Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

panel de expertos

Diez financieros opinan sobre el levantamiento en bolsa del 'veto bajista' de la CNMV

23/05/2020 - 

De izquierda a derecha arriba: Francisco Varea (Edetania Patrimonios), Antonio Aspas (Buy & Hold Capital), Amparo Belenguer (Ibercaja), Mónica Blesa (Caixa Popular) y Vicente Carpio (Finest Porfolio Ideas). Debajo siguiendo el mismo orden: Isabel Giménez (FEBF), Javier Gómez (Andbank), Pilar Lloret (Nao SAM), Ricardo González (GPM) y Jesús Villegas (Renta 4 Banco)

VALÈNCIA. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) informó ayer lunes que desde hoy ha quedado levantado el 'veto bajista', que impuso sobre las cotizadas a mediados de marzo pasado. Una decisión que, visto lo sucedido al cierre donde el Ibex 35 se disparó un 4,7%, parece que la decisión del supervisor ha sentado bien en el mercado.

Pero nada mejor que sean diez curtidos financieros valencianos los que ofrezcan a los lectores de este diario su opinión sobre dicho levantamiento, además de conocer su visión de imponer el 'veto bajista' en momentos de fortísimas caídas -como sucedió a mediados de marzo pasado- y el por qué tienen tan mal cartel los bajistas de turno. A continuación sus respuestas:

Antonio Aspas, cofundador de Buy & Hold Capital

-¿Hasta qué punto el levantamiento del ‘veto bajista’ de la CNMV puede impulsar las cotizaciones en la bolsa española?
-El impacto de los inversores bajistas depende principalmente de la situación de mercado. En este momento en que el sentimiento y la profundidad del mercado está mejorando, no espero un impacto significativo en las cotizaciones.

-¿Es partidario de que en tiempos de fuerte inestabilidad en los mercados se ponga coto a las posiciones cortas?
-En situaciones excepcionales de pánico y estrés de mercado, donde la liquidez disminuye fuertemente y se retiran los compradores, considero adecuado medidas como las aprobadas por la CNMV, de prohibir el aumento de posiciones bajistas, pero siempre de manera temporal.

-¿Por qué los bajistas tienen tan ‘mal cartel’ en la bolsa?
-Hay que pensar que la mayoría de los inversores solo operan con posiciones alcistas, por lo que es lógico que vean con malos ojos a los inversores bajistas que no solo hacen caer las empresas en las que invierten, sino que se "benefician" con las caídas de estas. Estos inversores bajistas son mayoritariamente inversores profesionales que dedican mucho tiempo y esfuerzo a analizar compañías. La operativa de estos inversores bajistas tiene los siguientes efectos positivos en el mercado:

  • Aumentar la liquidez de los valores, mediante la operativa de compra y venta de los títulos donde operan.
  • Buscar empresas sobrevaloradas, ayudando a que las valoraciones alcancen niveles razonables.
  • Detectar empresas que estén realizando algún fraude o estén engañando a sus accionistas con la contabilidad. Hay muchos ejemplos de ello, pero el más conocido por los inversores españoles posiblemente sea el caso de Gowex, donde un inversor bajista (Gotham City) destapo el fraude que estaba realizando.

Francisco Varea, socio director de Edetania Patrimonios


-¿Hasta qué punto el levantamiento del ‘veto bajista’ de la CNMV puede impulsar las cotizaciones en la bolsa española?
-En principio prohibir las posiciones vendedoras tiene como objetivo evitar que los grandes especuladores puedan obtener beneficios en estos momentos tan complicados, aunque existen dudas sobre si estas medidas tienen éxito. Países donde no han prohibido estas operaciones no se han comportado peor que las bolsas donde sí que se ha limitado. Ahora que los mercados están más tranquilos se ha levantado esta prohibición pero no debería tener impacto en las cotizaciones. Las subidas que estamos viendo en toda Europa no son motivadas por esta causa y se están produciendo de forma generalizada.

-¿Es partidario de que en tiempos de fuerte inestabilidad en los mercados se ponga coto a las posiciones cortas?
-Hay cierta controversia sobre la efectividad de estas medidas. Posiblemente en valores concretos tengan más sentido que sobre todo el mercado. Estamos en un mundo globalizado y por mucho que se prohíban las posiciones bajistas si los mercados en general caen también lo harán las bolsas en donde se pongan estas limitaciones. No creemos demasiado en estas prohibiciones e históricamente se puede observar cómo no han solido funcionar.

