Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

BALONCESTO

El Barça gana la Copa del Rey pasando por encima del Real Madrid en el WiZink Center (73-88)

14/02/2021 - 

MADRID (Efe). El Barça se proclamó campeón de la Copa del Rey tras imponerse por 73-88 al Real Madrid en una final que dominó con claridad desde el inicio. Cory Higgins, con 20 puntos y tres rebotes, fue el MVP del torneo.

Por tercera vez en las últimas cuatro temporadas el Barcelona volvió a arrebatar una Copa del Rey al Real Madrid, aunque en esta ocasión sin apreturas finales ni polémicas arbitrales, porque fue claramente mejor que un rival atenazado y que no pudo acabar con la maldición del anfitrión, que dura ya 19 años.

Los azulgranas, olvidado el susto de su debut ante el Unicaja de Málaga(103-93 en la prórroga después de ir cayendo por 29-9) y sin síntomas de cansancio tras superar en semifinales al Baskonia (77-68), fueron de menos a más en un torneo en el que ya suman 26 títulos coperos y amenazan el dominio de su eterno rival, que se queda con 28. El proyecto de Sarunas Jasikevicius ya tiene su primer trofeo en el bolsillo.

Pareció arrancar mejor a la final el equipo de Pablo Laso de la mano de Alberto Abalde, pero esa sensación le duró muy poco porque los azulgranas reaccionaron de inmediato con Nikola Mirotic, quien empezaba a producir en ataque y dio las primeras ventajas a los suyos.

Llegó entonces la desconexión blanca, que le tuvo fuera de juego durante casi cinco minutos, en los que se pasó del 7-4 al 7-18 tras un parcial de 0-14. Los tiros no le entraban y, además, perdían claramente la batalla en el rebote y se veían asfixiados por la defensa de un conjunto catalán dueño y señor del primer acto (11-20).

Con sólo tres canastas de dos puntos en su haber (33%) y un único triple de los siete intentados en esos diez minutos (14%), los actuales campeones de veían obligados a las primeras de cambio a reaccionar, como les ocurrió en semifinales frente al Lenovo Tenerife.

Lo hicieron tímidamente, con un 5-0 de salida en la reanudación, pero ahí quedó su amago de remontada porque, además de jugar con un par de marchas menos, su oponente andaba mucho más fino, con un Higgins en la buena línea de los partidos anteriores, y no permitió acercamientos.

Los de Jasikevicius seguían a lo suyo, cumpliendo con su plan de partido, ante la mala tarde de los artilleros rivales. Laso movió el banquillo en busca de soluciones pero de nada sirvió, porque tras encajar 32 puntos en el segundo cuarto, se llegó al descanso con un claro 31-52 a favor de los visitantes.

Un 2+1 de Higgins en la primera jugada de la segunda parte (31-55 en la máxima diferencia en el choque) agravó la situación para los intereses madridistas, que no encontraban el camino del aro y seguían acumulando errores, en la línea de los dos primeros cuartos.

Al menos su defensa se puso a carburar como acostumbra y a recuperar balones y Sergio Llull empezó a producir y a asistir a un Walter Tavares hasta entonces desaparecido. Al Barça le entraron las dudas al ver que su colchón se quedaba en 16 puntos, pero Álex Abrines, desde el perímetro, devolvió la tranquilidad a su equipo. El exterior barcelonista ha completado una Copa del Rey con ocho triples anotados de ocho intentados.

Llegaron en ese momento precisamente dos triples seguidos de Llull y Causeur que apretaron algo la final (50-63 en el minuto 28). Aún les quedaba mucho camino, pero al menos su actitud atrás era otra, hasta que un esprint final del Barça dejó el choque encarrilado al final del tercer cuarto (50-69 al final del cuarto).

El intercambio de golpes de los últimos diez minutos resultó estéril para un Real Madrid que, aunque minimizó daños desde el triple y llegó a ponerse 11 abajo, no tenía su tarde y acabó cediendo su corona ante un Barça mucho más compacto, que ya amenaza seriamente el dominio blanco en el palmarés del torneo.

Ficha del partido:

Real Madrid, 73 (11+20+19+23): Llull (8), Causeur (5), Abalde (15), Deck (9) y Thompkins (8) -cinco inicial-, Carroll (-), Tyus (-), Laprovittola (-), Tavares (17), Reyes (2), Garuba (-) y Alocén (9).

Barça, 88 (20+32+17+19): Calathes (12), Higgins (20), Hanga (3), Mirotic (12) y Pustovyi (2) -cinco inicial-, Oriola (2), Abrines (8), Davies (10), Westermann (-), Bolmaro (-), Smits (13), y Kuric (6).

Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Carlos Peruga y Antonio Conde. Sin eliminados

Incidencias: Final de la Copa del Rey 2020/2021 disputada a puerta cerrada por la pandemia en el pabellón WiZink Center de Madrid.

Noticias relacionadas

next