Hoy es 15 de julio

FÚTBOL 

Randri, entrenador del Alhama, es inhabilitado por dos años por presuntas vejaciones a sus jugadoras 

21/12/2023 - 

ALHAMA DE MURCIA. El entrenador del Alhama Club de Fútbol ElPozo, Juan Antonio García "Randri", recibió una sanción de dos años de inhabilitación por dispensar un presunto trato vejatorio a jugadoras de su plantilla mientras que la coordinadora deportiva de la entidad, Tamara García, quien es su esposa, fue suspendida por un año y el club multado con 6.001 euros.

El Comité de Disciplina de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) impuso esas sanciones por comportamiento inadecuado hacia las integrantes de la plantilla de un equipo que ahora milita en la Primera RFEF femenina con el objetivo de volver a ascender a la Liga F.

El sindicato Futpro, que en su día presentó las oportunas denuncias ante la RFEF, anunció este jueves las medidas adoptadas en este turbio asunto que se destapó mediada la pasada campaña, cuando el conjunto murciano competía en la máxima categoría nacional en su versión de chicas. Fue después de que varias jugadoras revelasen que habrían estado sufriendo insultos de índole machista y faltas de respeto por parte del técnico. Además, aludíeron a la difusión de una fotografía y un vídeo de contenido sexual que las jugadoras recibieron el pasado día 27 de marzo.

El club publicó un comunicado oficial en el que negaba la existencia de cualquier incidente grave con sus futbolistas y aclaraba que "no consta queja alguna por insultos, vejaciones o cualquier comportamiento similar".

Diecisiete de las 22 jugadoras de la plantilla alhameña desmintieron después esos hechos.

"No estamos de acuerdo en acusar al entrenador como un acosador sexual, algo que es de una enorme gravedad. Además, queremos subrayar que en ningún momento nos hemos sentido acosadas con gestos o hechos que pudieran vulnerar nuestra dignidad e intimidad personal y profesional", afirmaron en un comunicado difundido a través de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE).

Pese a ello, la RFEF propuso sanciones por un presunto comportamiento inadecuado hacia las integrantes de la plantilla murciana y ahora, varios meses después, Randri ve suspendida su licencia federativa por dos años por "conductas de trato vejatorio y degradante hacia la mayoría de las jugadoras, afectando su dignidad y creando un entorno laboral hostil", y por "comportamiento reiterado en el tiempo, con acciones indiscriminadas hacia las jugadoras".

Por su parte, Tamara García es inhabilitada por un año para actividades en la organización deportiva del fútbol por "pasividad ante el comportamiento inapropiado del entrenador" y "participación en acciones desconsideradas hacia las jugadoras, incluyendo la difusión de una fotografía inapropiada".

Asimismo, el club del Guadalentín, que es presidido por Antonio García, padre de Randri, fue multado con 6.001 euros por "falta de acciones preventivas y reactivas frente al comportamiento persistente del entrenador".

Noticias relacionadas

next