-¿Por qué los bajistas tienen tan ‘mal cartel’ en la bolsa?
Las posiciones bajistas no dejan de ser algo 'antinaturales' porque buscan las caídas de los mercados para obtener beneficio. A medio y largo plazo las cotizaciones de las acciones responden a los fundamentales de las compañías por lo que debería ser poco relevante que haya inversores que quieran estar cortos en algún valor. Quizá el hecho que solo los grandes fondos presten sus acciones compradas a los hedge funds que se ponen cortos de esas acciones a cambio de una contraprestación, hace que incluso tengan peor cartel dado que los pequeños accionistas que se mantienen durante mucho tiempo en una compañía no se pueden aprovechar de estos préstamos.

Pilar Lloret, directora general de Nao Sustainable Asset Management


-¿Hasta qué punto el levantamiento del ‘veto bajista’ de la CNMV puede impulsar las cotizaciones en la bolsa española?
-Los mercados financieros son impredecibles ante este tipo de noticias, por lo que no sabemos qué sentido pueden tomar los índices, si habrá fuertes caídas por la posibilidad de realizar otra vez estrategias de cortos o bien subidas por entenderse que el mercado está en mejores condiciones; es una noticia que no creo que podamos utilizar en nuestro favor en el corto plazo. No obstante, al margen de cómo pensemos que pueden reaccionar los valores en el corto plazo en el medio y largo plazo, lo que debemos tener claro es que no se pueden tomar decisiones de inversión en base a este tipo de noticias pues no condicionan el valor fundamental del mercado.

-¿Es partidaria de que en tiempos de fuerte inestabilidad en los mercados se ponga coto a las posiciones cortas?
-No, creo que este tipo de intervenciones en el mercado distorsionan más que otra cosa, desestabilizándolo y desorientando a los inversores. Si los mercados caen fuertemente la forma de estabilizarlos es dar confianza con medidas económicas (regulatorias, de gastos público, monetarias, etc..) que permitan reactivar la economía, pero, sobre todo, creando un clima de confianza para los agentes económicos.

-¿Por qué los bajistas tienen tan ‘mal cartel’ en la bolsa?
-La mala prensa que tienen los que mantienen posiciones cortas en los mercados financieros vienen del hecho de que parecen querer enriquecerse de las pérdidas de otros. En parte, como ciudadano, podría comprender este argumento, pero como gestor que trata de defender los intereses de sus partícipes lo que entiendo que hay mecanismos de cobertura que me permiten protegerlos de dichas pérdidas. Casi todos los instrumentos que hay en el mercado con los que pueden tomarse posiciones cortas han nacido con el fin de proteger o cubrir, es el caso de los futuros sobre petróleo o metales, por ejemplo, o sobre materias primas agrícolas, también los que se han creado sobre índices. La cuestión está en cómo y para qué los utilices. Personalmente, y esta es también la filosofía que aplicamos en Nao, estos instrumentos deben utilizarse para cubrir carteras y eliminar riesgo y no para asumir uno aún mayor que te pueda jugar una mala pasada.

Ricardo González, gestor de GPM

-¿Hasta qué punto el levantamiento del ‘veto bajista’ de la CNMV puede impulsar las cotizaciones en la bolsa española?
-Todo lo que sea aumentar la libertad de la operativa es positivo, ahora bien, de ahí a pensar que por sí misma esta medida pueda ser un impulso para la cotización hay una diferencia importante. Por desgracia, el mercado de valores español viene mostrando un mal comportamiento relativo con respecto a otras bolsas mundiales desde hace años. Este mal comportamiento viene de mucho antes que el estallido de la crisis de la covid-19 y refleja que el mercado español no tiene un mal comportamiento puntual, sino que es un mal comportamiento estructural con respecto a otros mercados mundiales. Esta debilidad relativa provoca que cuando la renta variable global sube, el mercado español sube menos o incluso cae y cuando la renta variable global cae, el mercado español está entre los que más caen. Mientras persista esta situación de debilidad, lo mejor es mirar más allá de la bolsa española, ya que supone un claro coste de oportunidad para sus inversores.

