promoción turística para ser un escenario fílmico

Cartagena apuesta por convertirse en un gran plató para los rodajes de películas

21/11/2021 - 

CARTAGENA. Nadie que conozca un poco el término municipal de Cartagena puede negar que el territorio reúne un sinfín de paisajes, escenarios, rincones tan heterogéneos como atractivos para inmortalizar en forma de instantánea. La naturaleza, la historia, la cultura y la arquitectura son un magnífico plató de rodaje, un escenario idílico para películas, anuncios o turismo cinematográfico. 

La administración considera que no hay tiempo que perder y así lo ha plasmado dentro de su Plan Estratégico de Turismo 2022-2025, en el que ha decidido apostar por el Turismo Cinematográfico, un proyecto sobre el papel todavía pero al que la propia concejala delegada de Turismo, Cristina Pérez, le ve tanto potencial como para poner en marcha una film comission con la que aprovechar todas estas ventajas que da la orografía, la historia y la cultura de la ciudad y su entorno natural. Debe ser éste un instrumento capaz de ofrecer soluciones y ser el vínculo entre las administraciones y las productoras.

La promoción turística para captar rodajes, productos turísticos especializados para conectar el cine y la ciudad o tener un portfolio de potenciales localizaciones para rodajes son algunos de los objetivos que se pretenden con este nueva e ilusionante iniciativa.  

Ciudades como Zaragoza, Valladolid, Valencia, Soria, Segovia, Santiago de Compostela, Salamanca, Navarra, Mallorca, Málaga, Madrid, Carmona, Bilbao y Ávila han avanzado parte de este camino promocional para convertir sus espacios, paisajes, ciudades y fronteras en sets de rodaje. Todas ellas forman parte de la red Spain Film Comission, una asociación sin ánimo de lucro que desde 2001 lidera el posicionamiento del país como destino de rodajes audiovisuales, coordinando los esfuerzos de una amplia red de film comission y film offices distribuidas por toda España.  

De El crucero Baleares (1941) hasta El Año del Descubrimiento, 80 años de rodajes

Desde la película El Crucero Baleares (1941) hasta El año del descubrimiento (2020), casi 80 años de rodajes en la ciudad y su entorno y 32 películas (alguno de ellos documental), han usado a Cartagena como plató de rodaje.

En un entretenidísimo artículo nos cuenta la web regional (www.regmurcia.com) que la ciudad portuaria ha sido testigo de importantes periodos de nuestra historia como la batalla donde el navío nacionalista Baleares fue hundido por la escuadra republicana, hecho reconstruido en la película El crucero Baleares (Enrique del Campo, 1941). La cinta, tras un pase privado en abril de ese año, al parecer debido a su deficiente calidad, fue prohibida y destruidas sus copias por orden de las autoridades.  

Los paisajes de Cabo de Palos, Cartagena, Escombreras, y San Pedro del Pinatar fueron empleados para crear una España exótica que sirviese de escenario a un particular imitación de James Bond en la película de culto Special Mission Lady Chaplin (Alberto de Martino, 1966).

Una versión intrépida del joven Miguel de Cervantes, podemos verla en Cervantes (Vicente Sherman, 1967). Interpretada por los internacionales Horst Buchholz y Gina Lollobrigida, fue rodada en diferentes puntos de España con escenas marítimas en el Mar Menor y Cartagena. En este tono de aventuras estarían también localizadas en la zona algunas de las escenas de La luz del fin del mundo (Kevin Billington, 1971) basada en la conocida obra de Julio Verne.

La Manga y los años 70

Al comienzo de la década de los 70, se ambientan algunas películas en el Mar Menor con fines turísticos tales como La vida sigue igual (Eugenio Martín, 1969), protagonizada por Julio Iglesias y rodado en instalaciones del complejo turístico de La Manga como son el Casino y el emblemático Hotel Entremares

También se estrenarían en esa época otros filmes menos dramáticos como En un lugar de La Manga (Mariano Ozores, 1970) protagonizada por Concha Velasco y Manolo Escobar; Ya no va más (Mariano Ozores, 1988) y Hacienda somos casi todos (Mariano Ozores, 1989). Años después, en el terreno del melodrama tendríamos obras más personales, cercanas al melodrama, como Retrato de mujer con hombre al fondo (Manane Rodríguez, 1997) y Rencor (Miguel Albaladejo, 2002), protagonizada por Lolita Flores.

Son de Mar (Bigas Luna 2001), inspirada en la propia mitología mediterránea, donde el imaginario pueblo costero de Circea es imaginado en diversos puntos del Mar Menor.

La Carta Esférica (Imanol Uribe, 2007) basada en la obra del cartagenero Arturo Pérez Reverte, ambienta la búsqueda de un nuevo tesoro en algún punto entre Cartagena, Murcia y Águilas. Un viaje similar emprende el personaje de Paco Rabal: desde Cartagena a Archena, pasando por Alhama de Murcia en la obra de Antonio Eceiza; Felicidades, Tovarich (1995).

Otras películas rodadas en los últimos años con localizaciones en Cartagena son The Garden of Eden, de John Irvin (2008), La Chispa de la vida (rodada en el Teatro Romano) de Álex de la Iglesia (2011), Taken 3 en 2015 (Olivier Megaton), Nannaku Prematho (2016), Megan Leavy (de Gabriela Cowperthwaite, en 2017), Jesús de Nazareth de Rafale Lara (2019), Me llevarás en ti, de Iván Obando (2019), Therminator: Dark Fate, de Tim Miller (2019) y, por último Adú, de Salvador Calvo (2020) y El año del descubrimiento de Luis López Carrasco (2020).

Noticias relacionadas

next