construida por la empresa murciana urdecon

Una planta de hidrólisis en Alhama, la apuesta de 28 millones de Symborg para ampliar su negocio

22/02/2022 - 

MURCIA. Alcanzar la innovación en la agricultura mediante procesos sostenibles con el medio ambiente. Con este objetivo en mente, la murciana Symborg ha construido en Alhama una nueva planta de hidrólisis con la que convierte lo que desecha el campo en nuevos productos de utilidad para la agricultura. Estas instalaciones de 40.000 metros cuadrados, construidas por la también murciana Urdecon, han supuesto para la compañía una inversión de hasta 28 millones de euros.

En específico, esta fábrica está diseñada para la transformación de los desechos en bioestimulantes mediante la intervención de aminoácidos o de nitrógeno, lo que genera un producto final de interés agrícola. Por tanto, gracias a estas instalaciones Symborg ha podido producir un nuevo revitalizador de suelos que actúa como prebiótico o un bioestimulante compuesto por alfa queratina pura.

No obstante, desarrollar nuevas soluciones biotecnológicas dentro de la marca no es la única tarea que tiene encomendada la planta de hidrólisis, pues también se encuentra destinada a la producción de materias primas para exportarlas a otras empresas del gremio que apuesten a su vez por la innovación agrícola sostenible. 

De hecho, las capacidades de estas instalaciones son tales que la empresa murciana ha destinado un equipo de personas a buscar potenciales clientes por todo el globo, pues consideran imprescindible dar a conocer el potencial de Symborg ahora que se ha introducido en el sector de los bioestimulantes, una actividad en auge que aumenta su mercado entre un 10 y un 15% cada año: "El mercado de los aminoácidos tiende ya a los 800 millones de dólares en todo el mundo, y Symborg quiere estar presente. Es lo que sabemos hacer", explica Francisco Javier García, Marketing Chief Officer de la compañía, en conversaciones con Murcia Plaza.

Cero emisiones

Asimismo, el compromiso con el medio ambiente resulta una de sus particularidades más destacadas. Y es que la compañía biotecnológica murciana presume de que los productos realizados en esta fábrica son "residuo cero", pues se trata de una fábrica totalmente informatizada en la que cada parte del proceso se encuentra optimizado "al segundo", subraya García.

De hecho, la labor que realizan estas instalaciones evitan la emisión a la atmósfera de hasta 100 toneladas de CO2 cada año, pues a la eficiencia energética habría que añadir el compromiso con la economía circular. Esto se debe a la capacidad de la hidrólisis de reaprovechar los desechos que de otra forma no encontrarían una manera de ser reutilizados. 

En consecuencia, Symborg vende todos los productos resultantes de esta planta como "100% sostenibles", ya que además solo utilizan medios biotecnológicos en sus labores, nunca añadidos químicos ni procesos de combustión. Por tanto, cumple con las exigencias de un mercado cada vez más verde y concienciado en el respeto a la naturaleza: "El consumidor demanda cada vez más productos sostenibles que cumplan las regulaciones de la Unión Europea, y nosotros tenemos la capacidad de ofrecérselos", subraya.

Imagen de la planta de hidrólisis de Symborg en Alhama de Murcia. Foto: SYMBORG

Posibles ampliaciones

Las instalaciones, ubicadas a tan solo 30 kilómetros de las oficinas centrales de Symborg en Alhama, se encuentran en funcionamiento desde el pasado 25 de marzo del 2021. No obstante, hubo que renunciar a un evento de presentación presencial como consecuencia de la pandemia de coronavirus, lo que no ha impedido su correcto funcionamiento en estos últimos 11 meses. Esto se debe, entre otras cosas, a que gracias a su alta informatización no requiere de un gran capital humano para ejecutar sus procesos.

En cualquier caso, en lo que lleva de trayectoria la empresa ya ha tenido tiempo de comenzar a plantear una posible ampliación, prueba de su buen funcionamiento y de la creciente demanda de los productos que fabrica. En este sentido, Symborg ya tiene en mente hacer crecer la fábrica dentro del mismo terreno si el mercado evoluciona favorablemente y es requerido un aumento en la producción.

Noticias relacionadas

next