Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

intervendrán 19 de junio a primera hora

Cuatro testigos acompañarán a Valcárcel en su declaración del 'caso Desaladora'

26/05/2020 - 

MURCIA. La titular del juzgado de Instrucción número 1 de Murcia, que investiga el 'caso Desaladora de Escombreras', señala, por providencia notificada este martes, la declaración del investigado Ramón Luis Valcárcel el próximo día 19 de junio a las 9’30 horas, según apuntan fuentes judiciales. 

En la misma resolución, de fecha 25 de mayo, cita a cuatro testigos para que comparezcan también a finales de junio. Entre ellos, el que fuera interventor de la Comunidad Autónoma y al entonces presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, José Salvador Fuentes Zorita

El expresidente de la Comunidad y exvicepresidente del Parlamento Europeo prestará declaración como investigado en el caso de la desalinizadora de Escombreras (Cartagena) el 19 de junio. Valcárcel había sido citado con anterioridad para declarar el pasado 16 de marzo, pero la convocatoria fue suspendida pocos días antes en aplicación de las medidas acordadas por la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia (TSJRM) a causa de la situación creada por el coronavirus. El juzgado también tuvo en cuenta, especialmente, que el letrado que defiende a Valcárcel reside en Madrid, zona que entonces estaba considerada de alto riesgo de contagio.

La misma decisión fue adoptada por la instructora con respecto a varios testigos que iban a deponer en esta causa los días 24 y 25 de marzo, entre ellos, el expresidente de la CHS José Salvador Fuentes Zorita. Estas actuaciones judiciales contra Valcárcel fueron emprendidas tras la denuncia presentada en julio de 2019 por la Fiscalía, en la que se indicaba que debido al cargo que ostentaba no era posible que desconociera las actuaciones presuntamente delictivas que se habrían cometido en todo a las obras de construcción de la planta desalinizadora y a su explotación.

Según el Ministerio Fiscal, en una posición asumida por el juzgado de instrucción, esas actuaciones presentarían indicios de la presunta comisión de los delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, fraude y fraude de subvenciones.

Noticias relacionadas

next