-¿Es partidario de que en tiempos de fuerte inestabilidad en los mercados se ponga coto a las posiciones cortas?
-No. Si estudiamos las veces en las que se han prohibido las posiciones cortas no solo en el mercado español, sino en otros mercados observamos como dicha prohibición ha afectado negativamente a dos variables importantes para los mercados: la volatilidad y la rentabilidad. En un mercado con restricciones como son las prohibiciones de las ventas a corto, se reduce el volumen de negociación ya que los inversores prefieren utilizar otros mercados con mayor flexibilidad que les permitan la posibilidad de operar en ambas direcciones. La ausencia de liquidez provoca de forma irremediable el riesgo de un incremento de la volatilidad, ya que cuanto más se reduce la liquidez en los mercados mayor dificultad existe para encontrar el punto de equilibrio entre oferta y demanda. En lo que respecta a la rentabilidad, desde la prohibición de las posiciones cortas el pasado 16 de marzo el Ibex ha subido un 6,02%. Otros índices comparables que no prohibieron posiciones cortas como el DAX ha subido un 19,71% y el FTSE 100 londinense un 12,59%. Esta es una rentabilidad que duplica e incluso triplica a la del Ibex 35, por lo que resulta evidente -una vez más- que la prohibición de posiciones cortas no a repercutido en un mejor comportamiento del índice, más bien todo lo contrario.

-¿Por qué los bajistas tienen tan ‘mal cartel’ en la bolsa?
Creo que ese mal cartel se debe principalmente a la escasa cultura financiera y continuos ataques por partes interesadas que, en lugar de esforzarse por formar a la población sobre el funcionamiento de los mercados, buscan 'culpables' a los que acusar en cualquier entorno no favorable. Si vendes las acciones es porque las tienes. Lo contrario está prohibido. Cuando alguien quiere comprar tiene que tener al otro lado alguien dispuesto a vender, o viceversa. Los inversores que toman una posición bajista, lejos de perjudicar al mercado, contribuyen a la formación de precios eficientes, aumentan la liquidez del mercado y facilitan la cobertura de riesgos.

Jesús Villegas, director de Renta 4 Banco en Castellón

-¿Hasta qué punto el levantamiento del ‘veto bajista’ de la CNMV puede impulsar las cotizaciones en la bolsa española?
-Más que impulsar la cotización de las acciones españolas lo que va a hacer es dotar de mayor liquidez a esos títulos. Una de las principales características de cualquier mercado de valores es la liquidez de los títulos y si se ponen trabas a su negociación va a lastrar la entrada de inversores. El mercado está cada vez mas globalizado e interconectado y es muy importante que las acciones se puedan transmitir entre terceros con la máxima transparencia y con las mínimas restricciones posibles.

-¿Es partidario de que en tiempos de fuerte inestabilidad en los mercados se ponga coto a las posiciones cortas?
-Es entendible que de manera temporal se ponga freno a una especie de 'espiral especulativa bajista'. Pero no debería ser una medida que se prolongue en el tiempo y medidas de este tipo deberían estar armonizado por todos los mercados a nivel mundial. Si un país, de manera unilateral, toma medidas de ese impacto y otros no, puede repercutir negativamente a largo plazo sobre la fiabilidad y seguridad legal de ese mercado. Y esa incertidumbre es la que lastra la entrada de nuevos inversores.

-¿Por qué los bajistas tienen tan ‘mal cartel’ en la bolsa?
-Cuando se analiza una empresa se trata de ver si su valoración coincide con su cotización. Si tras el análisis se ve que la empresa vale mas de lo que cotiza, se dice que está "infravalorada" y se comprarán acciones esperando que su cotización suba hasta que coincida con su valor. Por contra, si la empresa cotiza por encima de su valor, la empresa está 'sobrevalorada' y su cotización debería bajar hasta ajustarse a su valor real. Si se pueden obtener beneficios en un sentido (alcistas) también se pueden obtener beneficios en el contrario (bajistas). Al final no deja de ser un mecanismo de ajuste entre precio y valoración.
No hay que olvidar que las herramientas utilizadas están al alcance de cualquier inversor, independientemente del patrimonio que tenga, y lo mismo ocurre con la información con la que cuentan para analizar las compañías, que también es la misma para todos. Ese mal cartel está originado por circunstancias muy puntuales, sobre todo ante caídas de los mercados. Una mayor formación ayudará a que los inversores decidan en qué empresas invertir y si lo hace tomando posiciones alcistas o bajistas. Y no hay que olvidar que los bajistas aciertan y se equivocan como cualquier otro en la toma de decisiones.

