Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

CRÓNICA

¿Y si el tranvía llegase... por fin a la Arrixaca y a Molina?

17/08/2020 - 

MURCIA. Corría mayo del año 2007 y unos días después del estreno del tranvía de Murcia, con Miguel Ángel Cámara (PP) como alcalde, ya se anunciaba a bombo y platillo que una nueva línea enlazaría el centro de la ciudad con Molina de Segura y con el hospital de la Arrixaca.  

La cosa fue más allá en 2011, a principios de mayo, y con las elecciones muy cercanas, el que parecía eterno regidor murciano llegó a asegurar que si salía elegido, como así fue, pediría incluso un crédito al Banco Europeo de Inversiones para la creación de la línea que enlazaría por fin con la ciudad conservera y la pedanía de El Palmar. "Las obras de ampliación del tranvía y las del AVE transcurrirán en paralelo", aventuró incluso Cámara.

Pero diez años después, ni las obras del AVE han terminado aún ni hay rastro alguno de la ampliación del tranvía. Precisamente esta semana el nuevo Plan Director de Transportes de la Región de Murcia, elaborado por la Comunidad, apuesta por el tranvía de Murcia y pide que se amplíe hacia espacios de fuerte demanda en el entorno -hacia el sur, dotando de mejor comunicación con el barrio del Carmen y la Arrixaca, y hacia el norte norte, para incorporar Molina y su área metropolitana.

Este impulso al tranvía llega en un momento en el que el  sistema de transporte público del municipio de Murcia está inmerso en una madeja que no para de crecer día tras día. Tanto asociaciones vecinales como los partidos políticos de la oposición, con PSOE y Podemos a la cabeza, han denunciado en múltiples ocasiones las deficiencias que consideran que tiene, mientras desde el equipo de Gobierno del PP  presentaron como su gran apuesta por acabar con parte de esos problemas el Tranvibús, un híbrido de tranvía y autobús, que ha generado controversia en la oposición y parte de la sociedad. Y al que finalmente parece que le gana la partida el tranvía.

El debate entre si lo más eficaz es apostar por este tipo de vehículo híbrido, por el tranvía o por reforzar las líneas de autobús ya existentes y crear otras nuevas no para de crecer

Mientras el equipo de Gobierno anunciaba a bombo y platillo que ha pedido al Fondo Europeo de Desarrollo (Feder) más de 11,5 millones de euros para poner en marcha cuatro nuevas líneas de Tranvibús que se sumarían a la primera, la que uniría Murcia con la Arrixaca, ahora desde el propio Gobierno regional apuestan por el tranvía, dejando fuera de juego el prometido Tranvibús.

En medio de este debate entre si impulsar el Tranvibús o el tranvía, surge otro entre gran parte de los vecinos de Murcia. Y es el de quienes creen que la solución es que se amplíen las líneas de autobús existentes y se creen otras más eficientes y pidiendo a los vecinos su opinión

Lo cierto es que las quejas por las carencias en el servicio de autobús entre Murcia y las pedanías no para de crecer por la falta de servicios. Los vecinos de pedanías de la costera Sur como Aljucer, La Alberca o El Palmar han denunciado en numerosas ocasiones que los fines de semana y los festivos se han reducido los trayectos hasta un 60%.

Además del problema de los horarios, la conexión entre el sur de Murcia y Molina de Segura es otro quebradero de cabeza, que se podría solventar con esa tan solicitada y ahora resucitada por la propia Comunidad ampliación de una línea de tranvía que vertebraría el municipio de norte a sur y daría una deseada conexión con Murcia a los habitantes de Molina. Mientras los vecinos se preguntan si se hará o no, el Tranvibús no aparece y la madeja el transporte público en el municipio crece cada día más.

Noticias relacionadas

next