Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La ciezana ha actuado en teatro, cortos y ahora también en una serie

De modista a actriz en HBO: Manuela Marín cumple su sueño a los 76 años

1/12/2019 - 

MURCIA. Cuando Manuela Marín era una niña soñaba con ser una de esas elegantes actrices que veía en la pantalla del cine Capitol de Cieza. Pero nunca se imaginó que con 76 años de edad y después de toda una vida dedicada a la costura, iba a actuar en obras de teatro, en cortos de cine, en una serie de HBO y hasta de figurante en la última entrega de Terminator.

La actriz todavía recuerda cuando montaba obras de teatro con las demás niñas del barrio, utilizando una tela blanca a modo de telón y colocando sillas para que las vecinas pudieran verlas actuar. Con el dinero que sacaban con aquellas representaciones infantiles, Manuela podía volver al cine Capitol, donde recuerda perfectamente el estreno de Lo que el viento se llevó. “Le debo mucho al cine, incluso para aprender a expresarme bien. Yo me fijaba mucho en cómo hablaban y en cómo se comportaban las actrices en las películas. Por aquel entonces, la cultura no estaba al alcance de todo el mundo y yo con diez años ya estaba fuera del colegio”, explica.

Manuela se puso a trabajar en una fábrica textil con sólo 14 años, pero eso no fue motivo para que dejara de soñar. “La máquina de coser era mi válvula de escape, me hacía soñar y me ponía a imaginar historias con los trajes maravillosos que estaba cosiendo, porque realmente hacía unos vestidos preciosos. Me veía hasta en la alfombra roja”, dice esta ciezana llena de vitalidad, que por aquel entonces se levantaba de madrugada para dibujar las ideas para los patrones que se le ocurrían de repente.

El teatro llegó con la jubilación, hace unos años, cuando se metió en un grupo teatral amateur. “Cuando me aceptaron, me iluminé, qué alegría fue para mí”, cuenta. Y ahí fue cuando comenzó su carrera de actriz. Además, un joven realizador, Fran Saorín, se fijó en ella para que protagonizase el corto Yo sí recuerdo, sobre el Alzheimer. “Fue mi trampolín”, asegura.

Figurante en 'Terminator'

Otro día, “paseando con mi marido por Murcia, vimos una cola larguísima de chicos jóvenes frente al hotel Siete Coronas. Pregunté y me dijeron que era un casting para el rodaje de algunas escenas de Terminator en Murcia. Me dije: ¡Ésta es la mía! Mi marido se quedó abajo esperando. Salió una chica y dijo ‘tú para dentro’. Aquello fue toda una aventura”. Hay que decir que en el momento en el que se hizo esta entrevista, Manuela aún no había ido a ver cómo Sarah Connor salvaba al mundo de los cyborgs, pero hay quien nos dice que se la puede ver perfectamente en el filme, que ya es mucho pedir si sales de figurante en una superproducción de Hollywood.

 Y la cosa fue a más, porque posteriormente la directora y guionista de cine ciezana Manuela Burló Moreno la vió interpretando un monólogo de Las uvas de la ira en el Capitol -el mismo escenario en el que había visto tantas películas de niña-. “Debió gustarle mi actuación porque me llamó a la semana siguiente para ofrecerme un pequeño papel en una serie que están grabando para HBO. Me puse a saltar de alegría, se había cumplido el sueño de mi vida”, dice Manuela Marín.

“Me llevaron a Madrid, a un hotel, del que me recogían en coche. Aquello fue maravilloso. Con tanta cámara y con un equipo estupendo. Tengo un pequeño papel en el segundo episodio y estuve rodando dos días en un piso precioso que alquilaron. Ver tanta gente trabajando, me hizo soñar de verdad”, cuenta todavía emocionada, pero con mucha cautela porque “he firmado un contrato”.

Aunque Manuela es muy prudente, Efe ya publicó hace unos meses que la ciezana Manuela Burló Moreno dirigía para HBO la serie cómica Por H o por B, producida por The Mediapro Studio, que surgió gracias a la viralidad de su corto Pipas (2013) y donde el madrileño barrio de Malasaña es un personaje más. En el reparto figura, entre otros, el actor Brays Efe, quien se ha hecho muy popular por su papel de Paquita Salas.

Después de aquella aventura, a Manuela todavía le quedaba otro rodaje, el del corto Nido, dirigido por María Cánovas en el pueblo de esta joven cineasta, Santomera. “Todos los vecinos se volcaron con nosotros: Fue también una experiencia preciosa”.

“Estoy contentísima y mi familia también”, afirma Manuela Marín, quien aconseja a todas las personas mayores que “no se queden en casa, porque hay todo un mundo por descubrir y en la vida queda mucho por hacer”. Ella, por lo pronto, ya tiene algunos proyectos más en mente.

   

Noticias relacionadas

next