Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

consecuencias del coronavirus

Año negro para la hostelería: avalancha de cancelaciones de bodas y comuniones

14/03/2020 - 

MURCIA. El sector hostelero de la Región está viviendo uno de sus años más negros. A la conflictividad laboral y las malas expectativas turísticas por el estado del Mar Menor se suma ahora la situación de alerta sanitaria por la epidemia . El temor al contagio y las recomendaciones de las autoridades sanitarias de evitar reuniones de más de cincuenta personas están provocando una oleada de cancelaciones de bodas, comuniones y otros eventos familiares.

Todos los salones de celebraciones y restaurantes consultados por esta redacción han confirmado que en los últimos días han recibido infinidad de llamadas cancelando reservas, la mayoría posponiendo fechas.

Salones como Molina Real en Los Conejos, Mesón La Torre en Puente Tocinos, El Paraíso en Cartagena y el Casino de Murcia, entre otros, apuntan a la pérdidas de miles de servicios y a pérdidas económicas difíciles de cuantificar en su conjunto, pero en cualquier caso, millonarias.

Las mismas fuentes admiten como causa de fuerza mayor las cancelaciones, por lo que no están poniendo ningún impedimento para devolver el importe (señal) de la reserva, sin retenciones ni penalizaciones económicas.

El sector hostelero está aplicando las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias las cuales indican que en un mismo salón no pueden reunirse más de 50 personas. Con este protocolo se intenta evitar aglomeraciones en un mismo salón y posibles contactos entre los clientes. 

Distintos restaurantes de la Región ya han anunciado que prevén recurrir a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE),  para afrontar la crisis económica que les está provocando la rápida expansión del coronavirus. Esta decisión provocará una avalancha de despedidos temporales en el sector, la cual llevará a cientos de personas al paro.

Bodas pospuestas

Varios ayuntamientos de la Región han recibido una serie de llamadas para la prórroga de fechas establecidas en bodas civiles a causa del pánico originado por el Covid-19. No obstante, las bodas que siguen en pie sólo podrán tener 50 invitados y en el caso del ayuntamiento de Murcia, se ha reducido a 25 personas. 


Noticias relacionadas

next