Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

MUESTRAN SORPRESA DE LAS ACUSACIONES

La patronal de la hostelería se excusa: "son los sindicatos quienes no quieren llegar a un acuerdo"

5/03/2020 - 

MURCIA. Parece que no hay paz en el conflicto que mantienen sindicatos y hosteleros. La huelga convocada por los primeros para la Semana Santa y el Bando de la Huerta, lejos de acercar posturas, mantiene las posturas enfrentadas sin visos de encontrar una solución a corto plazo. "Que en este momento convoquen una huelga, tal y como está el sector, con la incertidumbre del coronavirus…Es pegarse un tiro en el pie", asegura el presidente de Hostecar, Juan José López. "Con otros líderes sindicales con otra actitud sería más sencillo", añade López. "Parece que algunos representantes de los sindicatos no quieren llegar a un acuerdo", secunda José María Rubiales, presidente de la Asociación de Cafés, Bares y Afines de la Región.

Desde la patronal, los empresarios niegan que estén intentando dejar pasar el tiempo para renovar el convenio del sector, sino que son los propios sindicatos los que frenan una y otra vez la renovación del mismo. "Somos los primeros interesados en tener un nuevo convenio. Son ellos los que no aceptan la renovación. Convocar una huelga en la actual situación del sector está fuera de lugar", afirma López.

Los empresarios del sector aseguran que están viviendo un año que afrontaban con grandes esperanzas  y que está resultando desolador. La amenaza real del coronavirus, junto a una situación del Mar Menor que no mejora en exceso provocan que “los números sean los que son. Muchos restaurantes del Mar Menor permanecen cerrados, los números que manejamos demuestran una bajada…Aún así seguimos en la mesa buscando llegar a una solución”, asegura Rubiales.

Aseguran los empresarios de la hostelería que la Región precisa de un sector profesionalizado, de calidad. Algo que choca, en su opinión, con la principal demanda de los sindicatos: el conservar el 100% de la incapacidad temporal en caso de baja. "No estamos en contra de ese punto. Pero lo queremos en gente que se dedique a esto de forma profesional. Porque de la otra forma, ese tipo de condiciones lo que fomenta es la temporalidad y el absentismo laboral", afirma López. "Queremos luchar contra el absentismo laboral. Necesitamos un sector profesionalizado".

En un comunicado, tanto Hostemur como Hostecar se han mostrado "estupefactas" al negarse los sindicatos a desencallar la negociación mediante un preacuerdo no vinculante sobre las bajas por incapacidad temporal, que sería un requisito para abordar un aumento salarial ante el que, han asegurado, están dispuestos "a hacer un esfuerzo al límite de sus posibilidades". La propuesta contempla que los empresarios cubren el 100% en caso de enfermedad grave, accidente laboral o enfermedad profesional, mientras que para las enfermedades comunes no incluidas en el catálogo se remiten a lo que marca la Seguridad Social.


Tanto desde Hostecar como desde la Asociación de Cafés y Bares han visto con gran sorpresa la convocatoria de esta huelga y las razones esgrimidas para ello. Aseguran que llevan en la mesa más de dos años intentando llegar a un acuerdo, mientras que "los sindicatos llevan 12 años sin cambiar el convenio", afirma desde Hostecar Juan José López. "El viernes pasado se volvieron a realizar varias propuestas. Se están haciendo reuniones continuas. No entiendo que digan que estamos dilatando la negociación cuando seguimos en permanente conversación con ellos", añade Rubiales.

No parece que la situación vaya a desencallar en un corto plazo. Y desde el sector temen unas fiestas catastróficas. "Tenemos cierto temor porque el coronavirus, la situación del Mar Menor…Esperábamos un buen año y de momento no está siendo así. Además, la advertencia que han hecho a los operadores turísticos a quién se vaya a acercar en vacaciones a la Región me suena a amenaza. Nosotros seguimos buscando una solución, no amenazamos a nadie", asegura Rubiales.

Por último, no entienden tampoco la encuesta anónima para verificar si hay economía sumergida o fraude que pretenden enviar de forma anónima. “Desde los empresarios siempre buscamos la legalidad de los contratos. Yo desconozco la existencia de fraude o economía sumergida”, afirma López. “Por mi parte no tengo ningún problema en que se realicen ese tipo de encuestas. Todo lo que sea transparencia…Bienvenido sea”, añade Rubiales. Mientras ambos bandos siguen su conflicto, el perjudicado: el cliente. 

Noticias relacionadas

next