Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Tomás Olivo ya tiene vía libre para construir uno de los tres polígonos del Plan Rambla

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Cartagena ha dado por cumplidos el convenio suscrito entre Cartagena Parque SA y la propia administración municipal que estaba enquistado desde el 27 de julio de 1989

11/12/2020 - 

CARTAGENA. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Cartagena ha dado por cumplidos el convenio suscrito entre Cartagena Parque SA (propiedad de Tomás Olivo) y la propia administración municipal el 27 de julio de 1989, por lo que desde este momento el constructor ya puede avanzar en las obras de uno de los tres polígonos incluidos en el Plan Rambla.

La zona residencial, que en los tres polígonos incluirá 1.692 viviendas, en bloques de diez alturas, estaba bloqueada desde 1989, y con su liberalización se permitirá, como consecuencia, abrir una nueva vía de conexión con la zona Oeste de la ciudad. "La empresa ha cumplido con todas las condiciones contempladas en el convenio suscrito", decía la alcaldesa de la ciudad, Ana Belén Castejón, en una comparecencia pública. "Cerramos -prosiguió- un proceso iniciado hace más de 30 años y que nos va a permitir la apertura de una gran avenida, una vía de conexión entre el centro urbano y la zona Oeste de Cartagena, lo que favorece la movilidad y expansión del municipio. Contamos con un gran proyecto estratégico, modelo de ciudad, que ha costado mucho esfuerzo, no les voy a engañar".

Recordó que el constructor ha cumplido las cuatro condiciones previstas y comprometidas: la ejecución a su costa de una nueva avenida de cuatro calzadas -medirá unos 2,4 kilómetros; y tendrá una anchura de hasta 30 metros y aceras de hasta 4 metros- que conecta la calle Rosique desde el Puente del Cartagonova con la avenida Sebastián Feringán. Otra de las obligaciones fue la construcción de un aparcamiento para mil vehículos y de 25.000 metros cuadrados -el ubicado junto al Centro Comercial Eroski-, que ahora pasa a manos municipales. También recordó la alcaldesa que Cartagena Parque debía presentar un proyecto de urbanización para la totalidad del parque de la Rambla, que ahora analizan los técnicos municipales. Por último, la empresa constructora debía subvencionar el importe de una parte de este parque que consta de 339.000 metros cuadrados. Ha depositado un aval de 901.518 euros.

"Queda más que acreditada la voluntad, predisposición y cumplimiento  de todas las obligaciones que la mercantil del señor Olivo tenía contraídas con el Ayuntamiento, a través del convenio aprobado en 1989", subrayó Castejón.

"Hoy, por fin, el Plan Rambla es una realidad", explicaba con una gran dosis de alivio Castejón "y nos permite mejorar la movilidad de esa zona y favorece el diseño y la expansión en un área paralizada durante demasiados años".

En 2019 se anunció que se desbloqueaba el Plan Rambla. "Fueron demasiados los que se dedicaron a cuestionar el proyecto y poner piedras en el camino, creyendo que era un problema enquistado e imposible de resolver. Quienes pensaron así, se equivocaron y pediría a todos que se alegrasen, ya que es un día muy importante para el municipio. Es uno de los convenios más históricos, importantes y complicados de varias legislaturas, por lo que puedo sentirme orgullosa que como alcaldesa he contado con el mejor equipo para desbloquearlo".

El vial será inaugurado antes de final de año y habrá carril bici

Cartagena Parque ya ha acometido todas las actuaciones a las que estaba comprometida para la puesta en marcha del vial. Ahora, el Ayuntamiento de Cartagena ha decidido abordar unas obras de mejora en el puente de la calle Soldado Rosique, por lo que una vez acabadas, se llevará a cabo la recepción e inauguración del vial.

La obra de las aceras de los tres polígonos se acometerán de forma rápida, expresaba Castejón "todo parece indicar, con la información que tenemos, que el señor Olivo va a ser ágil en su proyecto de reparcelación de cada polígono".

Ayudará, por tanto, a descongestionar el tráfico que a día de hoy soporta principalmente la calle Peroniño, que es la principal vía de acceso a la ciudad en esta parte oeste del municipio.

"Pensamos, como no podía ser de otra forma, también en la movilidad del peatón, por lo que hemos de confirmar que sí que habrá carril bici", expuso la alcaldesa, aunque no terminó de aclarar cuándo y en qué lugar estará ocupado el mismo. 

Con respecto al riesgo de inundación, la construcción del nuevo vial se ha hecho siguiendo la normativa del año 2020 en materia de saneamiento y recogida de aguas pluviales con lo que se han construido con cargo al constructor unas infraestructuras hidráulicas infinitamente mejores que las que se habrían hecho hace 20 o 30 años.

Además, todas las sugerencias que los vecinos han hecho para mejorar los problemas de inundabilidad en la zona, se han acometido o se están terminando, aprovechando esta nueva infraestructura.

Por último, el Ayuntamiento, como quiere dejar resueltos definitivamente los problemas de avenidas procedentes de la Atalaya, que nada tienen que ver con el Plan Rambla, ya está realizando el pertinente proyecto que contará con dotación presupuestaria, de aproximadamente 200.000 euros, en el año 2021 y que se ejecutará en el mismo año, acabando así con un problema histórico del barrio.


Noticias relacionadas

next