firma del protocolo

Cartagena apuesta por convertirse en la punta de lanza del hidrógeno verde en Europa

28/07/2021 - 

CARTAGENA. Empresas, administraciones y asociaciones ubicadas en la Región han firmado el protocolo de desarrollo del Hidrógeno Verde para convertir a la Región en un referente de esta energía alternativa. 

Al acto acudía el presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, acompañado por el consejero de Agricultura, Antonio Luengo, la consejera de Empresa, Valle Miguélez, la alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo y la presidenta de la Autoridad Portuaria de Cartagena, Yolanda Muñoz. Junto a ellas, los representantes de las empresas que se han adherido a este protocolo con el que impulsar y desarrollar el hidrógeno verde desde el Valle de Escombreras.

"¿El hidrógeno verde e una moda?, ¿servirá la firma de este protocolo para algo?", se preguntaba en su intervención Antonio Mestre, director de Repsol en Cartagena y presidente de la Asociación de Empresarios del Valle de Escombreras. 

Remarcaba que para salir de la crisis se ha acelerado la transición energética, que "debe ser ecológica, inclusiva y digital, y ¿por qué el hidrógeno verde?", decía Mestre para añadir que es el elemento químico más universal y tiene una energía hasta tres veces superior a otros como puede ser la gasolina y, además, permite almacenar la energía. Las transformaciones de energía a través del hidrógeno son relativamente sencillas, subrayó el director de la refinería de Cartagena, frente a otros competidores. Por último, el hidrógeno verde tiene una huella de carbono cero, por lo que cumple con el objetivo de descarbonización. En definitiva, "se estima que un 25% del gasto energético en el futuro será con hidrógeno, por tanto, debe ser un vector de crecimiento en la Región".

"No es una moda, el hidrógeno ha venido para quedarse, por lo que ahora hay que ver si la Región puede subirse a ese tren" y para que haya futuro y una Región sea líder en el desarrollo de esta tecnología debe tener una serie de características, que a su juicio, sí que reúne: Concentración geográfica de productores, consumidores y habilitadores "lo que se llama un ecosistema de hidrógeno, que genera un clima favorable para desarrollarlo de forma exitosa".

Además, añadía que esto no es un plan de desarrollo que pueda llevarlo a cabo una empresa, "es una relación estrecha de colaboración público-privada. Debe haber alguien que fabrique energía renovable, alguien que lo produzca y alguien que lo consuma, si no, esto no vale de nada".

Europa dicta que hay que priorizar los usos en las industrias que son intensivas en hidrógeno "y aquí tenemos industrias intensivas durante muchos años en el consumo y gestión de hidrógeno, por tanto, los usos industriales son prioritarios, al igual que los usos para movilidad, donde no llega la electrificación". Por tanto, en este ecosistema, hay productores (con una de las fábricas más grandes de hidrógeno).

La producción de hidrógeno a día de hoy no es verde, por lo que se necesita una madurez tecnológica para producir hidrógeno renovable "está en una etapa primaria, por lo que necesitamos esa transición para reducir su huella de carbono. No podemos quedarnos sentados hasta que tengamos uno completamente verde".

Por otro lado añadía Mestre que "si no tenemos empresas, centros tecnológicos, firmas de mantenimiento, innovación, etc…, no podemos hacer nada". "Es importante tener habilitadores como la UPCT, la Autoridad Portuaria. Las autoridades regionales y locales son también imprescindibles, porque en los retos del hidrógeno hay que aclarar todavía el marco regulatorio, además de la inversión económica para investigar las diferentes alternativas".

Noticias relacionadas

next