Hoy es 25 de mayo y se habla de

se quejan del olvido en el que vive la zona

Los vecinos de Bahía Bella limpian su playa ante la dejadez y la lentitud de las administraciones

10/08/2021 - 

CARTAGENA. La Asociación de Vecinos de Bahía Bella (Cartagena) organizó ayer una batida para la limpieza de su playa ante la dejadez y la lentitud de las administraciones. Los vecinos se quejan de que la playa, un espacio natural protegido, está llena de cañas, que han crecido a consecuencia de los  aportes de agua desviados a la zona y vertidos ilegales al Mar Menor, y que al ser una especie invasora ha reemplazado al matorral autóctono, la estepa salina mediterránea. Además, señalan que los destrozos que la Dana de septiembre de 2019 causó en la zona no se han reparado, y la pasarela de madera que permitía acceder a la playa sigue estando destrozada y desplazada, tal y como la dejaron las lluvias hace dos años.

Pese a las peticiones al Ayuntamiento de Cartagena, los vecinos afirman que han tenido que empezar a limpiar por ellos mismos la zona ante la acumulación de basuras, residuos, fangos y algas.  “Como el Ayuntamiento competente no hace nada al respecto hemos tenido que comenzar los vecinos a limpiar la playa porque está llena de cañas, mosquitos y ratas, y no nos podemos bañar. El único acceso que tenemos es por el aparcamiento, un muro de piedra que construyeron para impedir el acceso a los vehículos que también lo limita a las personas con movilidad reducida, que no puede acceder a la zona en silla de ruedas”, señalan en un comunicado. “El Ayuntamiento de Cartagena anunció el pasado sábado que se incrementaban los operarios para la limpieza de biomasa y el desbroce de cañas en las playas del sur del Mar Menor, pero en su información hablaban de Estrella de Mar, Islas Menores, Los Nietos y Mar de Cristal, y se olvidan una vez más de Bahía Bella”, señalan.

Los vecinos muestran su desesperación con esta medida ya que los destrozos de la DANA de 2019, afirman, siguen presentes. “Nuestra urbanización, que es un núcleo formado por más de 300 viviendas, aún tiene las calles intransitables por la DANA de 2019 y de momento no se ha invertido nada de las subvenciones obtenidas por el Ministerio para la adaptación y resiliencia de zonas inundable, a pesar de que nuestra urbanización es uno de los puntos negros en las inundaciones, y que se estén encauzando más canales y aumentando la capacidad de otros sin medidas adicionales que protejan nuestras viviendas, aunque los vecinos paguemos nuestros impuestos religiosamente, como el IBI, al Ayuntamiento de Cartagena”.

Noticias relacionadas

next