Isabel Giménez, directora general de la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros

-¿Hasta qué punto el levantamiento del ‘veto bajista’ de la CNMV puede impulsar las cotizaciones en la bolsa española?
-Desde el punto de vista del mercado, los bajistas aportan liquidez al sistema, ya que si hay inversores bajistas, habrá más inversores a los que poder comprar y vender acciones. Pero las posiciones bajistas distorsionan los precios y pueden generar incertidumbre, sobre todo en momentos de elevada volatilidad. Habrá que ver como evoluciona el mercado, pero hoy por hoy para los reguladores sería más difícil justificar la prórroga en estas restricciones ya que las aguas bajan mucho más tranquilas, con la volatilidad lejos de los máximos marcados en marzo, aunque todavía elevada.

-¿Es partidaria de que en tiempos de fuerte inestabilidad en los mercados se ponga coto a las posiciones cortas?

-Más allá de efecto en sí mismo de la prohibición de las operaciones en corto, el establecimiento de estas medidas tiene un efecto psicológico sobre el mercado, al enviar un aviso a navegantes de que el regulador no está dispuesto a que la situación se convierta en una carnicería, en la que 'todo vale'. La posición es controvertida y depende de la idiosincrasia de cada mercado de valores. Por ejemplo, Wall Street se ha mostrado siempre contrario a prohibir las apuestas a corto. Sólo lo hizo una vez, durante la gran crisis financiera de 2008. Bajo su punto de vista la madurez de un mercado se muestra sabiendo asumir las posiciones bajistas, de cara a facilitar la vuelta a la normalidad. En el lado opuesto podemos citar a Corea del Sur, donde han ido un paso más allá, con una prohibición de posiciones bajistas durante un periodo de seis meses. Las grandes posiciones cortas -aquellas que supera el umbral del 0,5% del capital- se han reducido en seis de las 14 firmas donde estaban antes de la prohibición, han desaparecen de Amadeus, Santander, BBVA, Telefónica, MásMóvil e Iberdrola, y siguen en Sabadell. Sólo aumentan en Cellnex, donde Citadel declaró el 0,52% el 1 de abril, amparado por alguno de los supuestos de la norma.

-¿Por qué los bajistas tienen tan ‘mal cartel’ en la bolsa?
-Una posición bajista es la venta de acciones tomadas en préstamos por inversores que espera recuperar su posición más tarde mediante la recompra de esas acciones a un precio menor. Como es una actividad que reporta grandes beneficios es actividad habitual en los mercados financieros. En algunos ejercicios anuales esta actividad ha supuesto el 24% del volumen negociado en al NYSE y el 31% del Nasdaq. La mayoría de las posiciones bajistas las realizan market makers o high-frequency traders, o intermediarios de los mercados de opciones que quieren hacer arbitraje con sus posiciones abiertas. Los market makers y los high-frequency traders generalmente no mantienen sus posiciones bajistas durante un periodo prolongado de tiempo. De hecho, suelen cerrar las posiciones en minutos o incluso segundos, de forma vertiginosa. El foco se suele poner en las posiciones bajistas que se prolongan en el tiempo por considerar que las acciones están sobrevaloradas. Ellos esperan obtener beneficios recomprando las acciones una vez toque suelo la caída de precios. Estos inversores suelen pedir las acciones en préstamo a inversores institucionales con estrategias de inversión pasiva. A cambio de las acciones, el prestatario proporcionará el colateral, normalmente cash, al prestamista. El colateral estándar para las acciones estadounidenses suele ser el 102% de la cotización. Los bajistas dicen que son 'buenos' para el mercado porque identifican valores sobre valorados y corrigen ineficiencias en cotizaciones. Los detractores de los bajistas argumentan que no arriesgan nada, ya que la mayoría de las posiciones bajistas las realizan con valores tomados en préstamos, y castigan de forma implacable algunos valores que luego pueden compran a precios de risa. En un comunicado, la AMF señaló que esas circunstancias constituyen una amenaza seria para la confianza de los mercados. Tomados en global, hay investigaciones empíricas que cuestionan la eficacia de la prohibición de posiciones bajistas durante las fases de caída del mercado. Las barreras muestran como hay efectos indeseados como elevar los costes de intermediación, reducir la liquidez del mercado y evitar que los bajistas pongan en evidencia casos de fraude y de manipulaciones de beneficios por parte de los gestores de empresas cotizadas. En mercados eficientes y líquidos (como los norteamericanos) los bajistas pueden ser mensajeros de malas noticias sobre el futuro de determinados valores, pero no parece que lideren caídas de precios. En mercados menos líquidos y eficientes (europeos) pueden distorsionar los precios e incluso, la tendencia, por eso son más temidos. Cuando subimos a un avión y hay turbulencias tenemos que permanecer sentados con el cinturón puesto, como medida extraordinaria. En los mercados financieros sucede algo parecido.

