Hoy es 18 de mayo y se habla de

Entrevista (i) | Yolanda muñoz, presidenta de la autoridad portuaria de Cartagena

"Barlomar es la apuesta de crecimiento segura para el Puerto y no se le puede decir que no"

13/02/2022 - 

CARTAGENA. Tras cumplir dos años en el cargo como presidenta de la Autoridad Portuaria de Cartagena, Yolanda Muñoz trata de mantener el pulso del organismo que dirige, sin que la pandemia condicione los objetivos claros que tiene establecidos desde su nombramiento allá por diciembre de 2019. En este tiempo ha tenido que lidiar con uno de los periodos más inestables, pero lo hizo con la firme decisión de que la APC sirviera también como palanca generadora de proyección económica para el entorno portuario, pero también para el resto de la Región.

Ahora con Barlomar como el magno proyecto que supondrá un antes y un después en el crecimiento del Puerto de Cartagena, aprieta los dientes para caminar firme hacia una nueva etapa de desarrollo y futuro. En la jerga científica de la ingeniería marítima se le llama 'Barlomar' a la dirección de donde vienen las olas. Para el Puerto, es el nuevo y ambicioso proyecto que se pone en marcha en Cartagena, en el que se invertirán 822 millones de euros y que generará 10.000 puestos de trabajo. La nueva terminal marítima polivalente ocupará 58 hectáreas en el puerto de Escombreras.

-¿Qué ganará el Puerto de Cartagena con Barlomar?

-Futuro. Gana presente y futuro para el Puerto. Tenemos un problema de crecimiento. El valle energético cada vez crece más. Hay inversores, sobre todo con las energías del futuro, hidrógeno, ecofrío, que ya llaman a nuestra puerta y que quieren estar aquí, utilizando los servicios óptimos de calidad y coste. Intentamos cubrir todas las demandas, pero nos las vemos y las deseamos, porque no damos para más. Cartagena puede atender mucho más de tráfico de mercancías, porque de todo lo que pasa por delante del Puerto solo un 1% se queda aquí. A día de hoy perdemos mucha competitividad no solo con el resto de puertos españoles, sino con puertos europeos y del norte de África.

-¿Cuánto está perdiendo Cartagena por la falta de una nueva terminal polivalente de estas características?

-Muchísimo. Con Barlomar, que es una ampliación y crecimiento del Puerto contenido y prudente a medio plazo, hablábamos de un millón de contenedores en nuestras instalaciones, más lo que se puede generar para granel sólido, que sería una gran inversión, y la potenciación de la industria offshore. Si no podemos atenderlos, no seremos el referente del Mediterráneo, se buscarán otro país. Es una cuestión de ámbito nacional. Barlomar es una necesidad imperiosa y urgente. Queremos una ampliación muy justificada, cumpliendo medioambientalmente, que sea intermodal, moderna y eficiente energéticamente. Es una necesidad y el presidente de Puertos del Estado así lo asumió en su última visita.

-¿Hay empresas que han llamado a su puerta para preguntar por la realidad de este proyecto?

-Ya hay desde hace tiempo gente que piensa en invertir. Si no hay de entrada una iniciativa privada que desarrolle esto, no vamos a ningún sitio. Somos el puerto más barato pero también el más rentable, por lo que nos posicionamos en el primer puesto de la parrilla de salida de esta carrera.

-¿Cómo y quién financiará Barlomar?

-El coste estimado son 822 millones de euros. Tiene una inversión pública importante, fondos europeos y una inversión privada, sin ésta última no hay proyecto. Pero recuerdo que el beneficio es evidente y están llamando a la puerta las empresas.

-Aunque sabemos que el aspecto medioambiental será el que mande.

-Pero si todos remamos en la misma dirección, Barlomar podría estar en funcionamiento en un margen de seis u ocho años. Hemos avanzado mucho con el informe del IEO (Instituto Español de Oceanografía) que ya es un análisis que no parte de cero. Es un instituto acreditado que recomienda el Ministerio de Medio Ambiente y determinará cuales son las afecciones y donde hay que actuar. El IEO lleva con este informe casi seis años y en 2020 se tomaron los ensayos de toda la flora y fauna marina, con lo que es un avance al proyecto vital.

-¿La veo convencida de que Barlomar es una apuesta segura?

