Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Advierten de la proliferación de garrapatas en el campo y de los riesgos de sus picaduras 

19/06/2020 - 

MURCIA (EP). La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) ha alertado de los riesgos que pueden correr las personas por las picaduras de garrapatas en las salidas al campo, ya que, aunque en la mayoría de los casos son "inofensivas" en algunas ocasiones pueden acarrear consecuencias "muy graves" para la salud como, por ejemplo, la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, que tiene una mortalidad del 30% sin tratamiento.

"Las recientes lluvias de la primavera han dado lugar a un importante crecimiento de la vegetación que, junto con las altas temperaturas que venimos alcanzando, constituyen el perfecto caldo de cultivo para la proliferación de las garrapatas", han explicado desde ANECPLA.

Las garrapatas son un tipo de artrópodos transmisores de enfermedades tan peligrosas como la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, una de las enfermedades trasmitidas por garrapatas con mayor extensión a nivel mundial. En este sentido, la organización ha comentado que España es un país con riesgo de circulación del virus debido principalmente a su proximidad geográfica con África; ser lugar de tránsito obligado de aves migratorias procedentes de zonas endémicas; ser una zona con una gran presencia del vector responsable de la transmisión; y debido también a sus condiciones climáticas, similares a otras zonas donde se ha evidenciado la circulación de este virus.

Este patógeno se transmite a las personas, ya sea por la picadura de garrapatas o por contacto con la sangre o tejidos de animales infectados. La mayoría de los casos se han dado en personas relacionadas con la industria ganadera, como trabajadores agrícolas, trabajadores de mataderos y veterinarios.

De igual manera, pueden darse casos de transmisión entre seres humanos cuando exista contacto estrecho con sangre, secreciones, órganos u otros líquidos corporales de personas infectadas. De hecho, desde 2016 ya se han contabilizado hasta cinco casos endémicos de esta enfermedad emergente.

Los síntomas de la fiebre de Crimea-Congo

Los síntomas de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo comienzan de forma súbita, en forma de fiebre, dolor muscular, mareos, dolor y rigidez de cuello, lumbago, cefalea, irritación de los ojos y fotofobia (hipersensibilidad a la luz). Pueden producirse igualmente náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal y dolor de garganta al principio, seguidos de bruscos cambios de humor y confusión.

Al cabo de dos a cuatro días, la agitación puede dar paso a somnolencia, depresión y debilidad. Otros signos clínicos posibles son taquicardia, adenopatías (inflamación de los ganglios linfáticos), y diversos fenómenos hemorrágicos, de ahí su particular nombre. Entre los pacientes que se recuperan, la mejoría comienza generalmente al noveno o décimo día tras la aparición de la enfermedad.

"Las garrapatas suelen encontrarse en las hierbas altas, con lo que es fácil que se adhieran tanto a los animales como a las personas cuando pasan cerca para alimentarse de su sangre. Y no se sueltan hasta que se hinchan y su cuerpo se llena por completo", han comentado desde ANECPLA.

Ante la proliferación de esta especie y el aumento de los paseos por zonas naturales, por parte de la población general tras el confinamiento, ANECPLA ha aconsejado extremar las medidas de prevención para evitar el contacto con garrapatas y, consecuentemente, el contagio de las mencionadas enfermedades de las que es vector de transmisión, prestando especial atención al sector rural.

Del mismo modo, ha recomendado utilizar ropa protectora adecuada, que deje visible la menor superficie de piel posible y, tras una exposición a ambientes donde cabe esperar la presencia de este animal, es revisar tanto la ropa como la piel y el pelo (las zonas calientes como las axilas, el cuello, la cintura y la cabeza son sus preferidas). En caso de detectar alguna garrapata hay retirarla rápidamente, pero "siempre con cuidado y la técnica adecuada".

next