Amparo Belenguer, directora de Ibercaja Patrimonios en Levante

-¿Hasta qué punto el levantamiento del ‘veto bajista’ de la CNMV puede impulsar las cotizaciones en la bolsa española?
-La prohibición de cortos es una medida que tienen muy pocas consecuencias en los precios de las acciones. Cuando se instala la prohibición de cortos se impide que se generen nuevas posiciones bajistas, las que estaban abiertas antes se pueden quedar.
Existen muchos estudios que indican que no afectan a los precios. Solamente en situaciones muy puntuales de corto plazo pueden afectar. Lo que sí puede generar una presión compradora es el cierre de las posiciones cortas, ya que deben comprar las acciones que previamente han vendido.

-¿Es partidaria de que en tiempos de fuerte inestabilidad en los mercados se ponga coto a las posiciones cortas?
-En situaciones muy puntuales pueden ayudar a evitar la fuerte volatilidad de los mercados, al igual que las subastas automáticas de volatilidad. Pero estas medidas deben estar tomadas a priori y que funcionen de forma realmente automatica para evitar aplicarlas de forma poco transparente. Existen muchos tipos de agentes en el mercado y todos juegan un papel importante. Es mejor un mercado líquido que iliquido. Como también hay inversores de largo plazo, de medio plazo, especuladores, arbitrajistas, por fundamentales, por analisis técnico. Entre todos ellos hacen que el mercado funcione de una forma más eficiente. La dirección del precio de las acciones la marca la evolución de la empresa en cuestión, no la cantidad de compradores y vendedores. De hecho, en cada cruce de precios, existe un comprador y un vendedor, de lo contrario no se cruzaría.

-¿Por qué los bajistas tienen tan ‘mal cartel’ en la bolsa?
-Por la propia naturaleza humana de buscar un cabeza de turco o chivo expiatorio. Siempre es mas fácil culpar a los malvados especuladores que tiran el precio hacia abajo y no cuando lo hacen subir.

Mónica Blesa, directora de Banca Privada de Caixa Popular

-¿Hasta qué punto el levantamiento del ‘veto bajista’ de la CNMV puede impulsar las cotizaciones en la bolsa española?
-El hecho de que la CNMV haya decidido levantar la prohibición de creación o incremento de posiciones cortas netas, no debiera impulsar las cotizaciones, en todo caso, el efecto que podría provocar es el contrario, haciéndolas bajar. Ahora, cualquier inversor se podría poner corto en su posición neta o incrementar las posiciones que ya tuviera, lo que presionaría los precios a la baja. Lo que impulsaría las cotizaciones en relación con las posiciones bajistas sería que éstos las cerraran, lo que siempre ha estado permitido. La prohibición sólo impedía que incrementaran su posición no que la redujeran por lo que de querer hacerlo podrían haberlo hecho ya.

-¿Es partidaria de que en tiempos de fuerte inestabilidad en los mercados se ponga coto a las posiciones cortas?
-En nuestra opinión, en momentos de fuerte volatilidad e inestabilidad de los mercados, esta decisión puede ser beneficiosa para los inversores minoristas, ya que prohibir las posiciones cortas normalmente resta volatilidad al mercado y eso puede favorecer a los pequeños inversores, viéndose así beneficiados por la medida.

-¿Por qué los bajistas tienen tan ‘mal cartel’ en la bolsa?
-Básicamente porque amplifican los movimientos de los mercados, especialmente a la baja. El mercado ya tiene volatilidad en sí mismo, pero cuando los bajistas se meten en una empresa normalmente la volatilidad aumenta y los movimientos se amplifican, a la baja cuando entran (aumentan la intensidad de la caída) y al alza cuando cierran posiciones.

Javier Gómez, director territorial de Levante de Andbank

-¿Hasta qué punto el levantamiento del ‘veto bajista’ de la CNMV puede impulsar las cotizaciones en la bolsa española?
-Desconocemos cuál puede ser el impacto, pero pensamos que el levantamiento de la restricción de operar en corto conlleva una noticia positiva: la sensación de 'mercado roto', incapaz de valorar las compañías por la concurrencia de oferta y demanda, ha quedado atrás. La actuación de los rectores de mercado (similar en otros mercados europeos, con la notable excepción de Italia) debemos entenderla como un signo de que ha pasado lo peor en términos de dislocación del mercado, de la incapacidad que vimos hace unas semanas de cumplir con su misión en condiciones razonables. El mercado cuenta ahora con las garantías de gobiernos, bancos centrales y organismos supranacionales en forma de todo tipo de medidas (contundentes, ampliables, disponibles desde prácticamente el primer minuto), así como con un mayor conocimiento por parte de la comunidad inversora de esta situación tan excepcional. Esto hace que esa dislocación de la que hablábamos antes se haya reducido de forma notable y, por tanto se puedan recuperar usos normales. Entre ello la posibilidad de seguir trabajando con las posiciones cortas.