-¿Cómo vas a decir no al negocio? Y más sabiendo que el Puerto es motor económico de la Región. Sería ir en contra de los intereses de la propia Región de Murcia e incluso de España. Además, he de matizar, que es un proyecto compatible con El Gorguel, que sigue vivo. La APC ha hecho muchos estudios y ensayos con El Gorguel. Seguimos de forma paralela.

-¿Y los empresarios de Cartagena, qué le han transmitido?

-Los empresarios me han hecho saber que Barlomar no es un brindis al sol, es una necesidad real de crecimiento a la que no se le puede decir que no.

Relevancia económica en la Región

-El Puerto de Cartagena representa un 4% del PIB en la Región (un 7% el Valle de Escombreras), según los datos. Además, siempre ha reivindicado como cabeza tractora para la economía regional. ¿Cree capaz de absorber, tanto el Puerto como el Valle de Escombreras, todo el empleo relacionado con el sector industrial, químico y naval?

-Las sinergias que tiene Cartagena y Comarca con las empresas auxiliares que dan cobertura a todo lo que desarrolla el Valle de Escombreras nos ofrece la posibilidad promover la empleabilidad. Creo que, efectivamente, hay capacidad para dar trabajo al sector y desde aquí reivindico más profesionales para alcanzar la demanda de todos los sectores.

-2021 supuso un pequeño receso en el movimiento de mercancías con respecto a los datos de 2020 para el Puerto. ¿Cuáles son los motivos y cuál es su valoración?

-Esa contención a la baja de las mercancías llegó motivada por la parada técnica de Repsol. Recuerdo que dependemos en un 70% de Repsol y si hace una parada durante dos meses, que ha supuesto una gran generación de empleo, no puedes mantener los números. Por tanto, creo que ha sido algo muy circunstancial.

-El Puerto ha dependido en gran medida del tráfico de granel líquido del Valle de Escombreras, pero hemos podido ver que la diversificación desde que usted llegó ha sido más que evidente. ¿Dónde y en qué habrá que poner mayor interés de los tráficos que se potencian?

-Estamos intentando consolidar el tráfico de chatarra. No existe esa atención y captación de este tráfico en muchos puertos. Son empresas regionales como Global Paris y Hermanos Inglés, que exportan a Marruecos o Portugal. El tráfico de aerogeneradores está produciendo un buen volumen de trabajo en estos momentos, por lo que trabajamos en líneas de inversión, para que se consolide por estancia y transporte marítimo en el Puerto. Además, con el GNL (Gas Natural Licuado) somos puerta de Europa. Hemos crecido en un 16% y comenzamos a operar con suministro a buque. La mejora y la ampliación de algunas de nuestras instalaciones repercute positivamente para que los clientes decidan quedarse con nosotros.

-No podemos olvidarnos de la industria Offshore. Las expectativas son muy halagüeñas, pero desconocemos cómo lo están percibiendo las empresas del sector y si hay más contratos en marcha para que las grandes plataformas recalen en el Puerto.

-Hay alguna petición, pero no hay nada cerrado porque todas están en producción debido a que el precio está muy elevado. El sitio de referencia en el Mediterráneo es Cartagena.

-Su plan de acción está en plena ejecución. Se ha invertido 160 millones con un 80% de ejecución. ¿Qué proyectos son los más sobresalientes a día de hoy?

-Pues son muchos y de muy variada índole, pero entre otros, se está terminando de ejecutar la terminal de GNL, que supone una inversión de 9,7 millones de euros. Se está licitando la Terminal Polivalente, con más de 5 millones de euros invertidos. A punto de licitarse el proyecto ciclopeatonal de Cala Cortina-Faro de Navidad. Por otro lado, el vial del Espalmador está para licitar proyecto y obra. En Plaza Mayor se está terminando el proyecto de la fase cuatro y cinco, y en ejecución la fase uno. También estamos en proceso los diferentes accesos a las terminales y en ejecución las obras de la sede de la APC. Por otro lado, el edificio administrativo de Talleres de Santa Lucía está para licitar y el convenio de usos del Espalmador. En Peñarroya se está redactando, coordinado con la consejería de Medio Ambiente, la caracterización de suelos. Y no puedo olvidar los terrenos de la ZAL, ya que estamos contactando con empresas que piden inversión le estamos ofreciendo los terrenos -200 parcelas- cuya compra se cristalizará en abril.

Noticias relacionadas

next