Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

‘REVOLUCIÓN’ EN LA COOPERATIVA

La directiva de Coato quita el poder de firma a su presidente, Hernández Costa

15/09/2020 - 

MURCIA. Lejos de calmarse las aguas, la situación en la cooperativa agraria Coato vuelve a enturbiarse con su presidente, José Luis Hernández Costa, de nuevo en el punto de mira. Ahora ha sido la mayoría de la docena de directivos que forman el Consejo Rector de la cooperativa la que ha decidido retirar los poderes a Hernández Costa. De esta manera, mantendrá la presidencia con un menor apoyo del que ostentaba hasta ahora, pero no podrá ejercer como consejero delegado. Es decir, el órgano de gobierno de la cooperativa será quien tenga por mayoría el poder de firma, una atribución que hasta ahora mantenía el presidente y que le ha granjeado no pocos enemigos sino denuncias en los juzgados de lo Mercantil y otras por la vía penal.

Hace algo más de un año, socios cooperativistas la empresa de Totana se constituyeron en Asociación Nacional de Afectados por las Liquidaciones de Coato Sociedad Cooperativa (Anaco), y presentaron una denuncia contra Hernández Costa por los supuestos delitos de abuso de poder, societario continuado, fraude en subvenciones públicas, falsificación de documentos, malversación de caudales públicos, apropiación indebida de los fondos de los cooperativistas y pertenencia a organización criminal. La denuncia estaba promovida por productores de almendra, que acusaban al presidente de tomar la decisión personal de no comercializar toda la almendra que se había recogido en pasadas campañas, por lo que los agricultores vieron mermados sus ingresos y conculcados sus derechos.

La demanda se extendía también a una quincena de antiguos responsables de los órganos de dirección y a otras sociedades vinculadas a Coato como Oro Líquido, Coaco y Apimed, entre otras.

La causa continúa instruyéndose en el juzgado de Totana y para los próximos días están citados a declarar testigos y denunciados por otras causas.

A esta ‘revolución’ de los almendricultores le siguió otra de los productores de uva. El pasado febrero, una treintena de agricultores se encerró en las dependencias de la cooperativa como medida de presión ante el temor de que sus producciones volvieran a ser comercializadas por debajo del precio de coste.

Ante la promesa del equipo comercial responsable de la sección de uva de mesa de Coato, junto a la dirección de la cooperativa, de que trabajarían de manera coordinada con el objetivo de conseguir los mejores resultados posibles en los precios de venta para la campaña 2020 de este producto, los agricultores aceptaron la tregua que se les ofrecía. Sin embargo, la promesa no llegó a cumplirse y siquiera lograron entrevistarse con el presidente y el consejo rector.

Así, el mes de junio, y a pocas semanas de que comenzara la comercialización de la uva de mesa, estos agricultores decidieron vender sus producciones por sus propios medios, con la certeza de que obtendrán mejores resultados económicos que si volvía a comercializar la cooperativa.

El problema, de nuevo, era el mismo: el responsable del departamento comercial de su producto carece de mando ejecutivo, lo que dificulta y ralentiza la comercialización de la uva de mesa además de que los propios productores se encuentran sin capacidad de decisión sobre su producto, siendo el presidente el único responsable en este aspecto, una responsabilidad que a partir de ahora se verá limitada al haber perdido los poderes.

Hernández Costa fue reelegido presidente de Coato en marzo del pasado año, cuando por primera en la historia de la cooperativa con más de 2.000 socios tuvo que medirse en las urnas contra una candidatura alternativa que encabezaba Domingo Marcelino Pernías.

Noticias relacionadas

next