Hoy es 21 de julio

La firma se encargará del suministro, instalación y mantenimiento de los dos hidrófonos digitales de alta frecuencia durante un periodo de dos años y nueve meses

Sidmar evaluará el impacto del ruido del tráfico marítimo en la vida marina de Cartagena

21/06/2024 - 

CARTAGENA. La empresa Sidmar ha resultado finalmente la adjudicataria del contrato promovido por el Puerto de Cartagena para la adquisición de dos hidrófonos submarinos, que tienen como objetivo caracterizar el ruido submarino, evaluar el impacto en la fauna marina y desarrollar medidas de mitigación. La firma se encargará del suministro, instalación y mantenimiento de los dos hidrófonos digitales de alta frecuencia durante un periodo de dos años y nueve meses, para lo que el servicio supone una inversión de 163.000 euros.

Este contrato salió a licitación hace dos años, pero fue desestimado un año después tras consulta con la Armada/Ministerio de Defensa. Un oficio del Almirante Jefe del Arsenal de Cartagena, siguiendo instrucciones recibidas del Estado Mayor de la Armada, informaba la no autorización de la instalación de los hidrófonos en las condiciones fijadas en el contrato, de ahí que volviera a salir a contratación y que, de nuevo, la firma alicantina se haya hecho con el mismo.

El tráfico marítimo en el Puerto de Cartagena ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años, convirtiéndose en la principal fuente de ruido continuo en el entorno marino local. Esta situación ha llevado a la Autoridad Portuaria de Cartagena a tomar medidas para reducir la contaminación acústica submarina y proteger la fauna marina en el Mar Mediterráneo.

La contaminación acústica submarina es una amenaza cada vez más preocupante para la vida marina en el Mar Mediterráneo. Los sonidos antropogénicos, como los generados por el tráfico marítimo, pueden enmascarar las señales biológicas que utilizan los animales marinos para comunicarse, navegar y cazar.

Esto puede tener graves consecuencias para su supervivencia. Los animales pueden cambiar sus patrones de comportamiento, como la alimentación o la reproducción, para evitar el ruido. Este, si es excesivo, puede provocar estrés en los animales, lo que puede debilitar su sistema inmunológico y hacerlos más susceptibles a enfermedades. En casos extremos, el ruido submarino puede causar daños auditivos permanentes e incluso la muerte.

La Autoridad Portuaria de Cartagena, consciente del impacto negativo de la contaminación acústica submarina en la fauna marina del Mediterráneo, ha puesto en marcha el proyecto Life PortSounds con el objetivo de:

  • Caracterizar el ruido submarino: Las estaciones submarinas permitirán obtener datos precisos sobre los niveles de ruido en el entorno del puerto.
  • Evaluar el impacto en la fauna marina: Los datos recogidos se utilizarán para evaluar el impacto del ruido submarino en las poblaciones de cetáceos y otras especies marinas del Mediterráneo.
  • Desarrollar medidas de mitigación: En base a los resultados obtenidos, se desarrollarán medidas para reducir la contaminación acústica submarina y proteger la fauna marina del Mediterráneo.

El proyecto Life PortSounds es un paso importante en la protección del Mar Mediterráneo y su rica biodiversidad. La iniciativa contribuirá a Mejorar el conocimiento sobre el ruido submarino, puesto que los datos recogidos por las estaciones submarinas serán de gran valor para comprender mejor el problema de la contaminación acústica submarina en el Mar Mediterráneo. Además, la reducción del ruido submarino ayudará a proteger a las poblaciones de cetáceos y otras especies marinas que habitan en el Mediterráneo.  


Noticias relacionadas

next