nueva polémica urbanística

Cala del Pino no se toca ¿o sí?: vecinos y oposición exigen que se paralice una posible urbanización

27/08/2021 - 

CARTAGENA. La posibilidad de urbanizar de algunas parcelas en la Cala del Pino, en La Manga, ha levantado un nuevo revuelo a los vecinos de la zona y a algunos partidos políticos. No son pocos los que se han echado las manos a la cabeza ante una opción que parece más que descabellada, por lo que las redes sociales han destapado todo tipo de opiniones al respecto.



Desde Urbanismo del Ayuntamiento de Cartagena explican que la realidad es bien distinta: dentro de la pinada no se puede hacer nada, es espacio libre verde y ahí no se puede construir. "Está protegida", explican con rotundidad fuentes municipales.

Por otro lado, añaden que fuera de la pinada "hay parcelas en las que se podrían construir chalets unifamiliares, nunca edificios. Unas dan al acantilado, en las que no hay árboles, y otras a la carretera". 

Si alguien pide licencia, el Ayuntamiento pide al promotor un estudio de flora y fauna que se manda a la Dirección General de Medio Natural y ellos indican si se debe o no proteger. "Si la Comunidad Autónoma dice que no se puede construir, no damos  licencia", añaden las mismas fuentes que subrayan que "si autorizan, nos dicen qué especies se deben proteger. La Ordenación de Cala del Pino data de 1987 e incluye la pinada, protegida, y parcelas unifamiliares urbanas. Se han solicitado 2 licencias, que no hemos autorizado todavía".


Críticas desde MC y PSOE

El presidente del MC Cartagena, Jesús Giménez Gallo calificaba lo sucedido "el urbanismo del pelotazo" y destacaba que  "ha vuelto con fuerza. La destrucción de la pinada de los Cuatro Picos, en Barrio de la Concepción ha merecido el rechazo social, pero no le ha servido de escarmiento", añade el edil del partido cartagenerista que su próximo objetivo es la Cala del Pino y Monte Blanco. En el primero ya comienzan los movimientos para construir, en el segundo es un edificio público lo que han proyectado. Los únicos dos espacios libres y naturales que quedan en La Manga de Cartagena tienen fecha de caducidad, porque donde pasa Arroyo no crece un palmito".

Recordaba, por otro lado, que Castejón pedía hace dos años que la ley de protección del Mar Menor impidiera construir "y hoy les falta coger la excavadora y la hormigonera. Les hemos pedido una moratoria porque hay herramientas legales y si no lo preparan ya, mañana será tarde".

El PSOE de Cartagena ha pedido también, por su parte, al Ayuntamiento una moratoria en las licencias para construir nuevas edificaciones en el entorno del Mar Menor.

El secretario de área de urbanismo y desarrollo sostenible, Pedro Manuel Díaz, ha pedido al Ayuntamiento que impida toda la presión urbanística sobre la laguna salada y paralice la urbanización de la Cala del Pino de La Manga.

Pedro Manuel Díaz ha afirmado que el Ayuntamiento de Cartagena debe reunirse con los promotores inmobiliarios que han adquirido parcelas en el entorno de la ribera del Mar Menor y negociar permutas de suelo a fin de liberar de presión a la laguna.

“Es imprescindible una moratoria en todas las licencias urbanísticas de la zona. No podemos quejarnos de la situación actual y seguir como si no pasara nada. El Ayuntamiento también tiene que aportar para conseguir el objetivo de todos, no lavarse las manos y dedicarse solo a pedir esfuerzos a los demás. Le exigimos que busque la manera y articule todas las medidas necesarias para que se frene la presión urbanística en el entorno del Mar Menor”, ha remarcado.

El responsable de desarrollo urbanístico ha añadido que “el Ayuntamiento ha de encontrar las fórmulas que permitan liberar al Mar Menor de una presión que ya no puede soportar, porque avanzar en esta escalada urbanística nos puede salir demasiado caro”.

“El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cartagena, haciendo seguidismo del PP de López Miras, piensa que cada metro de Cartagena hay que llenarlo de ladrillo. El equipo de Gobierno ya tuvo cero previsión y cero éxito en salvar el paraje de Cuatro Pinos, porque el medio ambiente y los espacios naturales no son una prioridad para el Partido Popular”, ha declarado Díaz.

En referencia a la Cala del Pino, Pedro Manuel Díaz ha asegurado que la ejecución de las obras de parcelación y posterior edificación conllevaría poner en riesgo uno de los pocos espacios arbolados que quedan en La Manga.

El dirigente socialista ha propuesto que el entorno de la Cala del Pino y la pinada sea protegido y conservado como espacio natural, tomando para ello las medidas necesarias incluyendo si es necesario la permuta con los propietarios o compras puntuales.

Noticias relacionadas

next