Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

se instala en 60.000 metros cuadrados del municipio

Un nuevo suelo antimpacto reducirá la contaminación en un 81% en Murcia

9/11/2020 - 

MURCIA. El Ayuntamiento de Murcia está llevando a cabo un plan para instalar y sustituir más de 60.000 metros cuadrados de caucho en zonas de juego infantiles. El teniente de alcalde, José Guillén, ha visitado un jardín situado en la pedanía de Churra, donde se está desarrollando esta acción en una zona de 230 metros cuadrados, donde se está utilizando pavimento continuo con una capa superior de EPDM que mezcla varios colores y formas, en este caso, verde y rojo, colores que sufren menos el desgaste del sol.

"Mejoramos la seguridad de los más pequeños y hacemos que su estancia en las más de 600 zonas infantiles sea lo más confortable y segura. Para ello, estamos instalando suelo antimpacto, zonas entoldadas para que aporten sombra y puedan ser utilizados durante todo el año, vallas perimetrales y juegos infantiles homologados que cumplen con los más estrictos estándares de seguridad", ha destacado Guillén.

En concreto, se están colocando dos tipos de suelo de caucho. Por un lado, están las losetas, que miden unos 4-5 centímetros de grosor, son modulares y se usan en zonas donde los juegos infantiles están enfocados a los más pequeños, según informaron fuentes municipales en un comunicado. La otra variante es instalar el caucho de forma continua, que al igual que se haría con el asfalto, se adapta perfectamente a la zona y cambia su estado de semilíquido a sólido de forma breve, conservando sus propiedades amortiguantes. Además, el caucho que se está ubicando en estos espacios apuesta por el medioambiente. Se realiza a partir de neumáticos reciclados y tratados, que permite absorber y reducir un porcentaje de contaminación que soporta la zona.

El proceso para instalar el caucho consiste en desmontar los juegos infantiles dejando sus anclajes para su posterior montaje una vez terminada la renovación del caucho; mezclar la base de SBR y extenderla en el grosor determinado por la altura de caída del juego más alto. Esta base es de color negro, se alisa y se deja secar para proceder a extender la capa de color.

A continuación se mezcla el color, estos granos son más finos para obtener un mejor acabado. Mientras se mezcla el color se traslada el diseño que queremos a la superficie de SBR. Esta capa superior de distintos colores se realizan por separado, una detras de otra realizando los dibujos del diseño, y se alisa de forma manual mediante una paleta y un rodillo para obtener acabados más uniformes. Una vez secado el pavimento se procede al montaje de los juegos infantiles. Este proceso dura entre 7 y 10 días dependiento del tamaño de la zona de juegos infantiles.

Los lugares donde se ha renovado el caucho en los útimos días han sido la Avenida de Europa de Murcia, el jardín de las Azaleas en Barriomar, jardín de Fofó, jardín Montegrande en Torreagüera, Lo Navarro en Cabezo de Torres, Marqués de Espinardo y Senda Picazo en San Antón, entre otros.

‘Oasis’, el proyecto pionero

El proyecto se ha llevado a cabo en el Jardín de Santa Isabel y supone la implantación de pavimento fabricado a partir de triturado de caucho de neumático impregnado en un agente foto catalítico, un innovador material que reduce la contaminación de los gases de los vehículos como el óxido nitroso. Este novedoso pavimento, fabricado gracias al reciclaje de 1.250 neumáticos, se ha instalado en una superficie de 285 metros cuadrados.

Los resultados muestran que este novedoso pavimento puede reducir cerca de un 20% el óxido nitroso, reduciendo el nivel de partículas contaminantes hasta un 81%. Los resultados muestran que se trata de un suelo anti abrasivo, previene el crecimiento de hongos (anti bactericida), reduce la huella de carbono y la temperatura de la superficie, elimina los compuestos orgánicos volátiles (COV) y contribuye a la creación de entornos seguros para los más pequeños, pues supone la aplicación de suelos continuos. Este novedoso pavimento, además, amortigua los impactos por caídas, absorbe los ruidos y vibraciones y sus materiales de composición lo convierten en un tipo de suelo antideslizante incluso después de la lluvia. Asimismo, se trata de un tipo de suelo de escaso mantenimiento que se limpia con mucha facilidad.

En el marco del proyecto Oasis han realizaron varias pruebas para comprobar la eficiencia y eficacia de este pavimento (Id-sun), con ensayos que se han desarrollado en el instituto de investigación alemán Fraunhofer y en el Centro de Estudios Ambientales del Mediterraneo (CEAM). Después de los meses de estudio de campo que se han llevado a cabo en el jardín de Santa Isabel se ha demostrado la eficacia de este producto, puesto que el Centro Tecnológico Aitex ha validado y certificado los resultados de 'Oasis'.

Patente ‘Made in Murcia’

Una vez analizados los resultados, la Oficina Española de Patentes y Marcas ha validado como patente este novedoso material, el triturado de caucho impregnado en un agente fotocatalítico (Id-Sun), que ha sido implantado en Murcia de la mano de las empresas murciana RNC y de Synthelast, en colaboración con el Ayuntamiento de Murcia.

La implantación de este proyecto es también una actuación alineada con la estrategia municipal de Economía Circular, puesto que 'Oasis' se realiza a través del proceso de reciclaje, empleando neumáticos recogidos en un centenar de contenedores habilitados por la empresa murciana RNC, repartidos por talleres del municipio de Murcia. Una vez recogidos, los neumáticos son procesados, devolviéndolos a la sociedad en forma de triturado de caucho de neumáticos.

El caucho empleado en el proyecto 'Oasis' se fabrica a partir de triturado de caucho de neumático, y se aplica en la superficie con un agente foto catalítico, logrando convertir la energía solar en energía química, reduciendo los gases de óxido nitroso procedentes de la combustión de los vehículos a motor y calderas de calefacción, entre otros factores. Estos gases son uno de los mayores responsables de la contaminación y pueden provocar diversos efectos adversos en la salud.

Asimismo, el nuevo pavimento transforma los gases de óxido nitroso en sustancias no nocivas, creando entornos libres de contaminación. En concreto, este proceso es posible gracias a la aplicación de pavimentos de caucho continuo con un agente foto catalítico, pues se realiza a través de la fotocatálisis, una reacción fotoquímica que convierte la energía solar en energía química, reduciendo los gases contaminantes.

Esta actuación pionera, que se extenderá próximamente a otros parques y jardines del municipio, está alineada con la estrategia municipal Aire Limpio, que apuesta por la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la mejora de la calidad del aire o la optimización del proceso de recogida, tratamiento y reciclaje de materiales, creando una ciudad más sostenible y avanzando hacia la economía circular.

Noticias relacionadas

next