Hoy es 19 de julio

primeros trabajos de la conexión murcia-almería

Comienzan las obras del Corredor Mediterráneo en Alcantarilla, que se despide de sus antiguas vías

4/10/2021 - 

MURCIA. Adif Alta Velocidad ha comenzado a ejecutar los primeros trabajos para la conexión Murcia-Almería en alta velocidad, enmarcada a su vez en el desarrollo del Corredor Mediterráneo. En concreto, Alcantarilla ha sido la primera localidad en ver desmontada su línea de cercanías para dar paso a las nuevas vías.

Cabe destacar que la presidenta de Adif Alta Velocidad (Adif AV), María Luisa Domínguez, presentó el pasado mes de agosto el conjunto de obras que permitirán crear esta primera conexión directa por ferrocarril de la historia entre Murcia y Almería, con el claro reto de crear una "potente y moderna red ferroviaria en este sector del arco mediterráneo".

Con una inversión estimada de más de 3.000 millones de euros, se trata de un hito "esencial" para el desarrollo del Corredor Mediterráneo en un ámbito de "gran potencial socioeconómico", ya que ambas capitales estarán conectadas con el resto de la red de alta velocidad de España y, por extensión, con Europa, a través de la red transeuropea TEN-T, según informaron fuentes de Adif en un comunicado.

Así, se conseguirá que la nueva red en este ámbito sea un "símbolo de modernidad, dando un salto cualitativo para situarse a los niveles de las grandes redes de Europa, y convirtiéndose en un nodo internacional de altas prestaciones", según las mismas fuentes.

Por otro lado, persigue dotar al tramo Murcia-Lorca-Pulpí-Águilas de ancho estándar con los más modernos sistemas de seguridad y aumentar la seguridad de los ciudadanos y la explotación ferroviaria mediante la eliminación de pasos a nivel figuran entre los principales objetivos de este ambicioso plan de obras.

Entre Murcia y Pulpí, se creará una plataforma para doble vía en ancho estándar y electrificada, y de allí se bifurcarán las líneas hacia Almería y Águilas, población esta última a la que el tren llegará también en vía de ancho estándar y electrificada, frente a la situación actual en vía única en ancho ibérico sin electrificar.

Interrupción del tráfico

Adif ha llegado a la conclusión de que el modo más ventajoso para aprovechar al máximo los fondos europeos del mecanismo de recuperación y resiliencia (MRR) es "reducir al máximo los plazos de ejecución de las obras y trabajar simultáneamente en varios tramos", por lo que se hace "imprescindible" interrumpir el tráfico ferroviario.

Además, el Administrador destacó que esta reducción de los plazos "beneficiará tanto a la población como al tejido productivo de las zonas afectadas, así como al desarrollo del propio Corredor Mediterráneo, ya que se agilizará y facilitará la puesta en servicio de este tramo esencial para el mismo".

Principales beneficios de las obras

Entre los principales beneficios de las obras destacan la "significativa mejora de las condiciones de capacidad, fiabilidad, eficiencia y confort, al disponer de mejores infraestructuras y la dinamización de la economía". Por extensión, destaca que todos los ciudadanos y el tejido social y económico "se verán beneficiados abriéndose a Europa, con las oportunidades que ello conlleva".

Asimismo, destaca que supondrá "importantes ventajas medioambientales al reducir la contaminación y las emisiones de CO2 provocadas por el tráfico viario y de la tracción diésel en la circulación ferroviaria, tanto de los servicios de Cercanías, como de Media y Larga Distancia".

Además, los usuarios del ferrocarril serán los más beneficiados por esta actuación con un salto cualitativo en los servicios entre Murcia y Alicante, con reducciones de hasta un 30% en los tiempos de viaje, y la conectividad con el resto del Corredor Mediterráneo y la red de alta velocidad: Madrid, Barcelona, Valencia, etc.

La evolución prevista de la demanda en las Cercanías de Murcia-Águilas apunta a 2-3 millones de viajeros anuales una vez que se culmine el proyecto, frente a 1,2 millones de viajeros actuales, según las previsiones de Adif AV.

Las obras permitirán que la línea Murcia-Lorca-Pulpí disponga de vía doble electrificada, de gran capacidad y sin pasos a nivel, frente a la vía única y sin electrificar actual. Estará conectada con Águilas también mediante vía electrificada en ancho estándar, con lo que dispondrá de un servicio de Cercanías de última generación.

Asimismo, se suprimirán pasos a nivel, lo que mejorará la seguridad tanto para los ciudadanos, como para las circulaciones ferroviarias; y, durante las obras, se mantendrá el tráfico de mercancías por ferrocarril, por lo que no se perjudicará al tejido económico de la Región. Igualmente, Adif afirma que garantizará la permeabilidad peatonal y para vehículos durante el desarrollo de las obras.

Las obras por tramos

Con una longitud total de 106,9 kilómetros, las obras se inician con la segunda fase de la integración del ferrocarril en Murcia, desde la estación de Murcia del Carmen y Barriomar; Nonduermas-Sangonera (8,9 km); Sangonera-Totana (24,7 km); Totana-Totana (7 km); Totana-Lorca (13,3 km); Lorca-Pulpí (31,3 km); y Pulpí-Águilas (21,7 km). En estos siete tramos, se construirán 23 viaductos, 9 túneles (4 nuevos y 5 cuya sección se amplía) y 20 estructuras.

Renfe establece un Plan Alternativo de Transporte para garantizar la movilidad de los usuarios durante el periodo de interrupción de la circulación ferroviaria con motivo de las obras programadas por Adif a partir del 1 de octubre.

Noticias relacionadas

next