-¿Es partidario de que en tiempos de fuerte inestabilidad en los mercados se ponga coto a las posiciones cortas?
-Sí, sin duda. No es la herramienta esencial para frenar las caídas desproporcionadas, pero sí ayuda, y sobre todo señala el alineamiento de los rectores de los mercados, con gobiernos y bancos centrales. Indica la sensibilidad respecto de una situación excepcional. Y aunque temporalmente suponga un límite a las posibilidades de actuación, en último término pone por delante un beneficio de mayor valor, que es la estabilidad de los mercados y los precios cuando la liquidez es escasa.

-¿Por qué los bajistas tienen tan ‘mal cartel’ en la bolsa?
-Se les rechaza porque, de forma simplista, son identificados con quien quiere ganar dinero provocando que algo valga menos. En el mercado tenemos básicamente dos tipos de actores: los que apuestan al alza (más normal) y los que apuestan a la baja, los bajistas. En la mayoría de los casos, los inversores que adoptan posiciones cortas, lo hacen por la convicción (tras un análisis concienzudo) de que el activo está sobrevalorado, no por hacer daño. De hecho en muchas ocasiones, tras importantes perdidas se han visto obligados a recomprar las acciones vendidas, reconociendo su error de análisis. Es cierto que van contra la corriente habitual, que es la de las compras y subidas de precio, pero tienen una labor importante de contrapartida y liquidez. Ayudan a diseñar coberturas muy útiles en mercado. No son manipuladores, destructores de valor.

Vicente Carpio, cofundador de Finest Portfolio Ideas


-¿Hasta qué punto el levantamiento del ‘veto bajista’ de la CNMV puede impulsar las cotizaciones en la bolsa española?
-Pues siento ser tan negativo pero dudo mucho que influya. Si el mercado tiene que caer otro 15-20% lo hará sin contemplaciones. No hay razones para no abrir posiciones bajistas o iniciar un cierre de cortos en la bolsa española. Los catalizadores domésticos son negativos (tejido empresarial muy pro ciclo, fiscalidad adversa, inseguridad jurídica...). Las compras y el posible rebote a corto plazo vendrá de fuera, de la política monetaria, de un posible rescate desde Europa, de la inercia del resto de bolsas sobre todo de la americana, del descubrimiento de una vacuna...

-¿Es partidario de que en tiempos de fuerte inestabilidad en los mercados se ponga coto a las posiciones cortas?
-¿Y por qué no cerrar los mercados? No. No ayuda nada. El Ibex es uno de los índices que peor se han comportado en todo el mundo durante la pandemia. ¿Lo hubiera hecho peor si no se hubieran prohibido los cortos? En vez de un 35% habría caído un 40-50%, no lo creo. ¿Se ha conseguido reducir la volatilidad o aumentado la liquidez? Tampoco lo creo, más bien lo contrario. Los bajistas aportan información al mercado, protegen sus carteras y luego cierran los cortos comprando títulos.

-¿Por qué los bajistas tienen tan ‘mal cartel’ en la bolsa?
-En este país está mal visto que los inversores ganen dinero. Las rentas de capital y los beneficios están muy penalizados fiscalmente y todo apunta a que serán objeto de mayores cargas. Pero si hay algo imperdonable es que se gane dinero en épocas de crisis, cuando a todo el mundo le afecta de alguna manera u otra. Los bajistas se perciben como aquellos que sacan rendimiento en la desgracia. Que alguien quiera proteger su patrimonio parece inmoral.
Luego está el discurso de que los ricos y los bancos siempre ganan con las caídas, algo totalmente falso ya que asumen grandes pérdidas en sus carteras.  Casi nadie gana  y si alguien lo hace son los emprendedores y los que arriesgan, precisamente de los que nadie se acuerda en las crisis. El mercado está lo bastante democratizado como para que cualquier inversor pueda intervenir en  escenarios alcistas o bajistas y existen todo tipo de instrumentos para ello (fondos, ETF, derivados...).

Noticias relacionadas

next