Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la obra de remodelación saldrá a licitación por 262.000 euros

Los vecinos lo esperaban en sesenta días, pero el Parque Sauces no estará listo antes de seiscientos

1/08/2020 - 

CARTAGENA. Un parque que iba a estar listo en sesenta días y estrenado antes de que acabara el mes de febrero de 2019, aguarda aún a ser reparado con vallas, maleza, suciedad y abandono. Habrá que esperar hasta seiscientos días para hacer realidad el estreno del Parque Sauces, una zona de ocio y esparcimiento para los habitantes de las calles que rodean la zona de Ángel Bruna. Una actuación adjudicada el 28 de diciembre de 2018, con cargo a los Presupuestos Participativos, por lo que está claro qué es lo que los vecinos querían como una de las grandes actuaciones de esta zona.

Pero la empresa adjudicataria no cumplió, solicitando una prórroga el día en que debía finalizarla, moratoria que fue denegada al atentar contra de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas.

"No hemos dejado abandonados a nadie, y menos a los vecinos de la zona de Sauces, donde vamos a seguir trabajando. Tendrán su parque como así se comprometió en 2018 la alcaldesa ", explicaba el concejal de Infraestructuras Juan Pedro Torralba cuando se le preguntaba sobre el asunto el pasado jueves en el Pleno del Ayuntamiento.

Eso sí, de los 75.000 euros que costaba la obra se ha pasado a 262.708 euros -esa es la cantidad que saldrá para la licitación de la misma-, con la inclusión de un espacio para albergar un kiosko. Ahora se ha redactado un nuevo proyecto, en el que se han incluido nuevas necesidades. Está en contratación y tiene un plazo de ejecución de seis meses. 

Los vecinos de la zona lo ven con incredulidad y una alta dosis de frustración. Lo que venía a ser un lavado de cara del parque se ha convertido en un auténtico esperpento. Niños y mayores han visto el lento deterioro y cómo la falta de cuidado y atención ha provocado que el parque sea ahora una selva.

Noticias relacionadas

next