Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El paro de larga duración sube un 32 % con la pandemia y supera los 1,6 millones de personas

6/12/2020 - 

MADRID (EFE). El paro de larga duración ha acelerado su incremento en estos meses de pandemia y ya supone el 42 % del total de desempleados, seis puntos más que en febrero, con 1,6 millones de personas que llevan más de 12 meses buscando un empleo.

Según los datos del Ministerio de Trabajo recopilados por Efe, en febrero, antes del estallido de la pandemia, había 1,23 millones de parados de larga duración, es decir que llevaban más de 12 meses en esa situación.

Suponían así el 38 % de los 3,24 millones de parados a cierre de ese mes.

Ocho meses después, a cierre de octubre, esos parados de larga duración eran 1,63 millones, 400.000 más que en febrero, un alza del 32 %, pasando a suponer el 42 % del total de desempleados.

En estos meses, de febrero a octubre, el paro se ha incrementado en unos 780.000 parados (18 % más), hasta los 3,8 millones.

El paro de larga duración comenzó a crecer a mayor ritmo que el desempleo total desde mayo y esa tendencia se ha visto acelerada desde agosto con la llegada de la segunda ola de la pandemia.

"A partir de agosto el paro de larga duración (mayor de 12 meses) ha superado el paro de menor duración (6 meses o menos)", señalaba Fedea en su último informe de análisis de la coyuntura económica en la pandemia.

"Mientras que se reduce el paro de las personas que iniciaron su demanda de empleo durante la crisis sanitaria sigue aumentando el de las personas cuya demanda se registró antes del inicio de esta crisis", añadía.

"Desde el principio de la pandemia lleva creciendo pero se ha acelerado en septiembre y octubre y es posible que se siga así", explicaba a Efe Florentino Felgueroso, investigador asociado de Fedea.

Felgueroso recuerda que se trata de algo habitual y preocupante de las crisis, ya que los que se quedan más rezagados tienen más dificultades para reengancharse al mercado.

Para intentar afrontar esta situación señala a la implementación de acciones formativas para esos desempleados, así como a la adopción de medidas para garantizar la cobertura con prestaciones.

"400.000 parados más en este tiempo es una cifra bastante considerable para tan poco tiempo", subraya,

Desde CCOO, la secretaria de Empleo, Lola Santillana, incide en los problemas de cobertura de prestaciones para estos parados que, apunta, suelen ser además mayores de 45 años, lo que complica aún más su retorno al mercado laboral.

"Se debe incentivar su contratación e intentar evitar que se les expulse del mercado laboral", señala.

"Debería haber un compromiso de las empresas en este sentido, añade.

Dentro del borrador sobre políticas activas de empleo planteado por el Gobierno a los agentes sociales se recogen incentivos a la contratación indefinida con especial atención a mayores de 45 o parados de larga duración

"Está bien pero con eso no es suficiente", subraya Felgueroso, que incide en la importancia de reciclar y formar a esos trabajadores.

En un reciente informe UGT también advertía de que el paro de larga duración podía agravarse después de la pandemia del coronavirus si no se toman medidas adecuadas.

Noticias relacionadas

next