentar un cierre por encima de su máximo relativo anterior (28.60€). 

De producirse, proyectamos el objetivo a alcanzar y aparecen los 33.05€ (proyección al alza de la altura de la cuña desde el punto de ruptura). Se crearía un nivel de resistencia entre los 33.05€ y la zona de los 34€. De ser superado esa franja el valor entraría en subida libre. Antes, existe una zona de resistencia en los 30.05€.


Por abajo, una pérdida a precios de cierre de los 26.40€ sería preocupante y más allá, la pérdida de los 25€ sería definitivo para el valor, donde quedaría atrás su momento alcista de largo plazo y llevaría a cabo correcciones mayores.

Ignacio Zarza es analista de Auriga Global Investors

Noticias relacionadas

next