Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Las ventas del sector servicios resisten en la Región y caen apenas un 11,5%

17/07/2020 - 

MURCIA. La cifra de negocios del sector servicios en la Región de Murcia descendió un 11,5% el pasado mes de mayo, mientras que la media nacional bajó un 33,6% debido a la crisis del COVID-19. Así pues, la Región fue la comunidad con un menor descenso en sus ventas en mayo, según datos de la Encuesta de Indicadores de Actividad del Sector Servicios publicada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En referencia al personal ocupado en el sector servicios, la cifra bajó un 2,9% en tasa anual, el menor descenso por comunidades e inferior a la caída registrada en el conjunto de España (-6,9%). A nivel mensual, la ocupación subió un 2,1 por ciento en la Región, frente a la media nacional que no experimentó variación. Y de media en lo que va de 2020 bajó un 0,6%.

A nivel nacional, el sector servicios registró un descenso de su facturación del 33,6% en mayo respecto al mismo mes de 2019, moderando así la caída que experimentó en abril por la crisis sanitaria y que fue la mayor de la serie histórica. No obstante, la desescalada en el comercio y el turismo propició en mayo un ascenso mensual de las ventas superior al 15%. Con el descenso interanual registrado en mayo, los servicios encadenan tres meses consecutivos de fuertes retrocesos como consecuencia de la pandemia y sus efectos sobre la economía.

Los datos del INE reflejan además que el empleo en el sector servicios retrocedió en el quinto mes del año un 6,9% en tasa interanual, su mayor descenso desde el inicio de la serie, en 2002. En este sentido, Estadística recuerda que en los datos de empleo hay que tener en cuenta que las personas acogidas a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) siguen formando parte del personal de la empresa.

Desde el 4 de mayo, de acuerdo con el plan para la transición hacia una nueva normalidad, los locales comerciales que no tenían permitida la venta al público fueron reabriendo sus puertas y adaptando sus aforos. De esta forma, hoteles, establecimientos turísticos y actividades de restauración pudieron abrir al público con ciertas restricciones conforme los distintos territorios fueron alcanzando las diferentes fases de la desescalada. Esta reactivación es la que motivó que la facturación del sector servicios repuntara en mayo un 15,5% respecto a abril (sin efectos estacionales y de calendario), en contraste con la fuerte caída mensual del 26% del cuarto mes del año.

Las ventas del comercio avanzaron un 21,9% en el mes, mientras que las de los otros servicios subieron un 3,2%. Dentro del comercio, destaca especialmente el fuerte crecimiento mensual de la facturación en la actividad de venta y reparación de vehículos y automóviles (+198,3%), seguido, de lejos, por el comercio minorista (+18,5%) y el mayorista (+16%).

En el ámbito de los otros servicios, el mayor avance mensual de las ventas se lo anota la hostelería, que con el inicio de la desescalada y la apertura de locales facturó en mayo un 128,8% más que en abril. Le sigue transporte y almacenamiento, con un repunte mensual de las ventas del 8,6%, mientras que el resto de actividades registran descensos: del 1,4% para las actividades administrativas, del 0,2% para información y comunicaciones y del 0,1% para las actividades profesionales, científicas y técnicas. Pese a la mejora de la facturación en el mes, los datos interanuales siguen siendo negativos, aunque menos que en abril. Así, el sector servicios facturó un 33,6% menos que en mayo de 2019, siendo las actividades más afectadas las relacionadas con el turismo.

Corregidos los efectos estacionales y de calendario, la facturación del sector se desplomó un 32,3% interanual, amortiguando la caída histórica de abril, superior al 40%. En mayo, las ventas del comercio descendieron un 29% respecto al mismo mes del año anterior, con caídas del 49,5% en la venta y reparación de vehículos; del 28,3% en el comercio mayorista, y del 22,4% en el comercio minorista.

Los otros servicios recortaron su facturación un 42% interanual en el quinto mes del año, destacando los retrocesos de la hostelería (-87,1%) y de las actividades administrativas y servicios auxiliares (-49%). Le siguen el transporte (-37,1%), las actividades profesionales, científicas y técnicas (-31,3%) e información y comunicaciones (-17,6%).

Entrando en algo más de detalle, los mayores descensos de las ventas se dieron en los servicios de alojamiento (-96% interanual); agencias de viaje (-93,8%); transporte aéreo (-83,3%); servicios de comida y bebida (-83%) y transporte por taxi (-80,2%). Los datos del INE reflejan que el empleo en el sector servicios registró en mayo una caída interanual histórica del 6,9%, que fue mucho más acusada en la hostelería (-17,1%) y en las actividades administrativas y servicios auxiliares (-10,1%).

En el quinto mes del año, la tasa anual de la cifra de negocios del sector servicios bajó en todas las comunidades autónomas, especialmente en aquellas con más dependencia del turismo. Baleares (-57,3%), Canarias (-48,3%), Madrid(-37,6%) y Cataluña (-34,3%) lideraron las caídas anuales de la facturación, mientras que los menores descensos se dieron en Murcia (-11,5%) y Extremadura (-19,3%).

En cuanto al empleo en el sector, todas las comunidades recortaron la ocupación en mayo respecto al mismo mes de 2019. Los mayores retrocesos se los anotaron de nuevo las islas, con caídas del 20,3% en el caso de Baleares y del 8,9% en el de Canarias, y los menores correspondieron a Murcia (-2,9%), País Vasco (-4,9%) y Madrid (-5,7%).

Noticias relacionadas

next