Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 10 de julio y se habla de covid-19 medicina Barco turístico david bisbal

La ministra debe rectificar: los inspectores no encuentran ni esclavitud ni malos tratos en el campo

21/06/2020 - 

MURCIA. Ni esclavitud ni malos tratos. Los inspectores de Trabajo no encuentran indicios ni de lo uno ni de lo otro en las empresas agrarias de la Región. La instrucción de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en mayo fue clara: Debían perseguir supuestas condiciones de "esclavitud laboral o prácticas similares" o "malos tratos" en las campañas agrícolas.

Los agricultores levantaron la voz y pidieron la dimisión de la ministra ante lo que consideraban una evidente estigmatización de una actividad esencial, en estado de alarma o no. Pero ni hubo dimisión ni hubo destitución; y sí en cambio un refuerzo de las inspecciones en el campo.

No hay cifras oficiales -o al menos públicas-, pero las visitas no han dejado de sucederse durante mayo y este junio. También se han multiplicado los grupos de whatsapp a través de los cuales se comunican de unas empresas a otras mensajes del tipo: “Han estado aquí, no han encontrado nada. Preparaos, seguro que van en esa dirección” comentan ya entre ellos de manera irónica. Los receptores ya saben que deben de tener a mano tres documentaciones distintas: los ‘papeles’ de los trabajadores, especialmente si son inmigrantes; el control horario; y todo tipo de documento que acredite que se están cumpliendo con las directrices de Sanidad para evitar contagios. Esto es: número de vehículos utilizados para transportar a los trabajadores, equipos de protección individual que se han entregado a los jornaleros (mascarillas y guantes), uso de geles desinfectantes… Y en este sentido los empresarios agrícolas recuerdan que han sido uno de los pocos sectores que han debido hacer frente a estos gastos con recursos propios. “Ni gratuitos ni con subvenciones”, dicen.

El sector en la Región sufre la incomodidad de las inspecciones; pero por otra parte se regocija de que los técnicos a la orden de Trabajo –“de esta ministra indeseable”, señalan- no aprecien conductas delictivas: “Si hay alguna irregulardad, somos los primeros interesados en que se persiga, porque ésa no es la generalidad de la agricultura", declaraba Miguel Padilla, presidente regional de Coag al inicio de la campaña. Y así lo subrayan también desde Proexport.

También exigirá alguna rectificación el presidente de los productores y exportadores -Proexport-, Juan Marín, quién hace ahora un mes reclamaba a la ministra “una rectificación muy rápida, pues sus palabras suponen un gran descrédito para el sector” que en la Región emplea en torno a los 95.000 trabajadores y aporta en su conjunto -industria agroalimentaria incluida-, por encima del 20% del PIB regional.

“Este sector es honrado, y si hay alguno que no lo es, ¡pues a la cárcel!, pero ya basta de hacernos daño”, subrayan.

Informes para las cadenas internacionales de distribución

Las consecuencias de aquellas palabras pronunciadas por Yolanda Díaz el 12 de mayo generaron una fuerte indignación entre los agricultores y sus representantes. Desde que trascendieron, los clientes internacionales se han comunicado con sus proveedores españoles para pedir explicaciones. Incluso desde Proexport se han visto forzados a elaborar informes a las cadenas europeas de distribución para explicar la realidad del agro murciano y español, líder europeo en el sector.

La directriz de la ministra: ¿Presenta el trabajador magulladuras? ¿Está encerrado en el lugar de trabajo? ¿Hay signos visibles que indiquen que no puede abandonar el lugar de trabajo, como alambradas o la presencia de guardianes? sigue causando estupor. “Y quien la haga, que la pague”, concluyen los agricultores.

next