FÚTBOL 

El Efesé logra la salvación matemática a cinco jornadas del final 

23/04/2023 - 

CARTAGENA. El Fútbol Club Cartagena, con su victoria por 2-1 ante el Sporting de Gijón en el estadio Cartagonova, se mantiene muy vivo en la pelea por acceder a la promoción de ascenso a Primera División y logró, además, algo que queda en segundo plano porque se daba por hecho pero que supone cumplir el primer gran objetivo de los blanquinegros, la consecución matemática de la permanencia en LaLiga SmartBank.

El Efesé, séptimo clasificado, ya está salvado de salir del fútbol profesional cuando faltan cinco jornadas para que concluya el campeonato de Segunda al sumar 56 puntos en 37 partidos disputados y aventajar en 20 al Málaga Club de Fútbol, que como decimoctavo marca la línea del descenso. Esa diferencia podría verse reducida a 17, pero con 15 ya en juego la permanencia es un hecho constatado para el conjunto entrenado por Luis Carrión.

Los de la ciudad portuaria están cerca de llegar a los 60 puntos que obtuvieron en las 42 jornadas del pasado curso, en el que finalizaron en novena posición, a ocho de la promoción y 17 por encima del descenso.

El año anterior, el del retorno a Segunda División, el Efesé sufrió más para acabar salvándose como decimosexto en la tabla con 49 puntos, quedándose tres sobre los puestos de castigo y a 16 de poder pelear por subir.

En esa lucha están inmersos precisamente ahora los de Carrión, que se encuentran a dos puntos del Albacete Balompié, que marca la línea de la promoción y al que visitarán el sábado a las seis y media de la tarde con la intención de adelantarle con un triunfo en el estadio Carlos Belmonte de la capital manchega.

El técnico cartagenerista reconoció que estuvieron "dormidos en la segunda parte" del choque ganado ante el Sporting con los goles de Darío Poveda y Alfredo Ortuño después de que el rival se quedara con un jugador menos en el minuto 18 por la expulsión de Jonathan Varane

"No fue un partido brillante pero lo importante era ganar y lo conseguimos", remarcó el técnico barcelonés, quien también admitió que "hay presión y miedo a ganar y eso tenemos que cambiarlo, pues no debemos tener miedo a nada".

El catalán tuvo que ver el partido desde una cabina situada en la grada por estar sancionado como consecuencia de su expulsión en Málaga. "Lo vi sufriendo y desde ahí parece que cada acción transcurre más lenta", dijo. 

Noticias relacionadas

next